Análisis Tom Clancy’s: The Division

PC PlayStation 4 Xbox One
 

The Division llega al mercado después de años de espera. El título de Ubisoft, desde su primera aparición en el E3 de 2014, captó rápidamente portadas, titulares y sobretodo la expectación del público. Una nueva IP de la compañía gala que nos ofrecía un modelo de juego abierto, todas las vertientes de un RPG aplicadas a un shooter en tercera persona. Se creó ilusión y expectación por partes iguales, aunque con el precedente negativo de Watch_Dogs en la mente de muchos de nosotros. Ahora podrás descubrir en este análisis las virtudes que han conseguido que finalmente, The Division no sea un juguete roto y se alce sin lugar a dudas como uno de los mejores juegos de este presente 2016.

La historia en líneas generales ya la conocemos. Somos The Division, un grupo de soldados de élite que solo presta soporte ante las crisis mundiales más importantes. Después de la propagación de un virus que ha erradicado a gran parte de la ciudad de Nueva York y que ha depositado la ciudad en manos de bandas callejeras, es el momento de actuar en propósito de arreglar esta situación. Para ello empezamos creando nuestro soldado, con un editor de personaje muy flojo, de los más flojos que recordamos. Apenas podemos seleccionar entre el sexo del soldado junto a unas ocho personalizaciones diferentes de cara o peinado e incluir pequeños cambios estéticos en forma de tatuajes, pintura facial o accesorios.

La narrativa del juego es más que convincente en todo momento. A lo largo que vamos completando las diferentes misiones que existen en el mapa, vamos recibiendo información y soporte gráfico que nos ayuda a comprender más sobre el virus, su forma o el origen. La historia se narra además a través de diversos coleccionables que podemos encontrar dispersos por toda la ciudad. Una trama sólida, que se desenvuelve con soltura y que gracias a ello goza de un peso importante en el juego, pues temíamos que por el tipo de juego, esta pudiera pasar a un segundo plano.

TCTD_News_PostLaunchReveal_236582

Concepto

Para el que no conozca The Division vamos a empezar de cero. El título de Ubisoft se puede definir como un RPG de disparos en tercera persona. Nuestro soldado tiene y debe completar misiones, las cuales aportan experiencia que nos servirá para subir de nivel, acceder a mejor material y desbloquear mejoras de personaje. Este sistema de habilidades introduce mejoras significativas respecto a los clásicos del género. Disponemos de tres vertientes de juego, el daño por segundo, la resistencia y la tecnología. La primera de ella nos ayuda a quitar más daño con las armas, la segunda nos aporta más vida y la tercera nos aporta más potencia en las habilidades especiales. Subir una u otra se conseguirá gracias a los atributos de objetos, pues depende de la rareza del mismo nos podrá aportar características especiales sobre uno de estos parámetros.

The-Division-5-1200x675

Pero el desarrollo de personaje no se frena ahí. En Nueva York disponemos de gran cantidad de pisos francos para desbloquear, pero, disponemos en concreto de un centro de operaciones desde que gestionamos todas las operación en The Division. Ese centro tras unas misiones iniciales nos desbloquerá  un ala médica, un ala de seguridad y un ala de energía. Completar misiones del color de dichas alas nos otorgará puntos que podremos utilizar en mejorar esas características de nuestra base, progreso que podremos ver en la misma entrada del refugio. Pues bien, mejorar estos parámetros nos desbloqueará habilidades en nuestro soldado. Mejorar el área médica puede servir para que desbloqueemos en nuestro personaje la habilidad de llevar más botiquines o de curar más con ellos.10574_tom-clancys-the-division-prev

Esta forma de progreso en el juego nos ha parecido un acierto. Supone un cambio respecto a otros títulos del género y nos permite a medida que jugamos misiones, aportarnos el incentivo de mejorar tanto la base de operaciones -con mejora visible en el mismo centro- al tiempo que mejoramos a nuestro personaje.

Mejorar a nuestro soldado será clave para avanzar entre las diferentes misiones. Los enemigos soltarán a su muerte -o más técnicamente dropearán- objetos que podremos equiparnos en función del nivel. Desde la distancia ya podremos saber la rareza del objeto, pues el mismo se representa con una luz de color que se proyecta hacía el cielo. Estos objetos podrán ser vendidos en cualquiera de las tiendas o podrán ser desechos de cara a crear nuevas armas o material. Una de las cuestiones a tener en cuenta será conocer la capacidad de nuestra mochila, pues podremos transportar una cantidad determinada de objetos que variará en función del nivel de la mochila equipada. Los objetos a nivel de personalización no supondrán un cambio importante, para ello existe una sección llamada apariencia en la que dispondremos de otro equipo -el cual también encontraremos por el mapa- y que solo servirá para cambiar la apariencia de nuestro soldado.

Pero la personalización aún no termina pues uno de los mayores alicientes que tendremos para mejorar nuestro personaje, será mejorar las herramientas con las que hace daño, las armas. The Division nos permite modificar gran cantidad de aspectos del arma para colocarle accesorios que la hagan más efectiva. Sin ser un shooter convencional, nos da más libertad de personalización que la mayoría de shooters del mercado. Los accesorios deberemos encontrarlos, comprarlos o fabricarlos, estando igual que el resto de objetos, ordenados por color dependiendo de su rareza.

armathedivision

La variedad de armas disponible en el juego es enorme, contando además con la personalización, es posible que pocos usuarios coincidan en utilizar armas iguales. Además todas ellas tiene características muy fieles a la realidad. Se siente perfectamente el nivel de daño que puedes hacer con una pistola de mano respecto a una ametralladora ligera.

Explorando la ciudad

Ubisoft ha cuidado al milímetro todos los detalles. La ciudad de Nueva York, además de estar bien recreada, ha sido dividida en barrios. Cada barrio está recomendado para usuarios que dispongan de un nivel determinado. Es bien cierto que o hay ninguna limitación para acceder a cualquier zona desde un principio, pero es recomendado no hacerlo. Realmente se siente la diferencia de nivel tanto al alza como a la baja, de forma que de querer realizar misiones o encontrarnos sencillamente con enemigos de más nivel, supondrá posiblemente la muerte del jugador.

En cada uno de los barrios hay una zona segura a desbloquear donde podremos realizar viaje rápido y en el que podremos pedir un informe de situación con tal de situar en el mapa las misiones secundarias y eventos para completar posteriormente. Estas zonas seguras son también un lugar de encuentro con más jugadores, pues fuera de la Zona Oscura, será el único lugar donde encontremos otros usuarios. Si que encontramos civiles en las calles, controlados por la IA, aunque no es posible eliminarlos. Por todo el mapa encontraremos también una gran cantidad de coleccionables, los cuales aparecerán por suerte marcados en el mapa. Si que nos hubiera gustado que hubiera más elementos explorables a la hora de conseguir loot o explorables y que pudiéramos abrir armarios, cajones o buscar en las papeleras, pues le hubiera añadido al juego aún más inmersión.

El mapa de Nueva York nos muestra las diferentes zonas y la gran cantidad de misiones a completar

El mapa de Nueva York nos muestra las diferentes zonas y la gran cantidad de misiones a completar

Cabe remarcar que el mapeado en general además de grande está considerablemente trabajado. No solo las calles serán nuestro camino pues podremos entrar a tiendas e incluso a edificios. Además gran parte de las zonas y calles están interconectadas por pasajes de metro o por las azoteas de los edificios, dando al jugador mucho más espacio del que a priori muestran las simples calles y callejones.

Siempre habrá algo que hacer en The Division. Como bien hemos dicho, cada barrio tiene sus propios eventos y misiones secundarias, además de misiones que servirán para obtener los puntos necesarios para mejorar la ya explicada base de operaciones. Las misiones secundarias son bastante variadas pues nos encontramos situaciones de rescate de rehenes, protección de suministros, apoyo a otras unidades, búsqueda de desaparecidos, entre otras. Uno de los aspectos más positivos es que estas misiones están conectadas y bien hiladas. El jugador no se ve perdido entre los diferentes niveles del personaje, teniendo que repetir las mismas misiones una y otra vez para subir de nivel. Quizás uno de los aspectos que menos me gustó en Destiny fue el hecho de tener que repetir misiones para subir niveles y acceder a zonas superiores. En The Division siempre vamos a tener alguna misión disponible a nuestro nivel o simplemente completar algún objetivo secundario para acceder a ese nivel necesario. No obstante, aunque ya hemos dicho que supone una misión suicida, nada te impide realizar una misión que tenga recomendado un nivel superior al de tu jugador.

the-division-map-hologram

Pero ahí no acaba la gracia, pues las misiones podremos jugarlas y repetirlas en modo cooperativo gracias a la ayuda del matchmaking. Como no ocurre en Destiny, en cada misión o incluso en un piso franco, podemos buscar un grupo que nos ayude a superar la misión que queramos o incluso a completarla en dificultad difícil, la cual nos otorga un plus de experiencia y objetos. Esto aumenta por un lado la diversión, porque podemos decidir completar la campaña con la ayuda de otros usuarios y por otro lado aumenta la rejugabilidad, pues querremos con casi total seguridad volver a completar la misión en esa dificultad para obtener objetos que no haríamos de otra forma. La decisión de como afrontar cada objetivo será solo nuestro, podemos vivir una experiencia solitaria o hacerla en compañía tanto de amigos como de desconocidos en línea. Y si a alguien le preocupa, si, la dificultad más elevada es realmente elevada y hace falta una verdadera planificación de la situación como cierta compenetración en el equipo.

En las últimas semanas se ha hecho referencia a que el juego podía ser escaso en contenido, asegurando algunos usuarios en redes sociales que el título podía durar apenas diez o quince horas. Debo confirmar que esto es totalmente falso, el contenido en The Division da para mucho más que esto, pues apenas en diez horas habíamos logrado alcanzar el nivel diez. Resulta además especialmente difícil ir hasta una misión sin entretenernos en el camino con algún tipo de evento. Además a medida que subes de nivel cuesta más alcanzar el siguiente nivel, pues se requieren exponencialmente más puntos de experiencia. Además el juego no acaba con las misiones pues como después explicaremos la Dark Zone tiene su propio sistema de niveles, por lo que la duración de The Division os podemos asegurar que es cuanto menos extensa.

*Aunque no hemos alcanzado el end-game para la realización del análisis, una vez alcanzado este se desbloquea la posibilidad de jugar las misiones en modo desafío para obtener los mejores objetos del juego.

Jugablemente excelente

Todo lo anteriormente explicado no sería tan reconfortante ante una experiencia jugable negativa. Este no ha sido el caso y Ubisoft nos ofrece un título que ofrece una vertiente jugable de sobresaliente. Empezando por los controles, estos son sencillos e intuitivos a pesar de que tenemos a nuestra disposición una gran gama de comandos. Las direcciones del pad son clave para el uso de granadas u objetos potenciadores, mientras que a los botones de apuntado y disparo se les unen RL,RD,L1,R1 para el uso de habilidades. El acierto con los controles era clave en un juego donde no existe un menú de pausa como tal para evadirnos del espacio tiempo y controlar un buen cambio de armas o la selección de un objeto cuando nuestra vida depende de unos segundos es clave. También destaca el efecto jugable en los enemigos, pues los disparos en piernas puedes ralentizar a los enemigos o impedirles lanzar granadas para que exploten en ellos mismos.

Pero donde verdaderamente destaca The Division es en el sistema de coberturas. Sin miedo al error, el título me ha proporcionado uno de los mejores y más efectivo sistema de cobertura existente. Con la ayuda de X o A nos colocaremos en cobertura en un saliente cercano. Mientras nos movemos por las calles un recuadro traslucido nos indica donde haríamos la cobertura en caso de apretar a dicho botón, lo que resulta muy táctico. Pero lo realmente potente de este sistema es la opción de poder moverte por la cobertura y sus esquinas tan solo siguiendo la dirección con el joystick o la opción de estando en cobertura que puedas “apuntar” a otras coberturas y desplazarte a ellas con tan solo un botón. Bien es cierto que en alguna ocasión algunas coberturas altas, tienen algún error y el jugador no sobresale lo suficiente para apuntar correctamente, aunque esto ocurre en ocasiones más contadas.

Situados en una cobertura, podemos "apuntar" hacía otras zonas cubiertas

Situados en una cobertura, podemos “apuntar” hacía otras zonas cubiertas

Los tiroteos por lo general transcurren de forma muy correcta gracias al notable sistema de coberturas. La nota quizás algo más negativa la representan los enemigos. La IA aunque en ocasiones da señales de inteligencia intentado flanquear tus coberturas, lo cierto es que en muchas ocasiones adolece de esperar una muerte segura y hace movimientos estúpidos. El combate en líneas generales se desarrolla muy rápidamente pues es complicado poder estancarnos en una cobertura, pues aunque la IA no sea muy correcta, algunos enemigos lanzan bombas y otros atacan de cerca a melee, lo que obliga a estar en movimiento. Los disparos en la cabeza afectan más que en el resto del cuerpo y podemos ver el indicador de daño en color rojo.  Un punto negativo en cuanto a jugabilidad en el gunplay reside en que al salir de las coberturas e igual que ocurría en la beta, el juego hace un autoapuntado que puede resultar molesto en según que armas, como con el uso de un rifle francotirador. Los enemigos representan en la ciudad diferentes bandos, pero dentro de cada uno de ellos la variedad de los mismos es realmente escasa y constantemente estamos enfrentándonos a enemigos clónicos.

El HUD está implementado de una forma delicada, útil y nada molesta. De un vistazo podemos ver la información más relevante, desplazando en esta ocasión el nombre de los participantes del grupo a la esquina inferior derecha con tal de que no molesten en pantalla.

La Zona Oscura

Acceder a ella es tan sencillo y peligroso como localizarla en el mapa. Igual que ocurre con los barrios de la ciudad, la Zona Oscura se presenta como un barrio más dividida en diferentes niveles. Pero vayamos por la base, ¿Que es la Dark Zone?, pues la respuesta no es aparentemente sencilla. Es el lugar por excelencia del player vs player, aunque también puede servir lugar donde unir fuerzas entre agentes.

En la Zona Oscura se mezclan enemigos controlados por la máquina y otros usuarios reales. Estos usuarios reales tendrán activo el fuego amigo, por lo que podremos acabar con su vida y convertirnos en renegados. Desde que somos renegados por acabar con la vida de un agente dentro de la zona oscura, seremos hostiles para el resto de soldados que nos visualicen.

Será necesario extraer los objetos en la zona oscura para no perderlos al morir

Será necesario extraer los objetos en la zona oscura para no perderlos al morir

El objetivo de esta zona del mapa es conseguir mejores objetos. No obstante conseguirlos puede ser un reto importante pues aunque recojamos artículos por las calles, los dejaremos caer al morir, de forma que al resto de jugadores les “interesa” acabar con tu vida para obtener lo que hayas podido encontrar. Aunque Ubisoft ha querido dejar abierta la cooperación dentro de este modo entre usuarios desconocidos, lo cierto es que ellos son sabedores que las ganas de conseguir materiales hará que sea un verdadera guerra campal. Llegamos al punto en que nosotros hemos unido fuerzas con usuarios aparentemente amigables para acabar con renegados, pero solo hasta el momento en el que hemos recogido un valioso objeto, pues nuestro “amigo” decide que es mejor decisión acabar con nuestra vida. Aunque no hemos podido disfrutar de este modo junto a amigos reales, lo cierto es que si hemos visto usuarios en grupo colaborando de forma efectiva.

Pero la experiencia vivida fuera de esta zona no se comparte con lo que podemos encontrar dentro. De hecho cabe mencionar que el nivel de jugador que tengamos fuera de la zona se complemente con otro nivel de jugador dentro de la Zona Oscura, de forma que necesitamos subir en ambos niveles para equiparnos objetos que tengan estadísticas mejores o más enfocadas al PVP.

Olvidemos la presentación del E3

Aunque todos hemos sido especialmente críticos con los downgrade que se realizan en la industria cuando se presentan los títulos -pues es nuestro deber como prensa hacer presión en pro de mejorar el producto-, lo cierto es que es ciertamente injusto hacer especial hincapié en este sentido en mi valoración.

10390620199479934976_screenshots_20160308180945_1

Los gráficos no son lo que pudimos ver durante aquella presentación, pero para mover una ciudad del tamaño de Nueva York y hacerlo con una calidad relativamente alta como es el caso, la verdad es que no quedamos disgustados con el resultado. Primero que sería injusto hacer sangre con un aspecto que después de lo visto, no ensombrece al cómputo global y segundo porque tampoco es que podamos decir que el nivel gráfico no esté a la altura, pues está al nivel de cualquier producción de calidad. La bajada de calidad se encuentra en primer lugar en el pobre editor de personajes, en la reducción de algunas texturas y en las cinemáticas, siendo estas últimas mejores en algunos de los últimos juegos de Ubisoft. Pero a los efectos necesarios, los gráficos son suficientemente buenos como para crear en el usuario la apariencia de inmersión en la ciudad. Apuntar que aunque creemos que se arreglará con futuros parches, si que hay ciertos errores gráficos en los que al entrar al menú de personalización el personaje aparece en negro o al volver del menú el juego tarda un par de segundos en mostrar las texturas.

The Division funciona de forma fluida. Este era un aspecto que preocupaba a muchos usuarios que temían que el juego tuviera caídas de frames que pudieran perjudicar la experiencia jugable. Tras muchas horas hemos comprobado que el juego es muy estable y por más enemigos y estrés en pantalla no se registran caídas apreciables. Si que es cierto que aunque se comentó semanas atrás que el juego daría en consolas la opción de primar entre gráficos y fluidez, hemos podido comprobar que esta opción no existe, habiendo solo un estándar de funcionamiento.

La iluminación es uno de los elementos más trabajados por Ubisoft

La iluminación es uno de los elementos más trabajados por Ubisoft

Respecto al apartado sonoro podemos cumplir que este cumple con su cometido aunque sin ser especialmente llamativo en el jugador. Si que resultan más chocantes los errores que experimenta el juego en momentos puntuales donde desaparece el sonido de las armas o del juego general, algo que algunos usuarios han resultado saliendo y entrando al juego y en nuestro caso esperando unos segundos. Es de imaginar que este tipo de problemas serán resueltos también mediante parche.

Conclusión

The División tras muchas horas cumple con creces ser lo que nos habían prometido; un título en tercera persona con grandes elementos de RPG en el que disponemos de una ciudad enorme a nuestra disposición con grandes elementos de personalización y con muchas horas de ocupación, además de poder jugarlo y rejugarlo con amigos o en cooperativo. Juegos como The Division son los que justifican el cambio generacional que hemos vivido en los últimos años con la llegada de las nuevas consolas. El título de Ubisoft atraerá a gran cantidad de jugadores debido a todas las virtudes que atesora, pues ademá de muchas todas ellas engancha al jugador hasta donde él decida explorar.

 *Para la realización de este análisis no hemos alcanzado el end-game, por lo que no podemos apreciar el juego una vez alcanzado el nivel 30.


Positivo

  • Narrativa muy sólida
  • Gran recreación de la ciudad
  • Diversidad de misiones
  • Jugabilidad muy práctica
  • Gran sistema de coberturas
  • Misiones secundarias, eventos aleatorios
  • Personalización de armas
  • Sistema de talentos y habilidades
  • Modo PVP intenso
  • Matchmaking
  • Rejugabilidad

Negativo

  • Fallos en la IA
  • Crashes de sonido
  • Errores gráficos puntuales
  • Poca diversidad de enemigos
  • Desconexión de usuarios elimina progreso
9

Increíble

Política de puntuación

Juan Linares
Director de esta revista. Graduado en Derecho, especialista en Marketing Digital, Community Manager y otras muchas cosas más.