Análisis The Escapists: The Walking Dead

PC PlayStation 4 Xbox One
 

Que The Walking Dead es un rotundo éxito nadie lo puede negar. Ha podido tener  más o menos seguidores en su paso por el mundo del cómic, pero su serie de televisión ha llegado a cotas de renombre totalmente inesperadas. Gracias a los buenos cómics y la serie de televisión,  ha habido ya varios juegos basados en el universo The Walking Dead (las enormes aventuras gráficas de Telltale Games por un lado y otros juegos más mediocres por otro), pero ahora llega la puntilla, un juego de The Walking Dead que sirve como “secuela” o “spin-off” de otro juego, The Escapists. Os contamos lo que nos ha parecido The Escapists: The Walking Dead.

escapist the walking dead xbox one pc

El mundo ha cambiado

Si habéis jugado a The Escapists, ya sabéis lo que hay. En el ámbito gráfico nos encontramos con un verdadero homenaje a la etapa de 8 bits, aunque todo está bastante más pulido. El conocido como pixel-art o retro-pixel (que nosotros llamamos pixelote gordo) hace aquí su aparición, demostrándonos que los gráficos de última generación no lo son todo. En esto los chicos de Team 17 son unos artistas, ya que llevan años haciendo que nos viciemos con los gusanos más famosos del mundo de los videojuegos.

Los escenarios tienen ese aire retro, los personajes también (de hecho, un cuadrado es su cabeza, un rectángulo su cuerpo y unos brazitos se mueven a los lados, no hay mucho más que contar) e incluso los objetos siguen esta premisa. A veces lo sencillo es lo que funciona y todo lo que tenga que ver con el tema gráfico es muy sencillo.

El problema de que todo sea tan simple es que a veces molesta. Las puertas no siempre se diferencian bien y más de una vez nos la daremos contra una pared que está hecha de escombros, porque pensamos que es una entrada. Por otro lado, los textos son difíciles de leer, ya que también están hechos a partir de píxeles y necesitaremos acercarnos a la pantalla para saber bien lo que pone. Son fallos de diseño algo extraños que, curiosamente, no pasaban en el juego original.

the-escapists-the-walking-dead

¿Necesitamos subtítulos para zombies?

Por lo menos todos los textos están en castellano, lo cual se agradece, ya que no existe algo ni remotamente parecido a unos diálogos. Los personajes realmente no hablan, ni siquiera los zombies hacen un sonido característico, pero esto tampoco es grave, ya que no se echa en falta.

Esto es así porque continuamente hay una banda sonora bastante decente. Esta emula alguna de las tonadas de la serie y está bastante bien llevado, a pesar de que se ha hecho con melodías típicas de los ochenta, con pocos tonos, pero muy efectivos. Además, es dinámica, cambiando la música en cuanto un zombie se encuentra con nuestro personaje o con alguno de nuestros aliados.

Respecto a los efectos sonoros, estos están bien. Se usa mucho reciclaje de The Escapists, pero esto tampoco es malo, ya que os sonidos de disparos, golpes con armas, el sonido de cavar, etc, están bastante bien (siempre dentro de las limitaciones al hacer un juego emulando la época de los 8 bits) y consiguen meternos en el juego.

the_escapist_the_walking_dead_1




Haremos lo que haga falta para sobrevivir

La parte más importante de todo es juego es su jugabilidad. En The Escapists: The Walking Dead encontramos el tipo de jugabilidad que se podía encontrar en el juego original. Es decir, nos podemos mover con libertad por un escenario amplio, aunque cerrado. En The Escapists, no había libertad total para moverse, ya que los guardias nos obligaban a cumplir un horario. En cambio en este juego sí que podemos hacer lo que queramos, aunque existen ciertas reglas.

Hay que reunirse con todos tanto al amanecer como al anochecer, para que nuestro personaje, Rick Grimes, dé un sermón inspirador al resto. Luego hay que ir a desayunar todos juntos, para más tarde realizar una de las tareas encomendadas. En el juego de prisiones teníamos el típico trabajo de la cárcel, que debíamos cumplir si queríamos ingresar algo de dinero y no perder la ocupación. En cambio en The Walking Dead, cada día tendremos una tarea diferente. Esto está bien porque así no se hace todo tan repetitivo, lo malo es que no puedes acostumbrarte a estar en un puesto de trabajo concreto, algo vital en el juego original.

the escapists the walking dead

Después de la tarea tenemos casi todo el día para hacer lo que queramos (exceptuando la hora de la comida y la cena). Es aquí donde el juego comienza a flojear. Nos dan misiones concretas para acabar el escenario, por ejemplo, en la granja de Hershel debemos de abrir el granero y acabar con todos los zombies que hay. Bien, para realizar algo tan sencillo, debemos entrenar bastante, armar al resto de personajes de la granja (Glenn, Dale, Maggie, Lori, etc) y tener cabeza a la hora de atacar.

Se debe entrenar bastante porque los zombies son muy duros. De hecho, son demasiado duros. Para acabar con uno en solitario necesitaremos un arma (los puños apenas sirven contra ellos) y bastante suerte. Esto no nos ha parecido justo ya que un solo zombie no debería ser tan peligroso.

videoimageHay que armar al resto de personajes porque la única manera de hacer que los combates sean más sencillos es ir acompañado. Los otros personajes son bastante competentes y casi siempre estarán dispuestos a acompañarnos, pero para poder luchar necesitan un arma que, por supuesto, no se van a buscar ellos solitos. Esto hace que el principal objetivo del juego sea en realidad buscar o crear armas. Se pueden crear objetos en el menú de personaje y muchas combinaciones están sacadas de The Escapists, pero esto hace que haya muchas más combinaciones para crear objetos útiles para escapar (como picos y palas) que armas con las que enfrentarse a los no muertos. Esto es un error garrafal que nos hace pensar que apenas han cambiado el juego.

De esta manera nos encontramos los mismos favores de The Escapists, siendo bastante estúpido que Glenn nos pida una pastilla de jabón que se dejó olvidada en un lugar. En el juego de prisiones tiene bastante sentido, ya que cualquier cosa es útil y conseguir armas está complicado. Pero en el universo de Robert Kirkman, que te pidan una pastilla de jabón es una tontería como una casa.

Al juego le falta aquello que hacía que The Escapists fuera interesante, crear tu propio plan de acción. En el juego original, después de una semana en el juego, te sabías tu trabajo tan bien que tenías tiempo extra para ir al gimnasio o para conseguir algún objeto ilegal que te serviría para escapar. Después de conseguir objetos y hacer favores comenzaba un plan que podía ser tan simple como hacer un túnel bajo la prisión (que podría llevar meses y en cualquier momento nos podrían encontrar) o tan elaborado como crear una rejilla falsa para pasar a un sistema de ventilación que nos llevaría a una azotea en la que nos deberíamos vestir de guardia para poder pasar desapercibido hasta que llegásemos a un camión que salía cada mañana (y este plan también llevaría meses en el juego). Pero en cualquier caso el esfuerzo del plan podía ser hasta bonito.




En The Escapists: The Walking Dead no se tiene esa sensación, ya que las misiones principales son siempre las mismas y la forma de llevarlas a cabo no son muy variables. Le falta ese toque de ingenio que tenía el juego original.

The-Escapists-The-Walking-Dead_3

¿Esto durará para siempre?

Es un juego en el que más que nunca cuenta la habilidad del jugador Un escenario puede durarte 15 minutos o 2 horas, dependiendo de la habilidad y la suerte de cada jugador. Hay un total de cuatro escenarios: la granja de Hershel, la cárcel, Woodbury o Alexandria. No contamos el hospital porque es el tutorial. Los dos últimos escenarios se nos han antojado bastante más difíciles, pero no son insalvables. De hecho, todo el juego es más sencillo que The Escapists, al no existir unos guardias que no se fían de ti (en los primeros escenarios al menos) y al tener unas misiones principales tan claras.

Cabe decir que hay coleccionables, aunque no aportan nada realmente, salvo la oportunidad de explorar y encontrar algún objeto útil. La exploración no está mal. Los escenarios no son enormes, medirán lo mismo que las cárceles del juego original, pero al tener un recinto cerrado más pequeño que el resto del escenario, podemos aventurarnos a la búsqueda de lugares especiales. Buen detalle el de buhonero, un vendedor que aparece en cada escenario entre las doce de la noche y las siete de la mañana. Este nos dejará comprar objetos, pero como no hay guardias, no hay mucho misterio en salir por la noche a buscarle (salvo el hecho de que hay zombies).

CONCLUSIONES

Un juego peor que el original, al que no le pega nada tener la misma jugabilidad que el simulador de cárceles. Con los mismos objetos, que muchas veces no nos servirán. Es cierto que hay cosas nuevas, pero no son suficientes como para que tenga mucho más interés.

Si te gusta The Walking Dead y los juegos complicados, podría hacerte gracia. Si te gustó The Escapists por el ingenio que te hacía usar, este no es tu juego. Han hecho un juego lineal basado en la jugabilidad de un juego que no lo era. Es algo que no tiene mucho sentido, desde nuestro punto de vista.





Positivo

  • El respeto por la obra original
  • Duración variable, aunque no se hace corto

Negativo

  • El sistema de jugabilidad no acaba de pegar
  • Le falta el ingenio del juego original
  • Misiones lineales para un sistema de juego que no lo es, simplemente falla
  • La dificultad, matar a un zombie no debería ser tan difícil
4

Malo

Política de puntuación