Análisis Pentiment: Una joya que, con lo justo y necesario, brilla mucho
Fichas
Noticias
Vídeos

Análisis
ANÁLISIS
Cabecera juego

Análisis Pentiment: Una joya que, con lo justo y necesario, brilla mucho

Sin grandes alardes mecánicos, lo nuevo de Obsidian consigue situarse como una de las grandes propuestas de este 2022

Publicado:
2
  • Plataformas: PC Xbox One Xbox Series X|S
  • Fecha de lanzamiento: 15/11/2022
  • Desarrollador: Obsidian Entertainment
  • Género: RPG
  • Multijugador: No

Si me equivoco ya me corregiréis, pero el anuncio de Pentiment tuvo lugar en el último Xbox & Bethesda Showcase, que tuvo lugar en junio de este año. Desde ese momento, los fans de Obsidian Entertainment, desarrolladores de esta obra que vengo a analizar, sabían que tenían que estar atentos a esta propuesta tan distinta a lo que nos tienen acostumbrados la gente de Obisidian. Sin embargo, si con la oportunidad que tuve de ver el juego en el mes de agosto, sí que me pareció algo puramente centrado en contar una historia y no tanto en exponer unos elementos de juego de rol profundo; tras haberlo jugado es imposible negar que la parte de rol aquí es clave en el desarrollo de la trama, que sí, es la base sobre la que gira el juego.

Obviamente, voy a intentar no profundizar en muchos detalles de la trama porque creo que hacerlo sería fastidiar la experiencia a los demás, ya que Pentiment, lo nuevo de Obsidian y Xbox, tiene en su historia, narrativa y todo lo que rodea a su mundo, su base y es lo que hace que estemos ante de una de las grandes joyas de este 2022. Aun así, por supuesto, aunque intente ser breve; quiero dejaros claro que este es un título prácticamente redondo de principio a fin.

No te hará falta mucho para adentrarte de lleno en Pentiment

Empezando, por así decirlo, por lo jugable, aquí no vamos a encontrar nada que sea extremadamente profundo y complejo. De hecho, si sabes pulsar un par de botones y hacer que el muñeco al que controlas se mueva por los escenarios, ya le tendrás casi tomada la medida a esta propuesta. Teniendo en cuenta que es una aventura narrativa (como definición más resumida) muy centrada en contar su historia, la cual es brillante, ya lo aviso; era de esperar que a nivel mecánico no fuese nada espectacular.

En Pentiment bastará con movernos por unos escenarios en 2.5D (más cerca del 2D que del 3D) e interactuar con ciertos elementos, como otros personajes u objetos con los que se nos permita. El desplazamiento es mínimo, pero abarca todo lo que nos es necesario movernos en el juego, ya sea de lado a lado o de arriba a abajo si hace falta, incluso habrá algún momento en el que habrá que salir corriendo. Luego, las interacciones con nuestro entorno, por ejemplo, a veces nos permiten fijarnos en algunos elementos más concretos de los escenarios, que lo mismo nos sirven para sacar curiosidades y observaciones sobre ese lugar, la época del año o el estado de decadencia en el que se encuentra el poblado de Tassing, el lugar ficticio de la Alta Baviera de la primera mitad del siglo XVI al que nos lleva este juego.

Evidentemente, también se podrá interactuar con ciertos objetos y partes, siendo muchos de ellos bastante importantes para el devenir de la trama de Pentiment. Además de esto, también habrá momentos para algunos minijuegos y puzles que, a decir verdad, son muy sencillos todos ellos, al menos esa es la sensación que me han dado a mí (aunque el propio Josh Sawyer, director del juego, ya lo había avisado). Aun así, todos estos sirven para un propósito mayor que el de complicar las cosas al jugador, porque eso no lo hace, puesto que estos sirven para ofrecer pequeños destellos de variedad y de inmersión que le dan cierta profundidad al gameplay, aunque no sea una locura.

captura 1
Quizás esto no sea un minijuego como tal, pero es el paso previo a uno de ellos, que consiste en romper esos palos.

De hecho, alguno de estos minijuegos son valiosos para ganarnos el favor de algunos personajes, algo que nos irá de lujo para lo que voy a comentar en un rato (vaya, cuando hable un poco sobre su historia). Todo lo poco que tiene en su apartado jugable (que quizás pueda ser un factor negativo para algunos a la hora de jugarlo) se ve compensado por lo bien que está escrito todo y lo bien que están llevados los diálogos, que es sin duda la mecánica principal de la propuesta, ya que es la que nos permite avanzar, de una forma u otra.

En los diálogos y las decisiones es donde está el jugo del juego

Siendo una aventura narrativa es normal que todo gire en torno a las conversaciones con los campesinos, las personalidades religiosas del pueblo y demás. Aquí es donde salen a relucir los elementos de juego de rol, un rol que se inclina a lo que es la interpretación del propio personaje y no a los números en pantalla que nos reflejen el daño que hace un arma sobre un posible enemigo (de esto no hay, vaya). Se podría decir que aquí es cuando las pasadas comparaciones con juegos como Disco Elysium cogen algo de fuerza, aunque sus propios responsables ya mencionaron que títulos como Oxenfree o Night in the Woods habían servido como fuentes de inspiración para su propuesta.

Sin duda, es brillante el cómo se desarrollan los diálogos con los vecinos y como influyen nuestras respuestas y acciones con ellos en el devenir de la aventura y en la percepción que acabarán teniendo de nosotros. Además, en los primeros compases del juego (y más adelante también), mediante algunas conversaciones será cuando podamos definir el origen de nuestro protagonista, el artista Andreas Maler, y su contexto, que variará según la opción que escojamos. Por supuesto, nuestras elecciones ahí serán cruciales a la hora de afrontar ciertos momentos y nos dará la opción de elegir ciertas respuestas en diálogos que vayan acordes a los estudios universitarios que hayamos cursado o a otras características que hayamos elegido para nuestro protagonista.

captura 2 ok
Aquí podemos escoger el origen de Andreas, pero luego habrá más características que podremos definir de nuestro protagonista.

Asesinatos, revueltas e investigaciones encontraréis en su historia

Con todo esto, creo que va siendo hora de presentaros la trama sobre la que gira Pentiment, ya que lo veo totalmente necesario para seguir desgranando ciertos elementos que tendréis que tener en cuenta para poder avanzar. Sin entrar en spoilers, el título de Obsidian nos presenta a Andreas Maler, un viajero y artista que se encuentra realizando su obra maestra en el monasterio de Kiersau, en Tassing; el cual se acaba viendo envuelto en una serie de catastróficas desdichas, o una serie de asesinatos rodeados de mucho misterio, mejor dicho.

El motivo por el que se ve envuelto en todo esto es porque uno de los hermanos del monasterio, y compañero artista y amigo de Andreas, es acusado de haber cometido el crimen que dará a pie a un período en el que tendremos que emplearnos a fondo e investigar a todos los personajes que puedan guardar cierta relación con lo ocurrido. Por toda esta investigación es por lo que los diálogos tienen tanta importancia, al igual que las decisiones que tomemos y las resoluciones a las que lleguemos en nuestras pesquisas, ya que de ellas dependerá que se encuentre al culpable o no, incluso que se castigue a la persona equivocada.

Realmente, el juego te hace sentir más que responsable de todos los pasos que des en tu investigación, estés en lo cierto o no, lo que le aporta un gran peso a su narrativa, ya que es imposible no empatizar y ponerse en el lugar del bueno de Andreas y otros personajes... A decir verdad, no sé qué grado de rejugabilidad y de posibles finales distintos habrá en el juego, pero desde luego puedo decir que penséis bien lo que vais a decidir en los momentos importantes (bueno, y en los que no parecen tan relevantes a simple vista, también). Esto se aplica también a algunas acciones que se supone que debemos hacer en el título, lo digo porque tengo la sensación de que, a través de otras decisiones y "movimientos", he avanzado en el juego saltándome algún puzle, o eso es lo que creo.

captura 3
A veces nos encontramos cosas que parecen muy relevantes para avanzar, pero realmente luego no es tan así, o eso parece.

Con todo esto, tenemos una combinación que nos lleva a una aventura que se extiende durante 25 años en el juego, que están perfectamente diferenciados y nos llevan a momentos históricos que ocurrieron en la realidad y que aquí se integran de forma magistral en la trama y en sus acontecimientos (esto le da un gran peso a la trama y a la serie de crímenes que asolan a Tassing). Todos estos acontecimientos tienen su fondo político, cultural, social y, evidentemente, religioso (lo que hace que, al final, no solo cuente su historia, sino que también nos refleja el cambio social y la lucha de clases de la época y, en concreto, de Tassing); que es un aura que nos rodea durante las prácticamente 20 horas que me ha durado el título.

El tiempo es algo muy preciado

Breve inciso, y pequeño punto negativo, esas casi 20 horas a lo sumo que me ha durado el juego en ningún momento se han hecho pesadas, pero sí que creo que hay ciertos momentos en los que este se alarga un poco. Eso sí, lo ya dicho, dado por su buena escritura y desarrollo de la mayoría de los acontecimientos, no puedo decir que estos pequeños puntos de la historia y del transcurso del juego sean algo que hayan entorpecido mucho mi experiencia. Pentiment sigue siendo brillante, aunque tenga sus cosillas.

Una cosa que es clave a la hora de afrontar nuestras investigaciones y en ciertas acciones que tendremos que llevar a cabo conforme pasen los días, es la gestión del tiempo. Cada día cuenta con sus distintos momentos divididos, en su gran mayoría, por las comidas (momentos que nos permiten conocer más de cerca a alguno de los pueblerinos y averiguar más cosas para nuestras observaciones). Es importante irse a dormir, en el juego (y, de paso, poder soñar, lo que, en ocasiones, nos permite tener un "paréntesis" la mar de curioso), con la sensación de que has avanzado y no has perdido el tiempo para poder afrontar el día siguiente estando más cerca de la verdad. En ocasiones, el avance del tiempo no será tan relevante y será un recurso más de la trama, pero vaya, por lo general sí que es algo más que importante.

captura 4
Con el transcurso del tiempo en el juego esta imagen no tiene mucho que ver, pero se pueden acariciar gatos y perros, que es mucho mejor.

Un juego que luce más aún con un gran apartado artístico

Si hay que destacar algo concreto del apartado gráfico de Pentiment es su estilo artístico, ya que, salvo algunas animaciones, no hay mucho más que se puede destacar como tal. Concretamente, como ya se sabía, este tipo de diseño y de ilustraciones están muy inspirados por los manuscritos conservados del siglo XVI (momento en el que transcurre el juego), por los primeros libros impresos y por xilografías, por ejemplo. Siendo sincero, de primeras no me llamaba especialmente su estilo visual, pero finalmente creo que casa a la perfección con el título en sí. No sabría decir por qué, pero desde luego este no habría sido el mismo con otro enfoque artístico.

Ahora que hablo del estilo artístico del juego, cabe mencionar que Pentiment ya es, en castellano, arrepentimiento y es el nombre de la técnica que tanto parece haber inspirado a Obsidian. Esta técnica consiste en lo que se pinta sobre otras pinturas, lo que se intenta enmendar, vaya. Y esta definición es algo que nos acompaña constantemente en la aventura, ya que todo el misterio que nos rodea parece que se va destapando y tapando al mismo tiempo con el paso del tiempo. Sin duda, como está conectado todo es bastante sublime, puesto que todo parece acabar en un círculo perfecto.

Es decir, la historia del juego está totalmente ligada al arte de la época (algo que descubriréis fácilmente) y ya no solo por las ilustraciones u obras de arte plasmadas en lienzo. Una de las características llamativas a nivel visual que se pueden apreciar son las fuentes que usa el juego (recordad que no hay voces, aunque sí que escucharemos algunos sonidos y algunos cantos), ya que, además de que cada personaje tiene su letra, esta simula el efecto de la tinta en el pergamino, como si estuviesen escribiendo a mano (incluso se podrán ver algunos fallos en la escritura y otros detalles característicos según la persona con la que hablemos). O lo que es lo mismo, podemos ver, en varias ocasiones, la diferencia en los trazos que se hacen al principio de los diálogos y los que se hacen al final. Esto me parece un detalle que demuestra el cariño puesto por sus responsables.

captura 5
En mi caso, elegí una fuente algo más legible para no perderme nada de sus diálogos (que muchas de las que dispone el juego son tan guapas como difíciles de leer). Ah, y sí, el pan es el bien en sí mismo.

Pequeños detalles y una gran banda sonora

Luego, también podría mencionar algunas animaciones, sobre todo en todo lo que son expresiones faciales y pequeños gestos sutiles, como apoyarse en una pared u otros detalles aparentemente insignificantes; que creo que le aportan mucha vida a los personajes. De hecho, gracias a estos pequeños detalles, también podemos apreciar ciertos toques de humor en pequeñas conversaciones o situaciones que, en principio, no venían a cuento.

Por lo demás, creo que, salvo por lo ya comentado, el resto del apartado gráfico cumple con su cometido, pero sin más. No es algo malo, ya que no juzgo que sea más "realista" o no, solo que no creo que haya mucho más que destacar. También es verdad que no se le puede pedir más y su arte, y algunas estampas que deja, ya tiran del carro, pero de sobras.

Por otro lado, su banda sonora es muy representativa del momento en el que nos sitúa el juego, o al menos eso es lo que a mí me ha parecido. De hecho, esta aparece en los momentos más importantes, en los que tiene que aparecer, ya sea para dar más énfasis a algún descubrimiento o dar más emoción a los momentos más duros de la historia. Vaya, por si no lo imagináis, creo que las piezas musicales son sublimes, aunque puede que alguna que otra pista más no le habría hecho daño a su banda sonora. Como breve mención, si bien no hay voces en el juego, sí que hay sonido ambiente y en ciertas acciones, por lo que este cumple como de costumbre en este tipo de propuestas.

captura 6
El juego nos deja imágenes tan artísticas como esta. Estamos ante una obra de arte, hablando del juego, evidentemente.

Por cierto, para aquellos estudiosos, como de costumbre en estos juegos, tenemos una buena manera de mantener ciertos registros y recordar las pistas de nuestras pesquisas, puesto que contamos con un diario que, además de las pistas, nos permite echar un ojo a nuestro origen, repasar lo que sabemos de ciertos personajes, un mapa y un buen glosario (esto es lo que comentaba para los estudiosos). Vaya, este es más que útil para conocer ciertos términos de la época que no tenemos que conocer en un principio. Como digo, todo tiene un cuidado especial en el título.

Conclusión

Pues ya estaría el análisis de lo último de los creadores de Fallout: New Vegas o Pillars of Eternity, un juego que me parece uno de los mejores de este 2022. Yo ya mejor no lo puedo vender, y no es para menos, puesto que me ha encantado adentrarme en Tassing y descubrir su historia y la de sus habitantes. Exacto, porque Pentiment, como si de un libro rico en detalles se tratara (esto tiene más sentido del que parece), no solo va de Andreas Maler, va de todos los habitantes del pueblo, va de la historia oculta y no oculta, y sus giros inesperados, de este y va de los cambios que llegan con el paso del tiempo, aunque algunos se nieguen a reconocerlos.

Como punto negativo, quizás, sí que tengo que reconocer que, conforme se acercaba el final de este, sí que se me estaba haciendo algo más largo, pero por suerte la recta final de Pentiment es, diría, sublime y hace que lo monótono de sus últimas 2/3 horas se diluya bastante. Otra cosilla que mencionaré es algún problema puntual en el que, tras un pantallazo, me sacó de la partida, llegando a sufrir por perder el progreso en ella. Por suerte, todo acabó en un susto y el resto de mi partida, salvo algún problema con el menú del diario, fue como la seda.

Repito, es un título casi redondo y os lo recomiendo encarecidamente, tanto si sois fans de los RPG como de las aventuras narrativas, como si no habéis tocado más de tres juegos en vuestra vida (es un título muy fácil de jugar). Así que, ya sabéis qué hacer mañana, que es cuando sale Pentiment en consolas Xbox y PC (versión analizada), además de en Game Pass.


Pentiment

Analizado en PC

VideoGame
9
Puntuación Areajugones:
Sobresaliente
Valorar este videojuego
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Pentiment es, a pesar de sus escaso y más que sencillo gameplay y sus pocas horas de más, un juego que brilla con luz propia en un año con grandes lanzamientos. Lo nuevo de Obsidian consigue enganchar por su historia y todos sus giros, pero sin olvidar su contexto social, político y religioso; rico en matices y profundidad. Una recomendación obligada para los fans tanto de RPG's como de aventuras narrativas, una joya que no os podéis perder.

Gráficos

Historia

Personajes

Jugabilidad

Banda sonora

Duración

  • Una historia y narrativa que rozan la perfección
  • Un mundo y universo, con todo su contexto histórico, rico en detalles y con grandes personajes
  • Un apartado artístico y sonoro que acompañan a la perfección en esta aventura
  • Los elementos de RPG están muy presentes en el juego y de forma sublime
  • Toques de humor que no rompen el misterio que nos rodea y acompañan muy bien
  • Una trama ligada totalmente con el arte
  • Un juego accesible para todos los públicos
  • Quizás, un par de horas menos no le habrían sentado mal
  • Puzles y minijuegos que, aunque quieran ser así, son demasiado sencillos
  • Algún problema técnico, pero menor
Duración: 15-20 horas
Jugadores: 1
Idiomas: Texto en castellano

Política de puntuación

Redactado por:

Jak and Daxter siempre ha sido una de mis sagas favoritas, luego llegó NieR: Automata y me rompió por dentro. Por suerte, ya estoy recuperado e intento jugar y escribir siempre que puedo.