PlayStation Vita cumple cuatro años en el mercado

PlayStation Vita cumple cuatro años en el mercado
 

PlayStation Vita cumple cuatro años en el mercado, cuatro años que han sabido a poco por un abandono temprano por parte de Sony, que decidió no apostar más por una portátil que no ha logrado atrapar la audiencia que buscaba, que va muy por debajo que PSP y que no ha logrado destacar. Aunque en estos cuatro años nos ha dejado videojuegos muy queridos, nuevas IPs que se han convertido en sagas y una buena dosis de RPG para todos los gustos. Repasamos en este artículo las bondades y los fallos de una consola querida por unos, y odiada por otros. Repasamos PlayStation Vita

Inicio prometedor, desarrollo atropellado, desenlace complicado

Con un inicio claramente prometedor, PlayStation Vita se presentó como la panacea en el mundo de las portátiles. Apostando por la potencia, Sony presentó su nueva portátil tras el relativo éxito de PSP cargando con ella algunas de sus marcas más importantes: Everybody´s Golf, Uncharted: El Abismo de oro o Little Big Planet. Algunos de estos videojuegos llegaron para el lanzamiento y otros se retrasaron. Pero sin duda se veía un claro interés por parte de Sony en lanzar su consola al mercado.

Uncharted El Abismo de Oro

El lanzamiento claramente tuvo un ganador: Uncharted El Abismo de Oro se convirtió en el estandarte de la consola, en lo más bruto gráficamente (quitando quizás a Killzone: Mercenary, aunque están a un nivel muy cercano) y con una jugabilidad que lograba aprovechar algunas de sus conocidas funciones como el panel trasero o la pantalla táctil. Los jugadores confiaron y sus primeros meses fueron buenos, logrando alcanzar en su lanzamiento en Europa a inicios de 2012 alcanzar el millón de unidades vendidas.

Aunque ciertamente esa cifra ya hacía ver que algo estaba fallando. Uno de los errores de la consola ha sido el nulo mantenimiento semanal en Japón, donde empezaba a caer en sus inicios de las 10.000 unidades, y su poca apuesta por Europa y Estados Unidos, que tras sus dos primeros años vio como las compañías occidentales no apostaban por la portátil. Los FIFA aparecían sin mejoras desde el primero (Fifa Football); Formula 1, que sí tuvo una primera entrega en la portátil, no volvió a aparecer. Ubisoft tras Assassin`s Creed III: Liberation no apareció más con desarrollos importantes y Activision solo lanzó un Call of Duty bastante mediocre, problemático y con una campaña desastrosa.

Los problemas se acentuaban mientras nos llegaban obras maestras de Sony como Gravity Rush (con secuela y remasterización anunciadas para PlayStation 4), Soul Sacrifice (con entrega mejorada lanzada sólamente digital un año después) y Freedom Wars. ¿Problema? En Japón vendieron bien (sobre todo los dos últimos), pero en Occidente no. Eran juegos orientales, que aunque bien recibidos en Occidente, no lograron salir del mercado de nicho pese a ser tres juegos sobresalientes, pequeñas obras de arte.

Final Fantasy X Remaster

Square Enix confió desde el inicio para lanzar su recopilatorio de Final Fantasy X y X-2 en la portátil pero luego no ha vuelto a aparecer, salvo en el anuncio de una nueva entrega de SaGa que por desgracia es difícil que veamos en Occidente donde la consola ya está en cifras residuales.

Grandes apuestas por el rol oriental

Sí deberíamos destacar algunas de sus ventajas: la apuesta por el rol oriental. Si hay una consola que ha logrado encandilar a aquellos amantes de lo japonés esa es PlayStation Vita. En ella se han lanzado visual novels que nunca antes hubieran llegado a Occidente, numerosos Dungeon RPG que han llegado por medio de distribuidoras pequeñas y ha recibido entregas de Tales of que aquí se materializó en Tales of Hearts F.

También hemos podido disfrutar de ports como Dragon´s Crown que nada tienen que envidiar a sus versiones de sobremesa en PlayStation 3, y sobre todo, hemos logrado jugar a un RPG que se convirtió en el más importante de la segunda generación de Sony: Persona 4: The Golden llegaba a la portátil haciendo ver al público que era una consola apta para este tipo de juegos.

Otras apuestas como Ragnarok Odyssey o Lost Dimension, e incluso Virtue Last Reward fueron bien recibidas en ventas considerando su pequeño nicho, y muchos jugadores ya la han catalogado como la mejor consola de la generación para jugar a juegos orientales. Además aún quedan cosas por llegar como los nuevos Digimon (estando el primero confirmado para la sobremesa también de la compañía y en distribución digital), Dragon Quest Builders o Dragon Quest Heroes 2, e incluso nuevos Atelier.

Atelier-Shallie-Wilbell-voll-Erslied2

Sin duda alguna PlayStation Vita no es una consola para todos los públicos, pero sí que lo es para aquellos amantes del anime, del rol oriental.

Un futuro que no parece vislumbrar una nueva portátil de Sony

No creo que Sony confíe de momento en otra portátil. Quizás si alguna especie de híbrido que permita jugar a juegos de sobremesa (¿algo estilo PlayStation TV?) y seguir así la estela de algunos rumores basados en NX de Nintendo. Pero no por ello hay que bajar la cabeza.

Sony-Playstation-logo

PlayStation Vita cumple ahora cuatro años en Japón, y la consola tiene grandes juegos en su catálogo. Quizás si eres de aquellos que buscan juegos occidentales como Skyrim, Grand Theft Auto o Mass Effect no salgas muy contento, pero quizás si sea el momento de comprar una si te gusta el rol japonés, las aventuras gráficas o los musou, ya que la consola tiene un gran catálogo en este sentido, y cada vez está a un precio más asequible. E incluso puedes adquirir ya PlayStation TV por sólo 50€ permitiendo jugar a una amplia parte del catálogo.

Felicidades a Sony y su portátil por alcanzar los casi 1200 días en el mercado, y aunque de momento no creamos en una sucesora, esperemos que algún día llegue y nos enseñe que su desarrolladora ha enmendado los errores de ésta. Porque la base la tienen.


Contenido relacionado