Valve se ve obligada a pagar a Australia una multa millonaria

3 millones de dólares que provocarán un replanteamiento de políticas

Valve se ve obligada a pagar a Australia una multa millonaria
 

Valve, la conocida compañía que se encuentra detrás de la plataforma de juegos Steam se enfrenta de nuevo al fuerte brazo de la justicia. Esta vez el epicentro de su litigio se encuentra en Australia. Allí, la ley que rige los derechos del consumidor es muy estricta, y las compañías están obligadas a reembolsar el dinero invertido por los usuarios si estos no quedan conformes y consideran que el material adquirido es fraudulento o está estropeado. Dicha política choca con el planteamiento de Steam, a través del cual la devolución sólo es posible durante un periodo de tiempo predeterminado. Es decir, una vez que el usuario ha superado una franja de horas establecida jugando a un juego, se entiende de forma automática que está conforme con lo que ha comprado y se desactiva la devolución.

valve-logo

Australia no considera que esta política sea la correcta y se han tomado medidas legales contra la compañía detrás de la plataforma. Valve, la compañía del gran Gabe Newell está obligada a pagar la enorme suma de 3 millones de dólares por incumplir los acuerdos australianos. La empresa argumenta que su sede se encuentra en la ciudad americana de Seattle y que, por tanto, las leyes que imperan sobre sus acuerdos de devoluciones son las mismas que aquellas que se rigen en dicha ciudad. Sin embargo, esto no contenta a los ciudadanos australianos y ahora deberán replantearse su política de devoluciones si quieren evitar futuros litigios.


Contenido relacionado