Así es Laser League, el próximo gran candidato a irrumpir en los eSports

En unos días contará con una beta abierta

Así es Laser League, el próximo gran candidato a irrumpir en los eSports
 
 

Hace unos cuantos meses que, durante el pasado E3, el estudio independiente Roll7 anunciaba su colaboración con la editora 505 Games para llevar al mercado una nueva obra titulada Laser League. Desde el primer momento, este nuevo videojuego conseguía traer la atención de numerosos fans que, conocedores de la calidad de anteriores creaciones de Roll7 como OlliOlli, se sentían atraídos por una apuesta totalmente distinta. Para esta ocasión, Roll7 se centra totalmente en ofrecer una experiencia competitiva ambientada en un deporte futurista con láseres, golpes y mucha adrenalina.

A pesar de que hace tan solo unos instantes que se ha hecho público el anuncio de una beta abierta, nosotros ya hemos podido probar durante algunas horas lo que ofrece Laser League gracias a 505 Games. Es por ello que hoy os traemos tanto un artículo comentando nuestras impresiones como un pequeño gameplay con una de las partidas que hemos podido disfrutar. ¿Queréis saber qué nos depara en este videojuego competitivo ambientado en un deporte futurista? Pues acompañadnos en estas impresiones de Laser League.

Menos es más

Roll7 es uno de esos estudios independientes que, con su trabajo a lo largo de los últimos años, ha logrado hacer de su nombre un sinónimo de calidad. Pero no solo eso, sino que esta desarrolladora tiene una peculiar seña de identidad a nivel de diseño, buscando siempre el “menos es más”. Desde que conseguían enamorarme con la entrega original de OlliOlli, he podido reconocer en las obras de esta compañía un patrón muy claro a nivel de diseño: se busca premiar la habilidad partiendo de premisas muy sencillas.

En OlliOlli nos encontrábamos con una obra bidimensional en la que simplemente podíamos saltar, grindar barandillas y hacer diferentes trucos con el movimiento de los joysticks. Y a partir de esto, sus responsables fueron capaces de crear una experiencia profunda y completa, que te daba la mano al principio para ofrecerte retos endemoniadamente difíciles a medida que se avanza. Laser League sigue el mismo patrón de diseño, apostando por la sencillez, pero lo aplica de una manera distinta para encajar mejor en el terreno competitivo.

Las premisas jugables son, si cabe, aún más sencillas. Simplemente tenemos que movernos por el terreno de juego activando láseres y evitando los de nuestros rivales, de forma que nuestro equipo sea el último en quedar en pie. Todos los botones que usamos son un joystick para movernos y un gatillo para activar una determinada habilidad de la que hablaremos más tarde. Con una fórmula tan sencilla, Laser League consigue hacer algo muy importante para un título competitivo: comenzar a jugar es tremendamente sencillo.

Pero no por ello el juego pierde en profundidad, ni mucho menos. En la versión que hemos podido estar disfrutando, Laser League cuenta con varios mapas y, cada uno de ellos, con diferentes patrones para la aparición de los láseres, que se van complicando a medida que transcurre el tiempo. Además, en el terreno de juego aparecen de vez en cuando los llamados Potenciadores, objetos que, cuando un miembro de un equipo los toca, le otorgan una cierta ventaja a este. Todo esto, unido al hecho de que al desaparecer por un borde del campo aparecemos en el contrario, hace que aunque la entrada a Laser League sea sencilla, dominar las mecánicas nos llevará un buen tiempo.

Un toque de estrategia

Laser League es una obra que, aunque requiere de reflejos, no basa las opciones de victoria en esquivar láseres y ser el más rápido del oeste. Para lograr derrotar a los rivales, el título de Roll7 hace obligatorio el uso de varios toques estratégicos que debemos dominar. La mayoría de ellos quedan bastante claros durante las primeras partidas y se centran en el terreno de juego. Por ejemplo, siempre suele resultar importante activar los láseres centrales o más grandes, de forma que podamos dominar una parte mayor del terreno. También se hace imprescindible manejar las situaciones para saber en qué momento esquivar y defender, cuándo tratar de presionar a los rivales, cuál es el mejor momento para tratar de revivir a nuestros compañeros caídos y cuándo debemos salvaguardar las zonas en la que los rivales han caído para evitar que les revivan.

Pero, además de estos elementos del terreno, la obra de Roll7 pone un toque estratégico a los personajes y la forma en la que se confeccionan los equipos. Como hacía entrever más arriba, además de movernos por el mapeado podemos realizar una determinada habilidad que escogemos antes de comenzar la partida y tras las rondas perdidas. Las diferentes habilidades le confieren a los usuarios diferentes roles. Algunas son claramente defensivas y permiten a un jugador revivir fácilmente a sus aliados, otras son ofensivas y nos otorgan la posibilidad de realizar un ataque letal y algunas simplemente otorgan determinadas ventajas de movimiento para controlar mejor el campo.




Y aquí se encuentra uno de los detalles más sorprendentes de Laser League, ya que la profundidad introducida por estas habilidades es la que le confiere al juego la capacidad de atraparnos y tenernos durante horas jugando como locos contra usuarios de todo el mundo. A la hora de decidir una habilidad tendremos que tener en cuenta las que llevan nuestros compañeros para complementarnos, así como el estadio en el que jugaremos pues dependiendo de si las zonas por las que nos movemos son más abiertas o más cerradas, algunas de las habilidades ganan o pierden efectividad.

El importante apartado visual

Por las propias premisas con las que Laser League cuenta, se hace indispensable que el apartado visual de la obra sea bueno. Debido a la velocidad de la obra, el hecho de que con un simple vistazo puedas identificar los láseres propios, los enemigos y a cada uno de los jugadores en el terreno de juego es algo no solo bueno sino necesario. Y por suerte desde Roll7 han bordado este apartado. La ambientación futurista permite que, como veis en las imágenes, los colores neón destaquen del fondo oscuro y puedan diferenciarse bien entre sí.

Más allá de esto, hay pequeños detalles visuales que se han incluido como sistema de progresión de nuestro personaje. A medida que completamos partidas vamos subiendo de nivel y desbloqueando ciertos elementos como nuevos trajes, patrones para los láseres que activamos y demás detalles estéticos.

¿El próximo Rocket League?

En resumen, Laser League es una obra que, aunque he de reconocer que personalmente no me llamaba demasiado la atención, ha conseguido colarse en mi lista de más deseados con tan solo unas horas de juego. Lo nuevo de Roll7 no tiene nada que envidiar a sus anteriores trabajos y, con un registro muy diferente, consigue engancharnos y proponer una fórmula competitiva tan sencilla como adictiva. En definitiva, es tremendamente divertido.

Por supuesto, en el mercado independiente una obra competitiva es una apuesta arriesgada pues su éxito depende de cuánto cale en la comunidad. Pero, si tuviera que apostar por un videojuego de 2017 que pueda llegar como tapado y colarse en el terreno de los eSports, desde luego que ese sería Laser League. Las premisas simples, los componentes estratégicos y el cuidado puesto en cada uno de sus apartados hacen de este videojuego un auténtico diamante en bruto que Roll7 está puliendo con mimo y precisión.

Por supuesto, aún quedan unos meses para su llegada al mercado y la obra aún tiene varios fallos que pulir y elementos que retocar para estar al nivel de los grandes del deporte electrónico. Pero el sabor de boca que ha dejado esta primera experiencia en nosotros es extremadamente bueno. Laser League tiene el potencial para convertirse en un fenómeno dentro de los videojuegos. Y eso ya es un gran éxito. A continuación os dejamos con un gameplay del título en el que se muestra una de nuestras partidas contra la IA en el modo 2v2 en el mapa Empire.





Contenido relacionado