Adicción a los videojuegos: un nuevo trastorno mental acorde con la OMS

El número de casos se mantendría en un 3% de los jugadores activos

adicción a los videojuegos
 

El tópico de la adicción a los videojuegos como un trastorno mental es uno que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha estado evaluando desde hace ya meses. Organismos como La Asociación Española de Videojuegos (AEVI) o la Entertainment Software Association (ESA) habían intentado por activa y por pasiva que esta cambiara su opinión al respecto. No obstante, en las últimas horas ha sido posible conocer que finalmente se ha reconocido la adicción a los videojuegos como un verdadero trastorno mental (vía CBC).

Un hecho muy importante a tener en cuenta al respecto es que la OMS ha dejado claro que pasar muchas horas con los videojuegos no es síntoma de sufrir esta condición. Las pruebas que pueden evidenciar una clara adicción se centran en que los irrefrenables deseos por volver a la consola puedan interponerse en las tareas diarias de los jugadores hasta el punto de dar prioridad a los videojuegos. Es decir, un claro problema lo encontraríamos en un individual que antepusiera sus horas en los videojuegos a sus obligaciones para con su trabajo, afectando negativamente así a un punto vital de la convivencia. Por suerte, la misma OMS vuelve a señalar que los casos de adicción a los videojuegos siguen siendo extremadamente raros, y que tan solo un 3% de los jugadores activos sufriría a día de hoy la tratada condición.

Desde un punto de vista más técnico, al parecer las pruebas científicas realizadas al respecto han sido capaces de demostrar que cuando un jugador toma parte de videojuegos en línea, en ciertos casos se libera una acción cerebral similar tanto en efecto como intensidad a la de los adictos a la droga. Este hecho no desea comparar una situación con otra, sino simplemente mostrar la realidad de que en ciertos casos, la adicción a los videojuegos funciona efectivamente como un trastorno mental que requiere de cuidado por especialistas. Y es que, nuevamente de una forma similar, se cita que posiblemente aquellos que no pueden frenar sus deseos para con las consolas, cuentan con otros problemas psicológicos no cuidados que les impulsan a buscar una vía de escape.

La AEVI discrepa ante la inclusión de los videojuegos como adicción

Pese a la decisión de la OMS, hay quien nuevamente se ha opuesto a ella, y desde el sitio web Ukie se ha emitido un comunicado englobando a distintos organismos del mundo de los videojuegos que juntos instan a la OMS a reconsiderar su última decisión. La inclusión de la adicción a los videojuegos como trastorno mental se presentará oficialmente en la Asamblea Mundial de la Salud para su aprobación durante mayo de 2019. Posteriormente, de aceptarse, pasaría a formar parte de la lista de enfermedades reconocidas a partir del 1 de enero de 2022. La coalición global por los videojuegos encargada del mencionado comunicado espera que sigan alzándose voces alrededor de la comunidad de la industria.

Dado que todavía queda algo de tiempo hasta que se acepte la última postura de la OMS, es posible realizar diversas revisiones que deriven en una decisión final distinta. No obstante, a día de hoy parece ser que la Organización Mundial de la Salud se encuentra cada vez más cerca de incluir la adicción de los videojuegos en la nueva lista de trastornos mentales.


Contenido relacionado