Bob Iger reconoce su error con Star Wars y promete ralentizar el ritmo de estrenos

El CEO de Disney se muestra conservador a pesar de la enorme cantidad de proyectos en desarrollo

Bob Iger reconoce su error con Star Wars y promete ralentizar el ritmo de estrenos
 

Han Solo fue el caso que hizo reventar la maquinaria, pero no el inicio de los problemas. El tropiezo del spin-off en taquilla fue en un primer momento achacado a la escasa promoción llevada a cabo semanas antes, pero en última instancia todos apuntaron a una saturación del calendario. Una película por año, más la llegada de esta última solo 6 meses después de “Star Wars: Los Últimos Jedi”, fue a ojos de los expertos un gran fallo por parte de Disney y Lucasfilm. Sin embargo, parece que las compañías han aprendido del error, y algunas cosas fijadas el pasado 2012 cambiarán de cara a los próximos años.

Si bien los múltiples spin-offs que estaban en desarrollo no han sido cancelados, la prioridad para el futuro será centrarse en la línea principal de películas. Una idea a la que se llegó el pasado mayo, y que ahora respalda el propio Bob Iger, asumiendo responsabilidades. “Tomé la decisión respecto al timing, y mirando atrás ahora creo que cometí un error“, confesaba en una entrevista para THR. “Asumo la responsabilidad; fue demasiada cantidad, demasiado rápido. Podéis esperar alguna ralentización, pero eso no significa que no vayamos a hacer más películas“.

Iger es consciente del golpe económico que ha supuesto el spin-off de Han Solo, pero también conoce la cantidad inmensa de proyectos que siguen en marcha. “J.J. [Abrams] está ocupado haciendo el Episodio IX. Tenemos equipos creativos, incluído el formado por los creadores de Juego de Tronos, Benioff y Weiss, que están desarrollando sagas por sí mismos de las que no hemos especificado nada. Y estamos en en el punto de comenzar a tomar decisiones sobre lo que vendrá después de J.J.”, aseguraba, para a continuación volver a mostrarse conservador. “Pero creo que vamos a ser un poco más cuidadosos con el volumen y el ritmo.”

Rian Johnson será el primero en ver el cambio de deriva en la franquicia

Así pues el universo galáctico seguirá generando películas al mismo ritmo, pero su llegada a las salas de cine será más pausada. Un cambio de estrategia que llega después del enfado de los accionistas, y que no comenzará a dejar señales hasta al menos 2020. Lo que parece asegurado es que Star Wars seguirá regalando su dosis anual de entretenimiento durante muchos, muchos años.


Contenido relacionado