Top 10 mejores animes de 2018

Solo los mejores perduran en la memoria

Top 10 mejores animes de 2018
 

Llegamos una vez más al final del camino. Un viaje que estos 12 meses nos ha regalado risas, llantos, decepciones, y también muchas sorpresas. La industria de la animación vuelve un año más a romper todos los récords, y prueba no solo dentro de sus fronteras, sino especialmente a nivel internacional, que lo que hace tres décadas era un nicho cultural para los weaboos más soñadores, es hoy una moda convertida en fenómeno por la que otras industrias comienzan a interesarse. Y es que tras varios años de tendencia negativa en las islas, el anime parece encontrar su salvación en un mercado internacional que no deja de crecer.

Ya no solo se habla de “Dragon Ball” –especialmente fuerte de nuevo-, “One Piece”, o “My Hero Academia”. El público Occidental cada vez se abre más de miras desprendiéndose de prejuicios, y probando nuevos géneros. El shonen sigue igual de fuerte que siempre, por su puesto, y nuevas franquicias parecen consolidar el éxito de sus padres, pero por fin el shojo, el spokkon, y otros géneros menos comerciales encuentran un hueco fuera de Japón. Este 2018 se han estrenado un total de 186 animes en los que han cabido todo tipo de propuestas, pero como esto es un top de lo mejor del año, hemos de quedarnos solo con lo más excepcional.

Antes de entrar en materia, aclararemos varios puntos importantes que se dan por hecho, pero que no viene mal remarcar de cara a posibles polémicas. La siguiente lista contiene solo las 10 series que a la redacción –subjetivamente- le han parecido mejores. Hay muchos animes, que siendo de gran calidad, se han quedado fuera por fuerza mayor.

Atendiendo a los criterios escogidos, hemos dejado fuera segundas temporadas, y otro tipo de continuaciones, entendiendo que no son animes de este año, sino prolongaciones de estrenos pasados. La ausencia de My Hero Academia, o Ataque a los titanes, nos ayuda a no desvirtuar el top con franquicias muy populares en Occidente.

1 – Violet Evergarden

  • Director/a: Taichi Ishidate
  • Estudio: Kyoto Animation
  • Disponible en: Netflix

Hay muchos motivos por los que estar agradecidos por la existencia de Kyoto Animation a día de hoy, y ciertamente “Violet Evergarden” acabó por consolidarse como otro más de estos, aunque no como ‘simplemente’ uno más. Este 2018 comenzaba pisando fuerte el acelerador de la mano de un anime que incluso con un apartado técnico únicamente describible como soberbio, lograba que aquello que conseguía transmitir se situara a la altura de lo que presentaba al espectador en pantalla.

“Violet Evergarden” contaba no solo con la presencia de Kyoto Animation, un sello de calidad bien seguro hoy en día, sino que también se apoyaba en la figura de Taichi Ishidate. Si por algo se ha caracterizado la trayectoria de ese hasta la fecha, es por haber logrado ser partícipe de algunos animes que, tiempo atrás, se clavaban como puñales en los corazones de los espectadores. Su tiempo dirigiendo episodios en “Clannad”, “Hyouka”, “K-On!!” o “Tamako Market”, entre otros, le curtieron lo suficiente como para conseguir hacer de lo cotidiano un producto único. Esta experiencia ha sido una que ha proyectado en su máxima capacidad en “Violet Evergarden”, un anime que lleva los sentimientos del espectador constantemente al límite.

La dulce Violet Evergarden vive atrapada en el pasado, uno verdaderamente particular. A diferencia de con otras narrativas más habituales, los recuerdos de Violet no se ven más que deambulando en torno a litros de sangre. Su estatus de ‘arma’ militar al verse ‘rescatada’ de la nada por el ejército hacen que se convierta en una mera máquina de matar, inhibida de cualquier tipo de emoción humana. No obstante, la figura del coronel al que sirve se postulará como el único haz de luz en la oscura realidad de Violet. De este modo, una vez finalizada la guerra, no pasará un solo día sin que la protagonista no pueda evitar preguntarse dónde ha ido ese coronel que llegó a ver en ella algo más que un punto de inflexión con respecto a las fuerzas enemigas.

Una animación del máximo nivel hoy en día, una banda sonora que acompaña de forma magnífica y una narrativa que disolverá la endereza del público de mil y una formas hacen de “Violet Evergarden” un anime para ver, disfrutar y jamás olvidar. Si la belleza pudiera tomar forma de anime, muy posiblemente “Violet Evergarden” se encontraría entre sus principales candidatos, y que esto sea solo uno de sus muchos puntos fuertes habla a las mil maravillas de lo que lograron en Kyoto Animation.

2 – Devilman: Crybaby (“DEVILMAN crybaby”)

  • Director/a: Masaaki Yuasa
  • Estudio: Science SARU
  • Disponible en: Netflix

“Devilman: Crybaby” nació en forma de homenaje al clásico “Devilman” de Go Nagai. Netflix metió mano en un campo que cada vez explora con más frecuencia para lograr contar con el talento de Masaaki Yuasa como director, algo que ciertamente ya ofrecía buenos augurios con respecto al producto final que esperaba. De este modo, “Devilman: Crybaby” logró acabar estableciéndose como uno de los mejores animes del presente 2018 debido, en especial, a su singular propuesta.

Lo primero que llama la atención de “Devilman: Crybaby” es, inevitablemente, su clásico estilo. Asimismo, cabe destacar que este logra fundirse de la mejor de las formas con la animación más moderna, algo que en última instancia nos deja con un cóctel visual increíblemente magnético. Por si esto no fuera suficiente, la trama y despliegue de la obra de Science SARU es una que va constantemente a más.

Lo que empieza como la simple historia de un joven de corazón puro que utiliza sus poderes demoníacos con el objetivo de salvar a aquellos que le rodean de las garras del mal, acaba desembocando en un conflicto de increíbles dimensiones. Este, para poca sorpresa, se cobrará las vidas de muchos y causará que los dos principales rostros del anime acaben alcanzando un momento de máximo apogeo que, tras muchos interrogantes, ofrecerá finalmente respuestas.

Puesto de otra forma, “Devilman: Crybaby” apuesta por romper con muchas convenciones de forma constantemente inesperada, lo cual deja al espectador con una recurrente sensación de sorpresa. Los finales felices, las representaciones más directas del bien y el mal, el pasar a la acción del héroe… “Devilman: Crybaby” dice constantemente ‘no’ a muchos elementos que ya todo el mundo acaba esperando en cualquier producto del entretenimiento, y ello consigue que se acabe generando un merecido espacio en la memoria de aquel que disfrute su original historia.

3 – Rascal Does Not Dream of Bunny Girl Senpai (“Seishun Buta Yarou wa Bunny Girl Senpai no Yume wo Minai”)

  • Director/a: Souichi Masui
  • Estudio: CloverWorks
  • Disponible en: Crunchyroll (No España)

Ciertamente “Seishun Buta Yarou” -nos lo permitiréis dado el kilométrico título del anime- debe ser de los mejores animes que peor promoción llegan a hacerse a sí mismo. Tanto el título de este como los tráileres que pudieran verse podían dar a pensar que frente a nosotros se hallaba una obra superficial, sin demasiado peso de ningún elemento en particular y en el que principalmente cobraría importancia lo físico o cuasi sexual. Por suerte, y para una sorpresa increíblemente positiva, “Seishun Buta Yarou” deja todo esto atrás para demostrar que una primera impresión puede no siempre hacer justicia.

Lo que “Seishun Buta Yarou” cocina, en última instancia, es un plato con extractos a “Monogatari” y “The Melancholy of Haruhi Suzumiya” que hacen que el espectador no pueda hacer más que pedir ración tras ración. El campo de la secundaria es una que ha sido ampliamente estudiado -y explotado- por la cultura del anime en este punto, pero ello no quiere decir que ya no quede espacio para añadir nuevas joyas a la colección. En “Seihun Buta Yarou”, todo girará en torno a lo conocido como “Puberty Syndrome”, unos casos paranormales que, uno a uno, afectarán a todos aquellos personajes -femeninos- que rodean a nuestro protagonista -el cual también se ve afectado-.

Como consecuencia de ello hallaremos casos de personas dobles, intercambios corpóreos, ‘loops’ temporales y mucho más que nos dejarán con unas interesantes evoluciones de todos sus personajes -ya sea en ocasiones con cierto toque de humor, la realidad es que “Seishun Buta” trata tópicos peliagudos que pueden hacer que el día a día de un adolescente sea un infierno-.

Teniendo en cuenta los anteriores trabajos que Souchi Masui había dejado con su marca, resulta verdaderamente sorprendente que “Seishun Buta Yarou” atesore una calidad de las dimensiones que luce. Sin la intención de desmerecer el trabajo hasta la fecha del señor Souchi, la realidad es que no había demasiados indicativos que nos hicieran pensar en que pudiera mutar de tal forma hasta dirigir un producto del nivel de “Seishun Buta Yarou”.

Porque lo cierto es que sí, el anime en cuestión es capaz de tratar exploraciones como las expuestas con anterioridad pero, a su vez, tiene la capacidad de mantener el toque ‘travieso’ que tanto caracterizaba de forma similar a “Monogatari”. Lograr un combinado de esta categoría sin que ninguno de los apartados acabe ‘desplomándose’ requiere de conocer al milímetro las necesidades de cada momento para con su desarrollo.

Tampoco puede decirse que esto se haya debido de forma directa al estudio implicado, pues CloverWorks no es que precisamente presente en su catálogo animes con el equilibrio y la calidad de “Seishun Buta Yarou”. En general, este anime representa un enorme salto de calidad para ambos nombres que, con suerte, podremos esperar se mantenga para los futuros proyectos que nos den a conocer.

4- A Place Further than the Universe (“Sora Yorimo Toi Basho”)

  • Director/a: Atsuko Ishizuka
  • Estudio: Madhouse
  • Disponible en: Crunchyroll

No era el anime más esperado, ni consiguió llamar demasiado la atención durante las semanas previas al inicio de la temporada, pero con el paso de las semanas se coló en el corazón de miles de espectadores. Saliéndose por completo de su registro cómico mostrado en “No Game No Life”, Ishizuka estrecha lazos con el siempre soberbio Madhouse para regalar una de las historias más emotivas y verdaderas del año.

Enamorada de lo maravilloso que es el mundo que la rodea, Mari Tamaki siempre ha soñado con lo que está más allá de los confines del universo. Sin embargo, a pesar de albergar en su interior aspiraciones tan grandes, su miedo a lo desconocido, y la ansiedad por sus posibles limitaciones, siempre le han impedido dar el paso. Pero ahora, en su segundo año de secundaria, está más decidida que nunca a no dejar que su juventud se desperdicie. Es entonces cuando se cruza en su vida Shirase Kobuchizawa, una chica que desea viajar a la Antártida, al lugar donde tres años antes su madre desapareció sin dejar rastro.

13 episodios de autodescubrimiento, de aventura, y de crecimiento personal. “A Place Further tan the Universe” no le hace falta grandes escenas de animación, ni elementos fantásticos, ni tan siquiera personajes cliché llamativo. Valiéndose de la fuerza de su guion este anime invita a alejarse del ruido para dejarse llevar por la calma. Es una ventana al mundo de cuatro chicas normales y corrientes, que luchan día a día contra sus problemas de adolescente, y que nunca han dejado de avanzar.

5 – Hisone y Masotan (“Hisone to Maso-tan”)

  • Director/a: Hiroshi Kobayashi
  • Estudio: Bones
  • Disponible en: Netflix

Aunque este año ha estado repleto de historias emotivas, pocas han conseguido transmitir unos sentimientos tan puros y honestos como “Hisone y Masotan”. La presencia de dragones que se transformaban en EVA voladores apuntaba a un shonen más de explosiones. Sin embargo Kobayashi no tardaba en romper esa apariencia planteando una historia de amistad verdadera repleta de lecciones que llevarse, y momentos de contemplación increíblemente bellos.

Hisone Amakasu es una novata en la base situada en Gifu de la Fuerza de Autodefensa Aérea de Japón. Decidió unirse al cuerpo para distanciarse de las personas ya que durante toda su vida le había resultado difícil interactuar con los demás debido a su estilo directo de comunicarse y a sus involuntarias y constantes palabras hirientes. La decisión de Hisone provoca que su vida cambie cuando el “OTF” – Organic Transformed Flyer– oculto dentro de la base la elige para que sea su compañera. Ese suceso oportuno la lleva a descubrir su destino como piloto de dragón durante su ascensión a los cielos. Según la leyenda, se cree que los dragones poseen una llave para desbloquear el futuro del mundo.

Con mencionar a Mari Okada debería ser suficiente para probar que estamos ante un drama de alta calidad. Este año, aunque la directora preparaba su salto a la gran pantalla con la maravillosa “Maquia”, no perdía el tiempo dejando también su sello reconocible en esta serie. Un relato que dibuja los claroscuros de la amistad, lo duro que es la vida, y lo que somos capaces de hacer por aquellas personas que amamos.

6- Hinamatsuri

  • Director/a: Kei Oikawa
  • Estudio: feel.
  • Disponible en: Crunchyroll

2018 no ha sido un año especialmente pródigo en cuanto a comedia, y eso ha permitido que las pocas series encasilladas en la risa tuvieran menos competencia. Sin “KonoSuba” de por medio, otras propuestas más frescas han dado un paso al frente. Sí, es cierto que “Gintama” sigue siendo una máquina de hacer dinero en Japón, y que este año ha regresado para seguir triunfando, pero durante los últimos meses no se ha hablado de otra cosa que la historia de Hina.

Nota: “Asobi Asobase” ha terminado sucumbiendo a “Hinamatsuri” por poca diferencia.

A veces el secreto no está en proponer una historia completamente original, sino en cumplir con todos los requisitos de una buena comedia. Aunque “Hinamatsuri” hace uso de los clichés de forma evidente, y cuenta con reminiscencias a otros animes -hola “Mob Psycho 100”-, con el paso de las semanas supo ir encontrando su propia personalidad. No es una serie de risa fácil como lo pudiera ser “KonoSuba”, es un anime que exige paciencia al espectador durante los primeros episodios, pero que no tarda en llevarte a situaciones absurdas de manera natural.

Basado en el manga original de Masao Otake, este anime necesita tan solo 12 episodios para que te enamores de sus personajes. Una noche, un extraño objeto cae sobre la cabeza de Nitta, un miembro de la yakuza. Dentro de la caja hay una joven extraña llamada Hina. Una chica que posee unos tremendos poderes sobrenaturales, y que se termina convirtiendo en un arma para la mafia. A cambio, ella encuentra en Nitta una familia, peculiar, pero al fin y al cabo una familia.

“Hinamatsuri” cumple con el único objetivo de cualquier comedia; entretener. No persigue dejar una huella imborrable, ni revolucionar el género, pero gracias al ritmo preciso de sus bromas, a lo sorprendente de sus resoluciones, y a la profundidad de sus personajes, logra empacar un producto final sólido que le da un billete directo para estar en esta lista.

7- Banana Fish

  • Director/a: Hiroko Utsumi
  • Estudio: MAPPA
  • Disponible en: Amazon Prime

“Banana Fish” no es una historia de mafias neoyorquinas. Puede que ese sea el contexto, pero “Banana Fish” es una historia de introspección, de aceptación personal y de conocer los propios miedos y debilidades de cada uno. “Banana Fish” es, también, una historia de amistad, de amor quien así lo desee. La presentación de este, no obstante, dista de tradicional concepto al que estamos habituados en el entretinimiento. Y es que un sentimiento fuerte hacia otra persona no tiene por qué implicar simplemente la búsqueda de ‘una media naranja’. La obra de MAPPA, incluso con su interesante trama y difíciles momentos, está aquí para enseñarnos que hay más de una sola forma de la que dos personas pueden ser esencialmente insustituibles la una para la otra.

No sorprende, pues, que para este trabajo se contara con Hiroko Utsumi como directora, encargada también de la mundialmente popular “Free!”. La señora Utsumi ha sabido domar perfectamente las relaciones interpersonales entre adolescentes -o cerca de abandonar este período-, estableciendo unos límites que se mueven siempre sobre la amistad más pura y fuerte que uno pueda imaginar. Asimismo, este juego de emociones se ha visto fortalecido por su presencia en otros productos de categoría en la industria como son “Clannad”, “Hyouka” o “K-On!”. Lógicamente, toda esta experiencia le ha dado margen de sobras para poder plasmar a la perfección en anime el clásico manga de Akimi Yoshida, el cual realizara su debut hace ya más de 30 años -en 1985, específicamente-.

Pero, para conseguir que “Banana Fish” luzca la calidad que ha disfrutado durante sus 24 episodios, es necesaria también la presencia de un estudio experimentado. MAPPA, al cual mencionáramos anteriormente, se ha encargado de lograr que todo cuanto estuviera en los planes de la señora Utsumi acabara viendo la luz de la mejor forma posible. Y es que solo hace falta echar una pequeña mirada al pasado para comprobar que habiendo dejado obras tales que “Zankyou no Terror”, “Yuri!!! on Ice” o “Inuyashiki”, entre muchos otros, poco había que temer con “Banana Fish”. Un respetado estilo clásico de dibujado, la acción entre bandas y mafia que haga del anime uno que tenga un ritmo para mantener al espectador atento y las citadas emociones que alzan el producto hasta muy altos estándares dentro del panorama.

8 – SSSS.Gridman

  • Director/a: Akira Amemiya
  • Estudio: Trigger
  • Disponible en: Crunchyroll (No España)

Con solo “Inferno Cop” a sus espaldas en el rol de director, Akira Amemiya tenía como misión rendir homenaje al clásico live-action “Gridman the Hyper Agent”. Si bien es cierto que el señor Amemiya había disfrutado de cierto periplo por grandes animes como “Kill la Kill” o “Tengen Toppa Gurren Lagann”, había motivos para no tenerlas todas con que fuera capaz de sacar adelante un proyecto de esta categoría. Afortunadamente, tal y como se ha podido disfrutar, “SSSS.Gridman” no ha decepcionado lo más mínimo, y no solo por su atractivo apartado visual, el cual se ve acompañado de emocionantes combates contra ‘Kaiju’ de gigantescas dimensiones.

“SSSS.Gridman” acaba siendo un cóctel que logra sumar todo cuanto pudiera pedirse en un producto aparentemente perfecto para niños pero que, en última instancia, cuenta con mucho para atraer a todas las edades. Sí, los mencionados ‘Kaiju’ y un héroe como manda el canon tradicional -dentro de lo que sería el colectivo de “Ultra Series”-, además de un tema principal pegadizo, hacen que todo el mundo quiera levantar sus brazos y apoyar a Gridman en su lucha contra el mal.

Pero bajo esa capa de efectos especiales se encuentra también una narrativa profunda en la que sus personajes no paran de evolucionar; un protagonista sin recuerdos en camino de conocerse a sí mismo, una antagonista que pasa del todo a la nada en una vía de autodestrucción e incomprensión y unos coprotagonistas que no pueden parar de buscar su propia razón de ser.

No podemos obviar el papel de Trigger en todo esto, uno que el señor Amemiya conocía ya de antaño por obras como la mencionada “Kill la Kill”. El afamado estudio de animación era todo cuanto hacía falta para poner la guinda a un pastel que ciertamente ha logrado dejar un muy buen sabor de boca. Si lo que estáis es en busca de un anime breve a la par que entretenido y que además invite a mostrar preocupación por las motivaciones personales de sus personajes, “SSSS.Gridman” tiene la capacidad de responder con solvencia a todas y cada una de estas peticiones.

9 – MEGALOBOX (“Megalo box”)

  • Director/a: You Moriyama
  • Estudio: TMS Entertainment
  • Disponible en: Crunchyroll (No España)

No estaba a la altura del clásico, pero se quedaba en una posición más que honrada. Con el 50 aniversario del legendario Ashita No Joe dando pie a todo tipo de celebraciones en Japón, TMS Entertainment decidía sorprender recogiendo todo el espíritu de Asao Takamori, y lo traducía en una serie vintage que llegaba en una cápsula del tiempo llena de valiosos tesoros. A “Megalobox” no le costó ni dos semanas convertirse en uno de los estrenos más destacados de la temporada de primavera.

You Moriyama da el salto a la dirección con una elección bastante arriesgada. El objetivo de este anime era básicamente honrar a la obra original de Takamori, y para ello se desprendía de las corrientes y tendencias actuales, diciendo adiós a la alta calidad, y la estética más colorida y limpia contemporánea. Ver “Megalobox” es como viajar tres décadas al pasado, recuperando los diseños, las ambientaciones, e incluso la música de una época dominada por un lenguaje bastante claro. Pero los paralelismos con “Ashita no Joe” no llegan solo a la forma, sino también al contenido.

La historia que propone este anime es una reminiscencia constante al manga original. En una tierra desolada donde la pobreza aguarda en cada esquina, una moto recorre los caminos a toda velocidad dejando tras de sí una nube de polvo. Sobre ella viaja nuestro protagonista, un hombre sin nombre, sin futuro y sin pasado. Lo único que tiene este hombre es su nombre sobre el ring, “Junk Dog”, y se gana la vida amañando combates de Megalobox con su compañero. JD está aburrido, resignado a ser un mero títere sobre la lona, y la frustración eclipsa cualquier atisbo de esperanza de alcanzar los focos algún día

Este año hemos contado con grandes spokkon, slice-of-life, o seinen, pero ninguna otra serie ha mostrado tanta personalidad y arrojo como “Megalobox”. Es posible que si no eres fan de la nostalgia ochentera y noventera, este anime no te absorba, pero eso no impide que la historia de Joe sea una píldora de animación tradicional increíblemente valiosa.

10 – Revue Starlight (“ShoujoKageki Revue Starlight”)

  • Director/a: Tomohiro Furukawa
  • Estudio: Kinema Citrus
  • Disponible en: –

Quizás no ha sido el más popular, pero sí uno de los más diseccionados por los apasionados de la animación. Tomohiro Furukawa hacía realidad el sueño húmedo de muchos animadores plasmando en una serie todas las enseñanzas que el legendario Kunihiko Ikuhara dejó impregnadas en él. Estábamos ante la sucesora espiritual de la noventera “Revolutionary Girl Utena”. Una serie que se alejaba del viaje psicotrópico de “Mawaru Penguindrum”. Un anime que en definitiva echaba mano de unos efectos visuales cautivadores, de una estética muy cuidada, y de una narrativa basada en la exposición, para lucirse en algunas de las escenas mejor animadas de todo el año.

“Revue Starlight” nace de una franquicia japonesa de espectáculos musicales creada el pasado 2017, que Kinema Citrus decidió adaptar a animación tras comprobar su éxito en las islas. El esquema de la serie está basado en el Takarazuka, una variante de teatro japonés en el que todos los papeles son interpretados por mujeres. Las actrices se organizan por parejas formadas por Otokoyaku –las que hacen de hombres-, y Musumeyaku –las que hacen de mujeres-. Por encima de todos ellos la Top Star protagoniza y maneja el ritmo de la función.

Furukawa se vale de esto para lucirse en el apartado de la animación, dejando de lado una historia llena de tropos, agujeros sin sentido, y unos personajes que no pasan de la anécdota. La magia de “Revue Starlight” se encuentra en cómo su apartado visual logra empacar una experiencia realmente original y disfrutable.