Los X-Men no llegarían al Universo Cinematográfico de Marvel hasta al menos 2021

Disney ahora se centrará en integrar organigramas y solucionar contratos

Los X-Men no llegarían al Universo Cinematográfico de Marvel hasta al menos 2021
 

Todo el trabajo realizado durante el último año no ha sido para avanzar en la carrera, sino solo para llegar hasta el punto de partida. Ahora que Disney controla todas las licencias Marvel de Fox, podrá comenzar a planear su integración en el UCM. Pero eso deja fuera de la ecuación cualquier teoría o cábala loca al menos hasta para los próximos dos años.

Con “Los Eternos” y “Viuda Negra” previstas para el próximo año, y “Guardianes de la Galaxia 3” y “Doctor Strange 2” previstas para 2021 o 2022, Kevin Feige estará demasiado ocupado como para pensar en posibles películas de los X-Men o Los Cuatro Fantásticos. Y en esa misma dirección es hacia la que apuntan las fuentes cercanas al estudio, tal y como informa The Hollywood Reporter.

Ahora bien, eso no significa que Marvel no haya comenzado ya ha pensar en el futuro. Hace unos días se reunió con Noah Hawley para consultar el estado de la película de Doctor Doom, mientras que en los meses anteriores ya se ha ido encontrando con otros cineastas relacionados con el antiguo universo mutante. Y es que idear nuevas películas no será lo único que tendrá que hacer la compañía durante los próximos meses.

X-Men Disney Marvel

La saga X-Men se remonta a principios de los 2000, y según las fuentes, hay acuerdos con productores que tendrán que ser revisados, puestos en orden o directamente comprados. Eso incluye tanto a Lauren Shuler Donner como a Simon Kingberg, quienes mantienen una cláusula especial bajo la que Disney se vería obligada a remunerarlos por cualquier película mutante, estén o no involucrados en su desarrollo.

Habrá por tanto que esperar todavía algunos años para ver cómo Marvel integra el paquete de derechos más grande de su historia en un universo que lleva más de una década en lenta y constante evolución. Hay una notable expectación por parte de los fans, pero la realidad será mucho más aburrida y menos sorprendente.