Geodude, el Pokémon tipo roca, es nombrado embajador del turismo en Japón

El diseño de su traje iría orientado a fomentar un encuentro amigable con los turistas

Pokémon Geodude imagen destacada
 

Nintendo logró poner a la comunidad de aficionados patas arriba con la presentación de la próxima gran entrega de una de sus franquicias más aclamadas para Nintendo Switch: Pokémon Espada y Escudo. Sin embargo, los recursos de la compañía no se encontrarían solo invertidos en su consola híbrida, sino que también estaría preparando alguna que otra sorpresa para smarphones como, por ejemplo, la protagonizada por el reciente anuncio del nuevo Pokémon Rumble SP. Y es que la franquicia Pokémon es una tan exitosa que hace ya mucho tiempo que logró traspasar las fronteras del videojuego para convertirse en todo un fenómeno de la cultura Pop; sobre todo si hablamos de japón.

Y, teniendo en cuenta el respeto que guarda el país nipón por sus propios productos culturales, no resulta extraño observar que dediquen un lugar especial para sus figuras más queridas, tal y como ha ocurrido recientemente con el mismísimo Geodude. Así, la prefectura de Iwate, un organismo situado en la isla de Honshu en Japón, habría hecho equipo con The Pokémon Company para nombrar al Pokémon tipo roca como embajador de turismo oficial de la zona (vía Nintendo Life). Una elección que se basó en el significado de los kanjis que conforman la palabra ”Iwate”, los cuales se traducen como ”roca” y ”mano.

Pokémon embajador de turismo

No es la primera vez que un organismo japonés echa la mano al mundo de los videojuegos para elegir una figura que haga las veces de representante, tal y como ocurrió cuando el primer ministro japonés se puso la gorra de Mario para celebrar que Tokyo había sido elegida como la sede de las futuras olimpiadas.

Teniendo en cuenta que Pokémon es una de las franquicias más populares de la historia, no resulta extraño que la prefectura de Iwate haya elegido a Geodude como una figura reconocible a la que acudir en caso de que estemos haciendo turismo. Lo cual se conforma como una situación que muestra la relevancia que los videojuegos poseen incluso fuera del propio medio al que pertenecen.