Análisis NBA Live 19

PlayStation 4 PlayStation 4 Pro Xbox One
 

El pasado año NBA Live 18 supuso el retorno de Electronic Arts a la mejor liga de baloncesto profesional. Con una entrega que pese a sus pegas lograba ofrecer un baloncesto entretenido y sencillo, EA parecía plantar unas bases interesantes a seguir de ese punto en adelante. NBA Live 19, la nueva entrega de la desarrolladora, se monta sobre el impulso del pasado año, aunque no acaba de lograr un impacto diferencial que la catapulte a la parte alta de los videojuegos deportivos.

Pese a ello, posiblemente lo que más llegue a destacar de esta nueva entrega sea tanto un claro refinamiento de la jugabilidad como una mayor profundidad sobre los modos Ultimate Team y The One. NBA Live 19 puede no ser el título de baloncesto perfecto, pero sin lugar a dudas, y al igual que NBA Live 18, es una alternativa notable para los grandes amantes del baloncesto profesional.

El retorno de The One

Como era de esperar, Electronic Arts se aferra un año más a la modalidad ‘The One’ como principal atractivo de NBA Live 19. En dicho modo de juego podemos crear a nuestro propio jugador de baloncesto sobre los moldes que hoy en día marcan la NBA: Guard (Base/Escolta), Forward (Alero/Ala-Pívot) y Center (Pívot). A su vez, cada posición cuenta con diversos arquetipos mediante los que escoger desarrollarnos de una forma u otra, ya sea por ejemplo con un estilo de base más a lo Russell Westbrook o Stephen Curry. La gran novedad de este año, no obstante, se centra en el uso de una especie de ‘Iconos’.

Cuando en NBA Live 19 escojamos nuestra posición y el tipo de jugador que queremos ser, también se nos preguntará por una especie de modelo a seguir que ofrecerá ventajas adicionales. Así pues, en caso de escoger un forward de tipo anotador, tendremos la posibilidad de seleccionar a Vince Carter (entre otros) como nuestro modelo a seguir. De esta forma, la experiencia que acumulemos en los distintos modos de ‘The One’ nos ayudará no solo a ganar puntos de habilidades mediante los que mejorar nuestras capacidades, sino que al mismo tiempo desbloqueará bonificaciones de atributos, packs de bandejas y mates de Vince Carter e incluso atuendos clásicos del jugador. Recordamos, esto se extiende a cada posición y cada tipo de jugador, con diferentes iconos en cada una de las opciones posibles.

Otro contraste notable con respecto a NBA Live 18 es que la entrega de esta ocasión no cuenta con una narrativa marcada. En el título del pasado año una grave lesión nos distanciaba de la NBA, y mediante el baloncesto callejero debíamos abrirnos nuevamente paso a la mejor liga del mundo. NBA Live 19 no presenta contenido a nivel de historia como tal, y simplemente accedemos a las modalidades callejeras como una forma de extender nuestra fama de ‘The One’. Si bien es cierto que este ‘hype’ en los medios y demás nos da a conocer como el posible ‘nuevo elegido’ de la liga, lejos queda aquella pareja que se formara junto a Nick Howard en la anterior entrega. Tildar esto de negativo o positivo realmente queda a gusto de cada jugador.

Una interesante novedad añadida en NBA Live 19 la hallamos en la posibilidad de personalizar nuestra propia cancha de baloncesto. A su vez, a medida que jugamos partidos callejeros, contamos con la posibilidad de reclutar a un amplio abanico de jugadores profesionales. Estos abarcan desde leyendas como Allen Iverson hasta jugadores actuales tales que Ben Simmons, y pasando además por la WNBA. Estrellas del baloncesto femenino como Maya Moore o Candace Parker podrán unirse a nosotros en partidos mixtos, algo que amplía notablemente las posibilidades combinativas de cada jugador.

Volviendo nuevamente a hacer hincapié en la personalización de la cancha, esta tomará gran relevancia debido al modo de juego ‘The Court’. En este, cada jugador tendrá su propia cancha con quintetos personalizados y reglas por tal defenderse de los atacantes. Realmente, esto incorpora una especie de componente de ‘Conquista’, pues a más canchas de otros jugadores dominemos, mejores serán las recompensas que conseguiremos. Los jugadores pueden modificar todo tipo de aspectos, como colores, temas, logos e incluso texto en el parquet, pero lo más interesante deriva de las mencionadas reglas personalizadas. ‘The Court’ cuenta con una gran variedad de reglas únicas que se desbloquean a modo de recompensa por jugar, y en las que hallamos peculiaridades como que los mates valgan cuatro puntos y los triples uno, o que simplemente pueda jugarse a media cancha.

Juego en línea, con The One nuevamente como protagonista

Lógicamente, en NBA Live 19 encontramos la posibilidad de enfrentarnos en partidos rápidos contra otros rivales. También es posible crear una especie de rivalidad con nuestros amigos en el que el ganador se nombrará siendo escogido al mejor de siete partidos. Similarmente, podemos extrapolar la modalidad de partipo rápido en línea para el Ultimate Team, aunque donde verdaderamente brillará el multijugador de NBA Live 19 será mediante los modos que pretenden expandir la experiencia de juego de The One.

Por una parte, contamos con el Live Run, donde podremos juntarnos con jugadores de todo el mundo para cooperar y medirnos cara a cara. En este tipo de sesión contamos tenemos dos opciones: enfrentamientos de tres jugadores contra tres jugadores, o de cinco contra cinco. Gracias al sistema de arquetipos de NBA Live 19, habitualmente seremos emparejados con otros usuarios que se acoplen a nuestras necesidades. Es decir, en el modo tres contra tres estaremos siempre acompañados de un usuario con un pívot y de otro con un base en el caso de que nuestra posición natural sea la de alero.

nba live 19

La segunda modalidad a destacar es la que lleva a cabo Live Events, o lo que es lo mismo, eventos especiales en duración limitada. Para superar estos deberemos unir fuerzas con otros jugadores, y de lograr la victoria obtendremos una recompensa especial. Dichos eventos, como hemos mencionado, no estarán siempre presentes, por lo que tendremos una cuenta atrás que nos indique siempre cuánto tiempo en activo le queda a dicha opción, algo de agradecer en caso de que queramos gestionar nuestra tiempo de la mejor forma posible. En última instancia, cabe destacar que pese a algún que otro ‘tirón’, el juego en línea de NBA Live 19 es lo suficientemente estable como para que los partidos se produzcan sin problemas.

Una jugabilidad refinada, aunque con un filtro a mejorar

Quien jugara a NBA Live 18 sabe perfectamente que pese a que la jugabilidad encaja bien en el molde de ‘arcade’, ciertas animaciones se mostraban excesivamente antinaturales en ocasiones. Los tapones solían ser aquellos que más acusaban dicho efecto, dejando unas acciones que se distanciaban de la espectacularidad para acercarse al campo de lo irreal. Por suerte, NBA Live 19 ha pulido gran parte de estos puntos negativos, pese a que lógicamente sigue habiendo margen de mejora.

En NBA Live 19 los movimientos de los jugadores son un tanto más precisos y refinados. Las interacciones atacante-defensor suelen saldarse con un resultado ‘lógico’, pese a que los tapones siguen siendo el aspecto más frágil. La mejora a comparativa con NBA Live 18 es más que obvia, pero los ‘timings’ de saltos y acción de taponar requieren aún ciertos ajustes. Por otra parte, los dos aspectos que más dificultades pueden causar a los jugadores residen tanto en los robos de balón como en los lanzamientos exteriores.

En cuanto al primer punto, puede ser excesivamente sencillo entrar en algo similar a una racha defensiva que ayuda a encadenar robo tras robo, sobre todo si el jugador que tenemos al frente es el mismo al que continuamente arrebatamos el balón. Cabe destacar que esto puede considerarse como un mal menor, pues la mayoría de veces tiene lugar con jugadores de valoraciones muy bajas y en especial con una media de dribling notablemente reducida (el punto más álgido de esto lo encontramos en el modo Ultimate Team, donde los primeros compases nos hacen enfrentarnos ante conjuntos con jugadores verdaderamente pobres).

El apartado de los tiros exteriores es uno que realmente debería estudiarse a mejorar en siguientes entregas. Generalmente, la mayoría de partidos pueden sucederse con pocos triples intentados, y esto se debe en especial a la gran capacidad de la CPU por seguir a su par y puntear la mayor parte de tiros. Si tenemos en cuenta que la NBA se halla en la época de mayor esplendor del triple, con jugadores de toda clase expandiendo su rango de lanzamiento, parece un tanto contradictorio que en NBA Live 19 la mejor herramienta posible de los jugadores sea aquella de penetrar cuanto más mejor y de aprovechar los tiros alrededor del aro.

En última instancia debemos hacer mención al apartado visual del juego, que ciertamente empieza a quedarse un tanto desfasado. Pese a que la mayoría de jugadores (con ciertas excepciones) aparecen bien representados en NBA Live 19, el nivel técnico del juego necesita un lavado de cara. Si observamos otros títulos de su mismo campo, como PES 19, NBA 2K19 o incluso el misma FIFA 19 de también Electronic Arts (del cual hemos podido observar ya ciertas imágenes), se hace patente que NBA Live 19 se encuentra un paso por detrás del resto.

WNBA, Franquicia y Ultimate Team

La licencia WNBA repite aparición y lo hace una vez más con todos los conjuntos de la liga y sus jugadoras más destacadas. Lo mejor de esta edición, no obstante, es que las jugadoras pueden aparecer también en nuestro equipos callejero, y los mismos usuarios tienen la capacidad de crearse su personaje femenino (con la limitación de que no es posible disfrutar de la WNBA a nivel profesional como sí ocurre con la NBA). Gracias a esto, la WNBA se integra de una forma mucho más natural en el juego y ofrece a los jugadores interesantes variantes a la hora de formar su particular quinteto.

En cuanto al modo franquicia, nos hallamos posiblemente ante la mayor decepción en lo que a modalidades ofrece NBA Live 19. La realidad es que nos encontramos ante una opción de juego sin apenas profundidad, donde las únicas preocupaciones del usuario se hallan en la repartición de puntos de habilidad entre su plantilla así como aspectos de contrataciones, renovaciones, traspasos y rotaciones. Más allá de ello, por ejemplo, no tenemos opción de realizar un seguimiento personalizado del Draft NBA, un evento que ocurre dado y mascado con muy poca emoción. Similarmente, no resulta posible gestionar a los empleados de nuestra franquicia ni ningún tipo de aspecto como precio de merchandising o entradas para ver los partidos. Tristemente, el modo Franquicia se queda simplemente en escoger un equipo, jugar partidos e ir modificando nuestra plantilla según las necesidades que observemos.

La parte positiva para los amantes de las colecciones de jugadores es que Ultimate Team cuenta con algo más de profundidad que su anterior entrega. En esta ocasión contamos con una notable variedad de desafíos offline mediante los que empezar a construir nuestro propio equipo. Asimismo, la cantidad de cartas disponibles parece haber aumentado, siendo prueba de ello una versión especial de un joven Shaquille O’Neal que desbloqueamos al superar un seguido de retos de Draft. A su vez, muchos de los desafíos son de corta duración, por lo que facilita intercalar su uso con otras modalidades del propio juego. De igual manera, contamos con enfrentamientos en línea para cuando querramos medir nuestras habilidades y las de nuestro equipo.

Conclusiones

Al igual que la entrega del pasado año, NBA Live 19 logra confirmarse como una alternativa de lo más interesante para los amantes del baloncesto profesional. La profundidad de The One, con su nuevo modo de juego, hace que convertirse en una estrella de la NBA y el baloncesto callejero sea todo un placer, mientras que al mismo tiempo se ha logrado dar forma a un producto algo más redondo a nivel de Ultimate Team. Así pues, EA avanza poco a poco en vistas de ofrecer una obra que convenza a todos los tipos de jugadores de baloncesto.

Similarmente, no es posible ocultar el hecho de que la franquicia todavía requiere de diversas mejoras. En este punto, tanto el modo ‘Franquicia’ como el apartado visual deberían ser los mayores focos de atención con respecto al trabajo de Electronic Arts. A su vez la jugabilidad, que se encuentra en buen camino, todavía requiere de ciertos ajustes. En cualquier caso, nos encontramos un año más ante una sólida propuesta de baloncesto profesional.


Positivo

  • El nuevo modo 'The Court' da aún más profundidad a The One
  • Ultimate Team cuenta con algo más de profundidad
  • Los partidos mixtos ayudan a explotar la licencia de la WNBA
  • El añadido de 'Iconos' expande los posibles arquetipos de 'The One'
  • La jugabilidad ha sido refinada, pero...

Negativo

  • ... Sigue siendo mejorable en ciertos aspectos como tapones o robos
  • El apartado visual ha quedado un tanto desfasado
  • El modo 'Franquicia' es demasiado básico
  • Se mantiene la ausencia de equipos clásicos
7.5

Bueno

Política de puntuación

Cristian M. Villa
Graduado de Estudios Ingleses en la Universitat Autònoma de Barcelona. Sir Francis Drake me enseñó que no hay recompensa sin esfuerzo.