Análisis Pokémon Ultrasol y Ultraluna

 

Nos situamos en la recta final de uno de los mejores años de la última década para Nintendo. La compañía japonesa ha conseguido no sólo traer una de las consolas más revolucionarias de esta generación, sino también títulos que siguen esta misma línea y que la han posicionado como una de las líderes de ventas con el regreso de sus franquicias. Hemos tenido The Legend of Zelda: Breath of the Wild y Super Mario Odyssey como estandartes de los clásicos, pero también grandes reencuentros con Splatoon 2 o el próximo Xenoblade Chronicles 2. Y, como no podía ser de otra forma, la saga de criaturas de bolsillo también se suma a la fiesta para acabar el año por todo lo alto. Echemos un vistazo a lo que Pokémon Ultrasol y Ultraluna tienen para ofrecernos.

Para comenzar este análisis, debemos conocer de que no se trata de una entrega nueva de la franquicia de Nintendo, y que Pokémon Sol y Luna seguirá siendo la base sobre la que se ha edificado esta nueva edición. Al igual que ha pasado en la mayoría de ediciones anteriores, tras la salida del juego principal se ha lanzado una versión definitiva de la misma a la que se le han incorporado actualizaciones y novedades, y este es el caso de Pokémon Ultrasol y Ultraluna, ¿merecerá la pena entonces su adquisición? En breve podréis tomar vuestra decisión a partir de nuestras impresiones y las novedades que incluye el título.

Necrozma y los Ultraentes: Una nueva aventura

Al igual que en la aventura original, Pokémon Ultrasol y Ultraluna nos situará en el archipiélago de Alola, un conjunto de cuatro islas a las que acaba de mudarse nuestro protagonista. Una vez desempacamos y nos acomodamos en nuestra nueva casa nos veremos envueltos en el viaje en el que los jóvenes del lugar se unen a sus pokémon y demuestran su valor y determinación: El recorrido insular. En nuestra travesía cruzaremos las cuatro islas del archipiélago, superando las pruebas del recorrido y enfrentando a los líderes y Kahuna de las respectivas islas; con la misión de recolectar los diferentes cristales Z que serán una prueba de unión con nuestro equipo pokémon.

Hasta aquí no encontramos ninguna diferencia respecto a la edición original de la séptima generación, pero es en los detalles, en las intenciones y motivaciones donde residen las novedades de Pokémon Ultrasol y Ultraluna. En esta ocasión la llegada de los Ultraentes a la trama será de forma totalmente diferente, y la evolución que esto provocará varía drásticamente respecto a la anterior entrega. Sin intención de revelar nada que pueda estropear la experiencia de juego, os aseguramos que encontraréis una versión más interesante de por qué los personajes se embarcan en sus respectivos viajes, unos protagonistas más interesantes y redondos, e incluso organizaciones más llamativas y definidas, e incluso nuevas incorporaciones.

En nuestro viaje seguiremos compartiendo aventuras con Tilo y Lyla, nos enfrentaremos al Team Skull y volveremos a visitar las instalaciones de la organización Æther, pero los cambios con todos ellos serán realmente significativos, en especial en el último tercio del juego. Además, como más adelante comentaremos, los cambios argumentales están ligados a cambios interesantes en algunas mecánicas; lo cual resulta en pequeñas pinceladas de aire fresco que agradecerán aquellos que ya disfrutaron de Pokémon Sol y Luna en su momento.

Como ya varios conoceréis por la información proporcionada por Nintendo para promocionar el juego, en esta ocasión Necrozma será eje principal de la trama, involucrando la aparición de los legendarios Solgaleo y Lunala, y su objetivo será capturar la luz de Alola. Para poder detenerle tendremos que unir fuerzas con el resto de personajes de la historia, así como viajar a nuevas localizaciones y superar pruebas nunca antes vistas.

Regresamos a Alola, y la disfrutamos de forma diferente

Una vez presentadas las novedades argumentales de Pokémon Ultrasol y Ultraluna, dediquemos unas palabras a lo que más interesa a los seguidores de la franquicia: las nuevas apuestas jugables. Como ya se ha indicado en los diferentes canales de información sobre la nueva entrega, este edición de Pokémon contará con bastantes novedades respecto a su jugabilidad.

Durante todo nuestro viaje nos encontraremos cosas que no habíamos visto en Pokémon Sol y Luna, y alguna de ellas aportará experiencias realmente interesantes. Por ejemplo, la abundancia de objetos sueltos en el mapa de las ediciones originales ha sido transformada en pequeñas misiones secundarias con objetivos concretos, que lejos de tener influencia en la trama, nos brindarán pequeños guiños que los seguidores de la franquicia disfrutarán especialmente. Del mismo modo, muchas de localizaciones de recompensas, así como su obtención, han cambiado, por lo que los que se aventuren por segunda vez en Alola tendrán que reaprender su camino, consiguiendo una experiencia nueva.

Siguiendo con los cambios jugables tenemos que presentar al nuevo y mejorado RotomDex, inseparable compañero de la primera aventura, el cual ha sido modificado y se ha convertido en algo más que una decoración para la pantalla inferior de nuestra Nintendo 3DS. Si antes la inclusión de Rotom en nuestra Pokédex no incorporaba más allá de alguna línea de diálogo, en Pokémon Ultrasol y Ultraluna Rotom desarrollará una personalidad propia según nuestras interacciones hacia él. Si trabajamos la relación entre nuestro personaje y el pokémon nos encontraremos con que éste actúa en consecuencia al diálogo que le ofrecemos, variando la información que nos da, las opciones que sugiere y, como principal reclamo, una nueva cualidad. La Rotómbola ha sido añadida para dar más juego a la segunda pantalla de nuestra consola, además de convertirse en un reclamo agradecido por los que usen a Rotom en su aventura. Gracias a esta cualidad podremos hacernos con pequeños obsequios y mejoras que nos ayudarán a tener bonificaciones dentro y fuera de las batallas, como recuperaciones, aumentos de experiencia, repelentes o reclamos de pokémon, etc. Si recordáis el funcionamiento de los Poderes O de Pokémon X e Y os haréis una idea del funcionamiento de estas mejoras.

Otra de las grandes mejoras que presenta Pokémon Ultrasol y Ultraluna tiene que ver con las pruebas a las que nos enfrentaremos durante el recorrido insular. Si venís desde Alola en la versión original, podéis despreocuparos de volver a enfrentaros a los mismos puzles, ya que estos han sido rediseñados y adaptados a nuevas mecánicas, así como los combates contra los pokémon dominantes que suponen el final de dichas pruebas. Además, varios de los combates contra los líderes que nos encontraremos desde el comienzo de la aventura han sido sustituidos o intercambiados por lo que no sentiremos sensación de repetición si ya disfrutamos del recorrido insular con anterioridad.

Y por último, pero no pero ello menos importante, la inclusión de minijuegos durante la aventura se convierte en la guinda del pastel en las incorporaciones a Pokémon Ultrasol y Ultraluna. El lector de códigos QR, unido al Pokévisor incluido en la RotomDex se quedaba bastante pobre en la versión original como añadidos jugables; pero en esta ocasión se suman bastantes opciones con muchas posibilidades.

Por un lado tenemos Surfeo Mantine, el cual nos permitirá viajar de una isla a otra realizando acrobacias en las crestas de las olas sobre el pokémon que le da nombre. Con un recorrido variable según la distancia entre islas, así como una dificultad que se incrementa en función de la playa en la que comencemos; nuestra misión será coger velocidad y encarar las olas para realizar acrobacias aéreas mediante combinaciones de botones. Si conseguimos superarlas todas gracias a nuestra habilidad con la ejecución de comandos y esquivando los obstáculos, conseguiremos Puntos de Bravura (equivalentes a los Puntos de Batalla, y los cuales se sumarán a estos más adelante), y dos recompensas que harán las delicias de los jugadores más clásicos de la saga.

Por otro lado debemos destacar la Agencia de combate. Como nueva inclusión dentro de la Festiplaza, un nuevo sistema de combate se suma a las innovaciones de Pokémon Ultrasol y Ultraluna. La agencia de combate, además de incorporar en nuestro personaje unas gafase de sol como detalle identificativo, nos permitirá enfrentarnos a series de rivales mediante pokémon de préstamo. No es la primera vez que vemos algo así en la franquicia de Nintendo, y es que tal y como nos presentó Pokémon Stadium en su momento, podremos seleccionar 3 criaturas con sets ideados específicamente para cada especie entre las diferentes posibilidades que se nos ofrece. Una vez creado nuestro equipo, se nos enfrentará a combates según reglas que desconocemos en un principio. De este modo, la jubilidad es impredecible y tendremos que formar nuestro equipo a sabiendas de que debe ser capaz de enfrentarse a cualquier obstáculo, lo cual lo convierte en una de las opciones más interesantes del cartucho. Además, no conseguiremos una experiencia plana de principio a fin, ya que según vayamos ganando combates y superando pruebas, la variedad de pokémon, y por tanto de rivales, que aparezca será mayor y más complicada.

Un recorrido insular más largo y variado

Otra de las cosas que más preocupa a los seguidores de la saga cuando una reedición de Pokémon llega a la tienda son las novedades en su contenido. En esta ocasión, Pokémon Ultrasol y Ultraluna no se ha contentado con incluir las novedades argumentales y jugables que os hemos comentado, y es que la cantidad de contenido que ha incluido es llamativa.

Para empezar, la cantidad de pokémon a la que podemos acceder desde cada uno de los cartuchos es bastante más amplia que la de las ediciones originales, superando los 400 pokémon en cada uno de ellos. Pokémon de todas las regiones poblarán Alola y nos darán una gran variedad de opciones para crear nuestro equipo perfecto desde el origen de la aventura. Además, como ya se ha dado a conocer, todos los pokémon legendarios de la saga estarán accesibles en los juegos, salvo los entregados únicamente en eventos.

Un nuevo coleccionable llega al archipiélago de Alola: Las Dominsignias. Con estas pegatinas repartidas y ocultas por todo el recorrido insular podremos conseguir varios de los Pokémon Dominantes a los que nos hemos enfrentado durante la aventura. Si te habían encantado las batallas contra los pokémon descomunales del recorrido insular, ahora podremos hacernos con ellos y usarlos en combate gracias a la recolección de estas pegatinas desperdigadas por el Team Skull. Estas criaturas no representarán cambios de estadísticas ni nada que involucre sus posibilidades en combate, pero seguro que son un gran reclamo a usar en los combates pokémon gracias a su tamaño espectacular.

Como ya hemos adelantado, los legendarios estarán disponibles desde la propia historia y para ello se ha incorporado un nuevo sistema de búsqueda que supone, no sólo la inclusión de una nueva mecánica, sino la aparición de nuevas zonas accesibles, con interesantes puzles y requisitos especiales. Os dejamos que las descubráis por vosotros mismos, porque han sido de las cosas más interesantes de las que hemos disfrutado en la aventura.

Por último, la inclusión del Team Rainbow Rocket traerá no sólo la nostalgia a los jugadores clásicos de la franquicia, sino también uno de los capítulos más entretenidos y llamativos vistos en la franquicia. Tampoco queremos revelar mucha información sobre lo que ocurre durante este episodio, pero preparad vuestros equipos pokémon, porque los enfrentamientos contra varios de los iconos más importantes de cada una de las generaciones anteriores hará las delicias de los que buscan nuevos retos.

Además de todo lo mencionado, no demos dejar pasar la inclusión de nuevas zonas secundarias que visitar, nuevas personalizaciones, nuevos tutores de movimientos, nuevos objetos y movimientos, lo cual supondrá una ligera revolución del panorama competitivo actual y animará en mayor medida a retomar las nuevas clasificaciones con la llegada de Pokémon Ultrasol y Ultraluna.

La belleza de las islas en la palma de tu mano

Como era de esperar, el apartado en el que menos cambio podíamos encontrar es en su facción artística y de rendimiento, pero aun así los desarrolladores han realizado ciertos cambios en Pokémon Ultrasol y Ultraluna que son de agradecer.

Para empezar, las caídas de framerate que experimentábamos en la edición original han sido reducidas considerablemente, convirtiéndose en un problema menor y sólo visibles en combates múltiples bajo efectos de clima. La experiencia la hemos tenido en New Nintendo 3DS y es notable la diferente respecto a Pokémon Sol y Luna, pero no podemos asegurar dicha mejora en las versiones más pequeñas de la familia de portátiles de Nintendo.

Respecto a apartado sonoro también se ha realizado un trabajo de mejora de detalles. Sobre todo los más nostálgicos y seguidores de la saga encontrarán novedades que les traerán sus primeras aventuras de la franquicia a la nueva edición de Pokémon. Además, varias pistas han sido incluidas y otras variadas ligeramente, consiguiendo un trabajo más redondo que la edición original.

Por otro lado se ha seguido manteniendo la  decisión de no incluir la posibilidad de uso 3D de los gráficos de la consola más allá de su uso en el Pokévisor para hacer fotografías. Es fácilmente entendible su desaparición tras Pokémon X e Y debido a la bajada de potencia que sufría el juego con este activado.

Conclusiones

Pokémon Ultrasol y Ultraluna es la versión definitiva de la séptima generación de Pokémon. Quienes ya disfrutaron del recorrido insular de Alola en la edición que vio la luz el año pasado podrán disfrutar de algunas novedades que pueden resultar llamativas, pero para quienes de verdad está pensada esta nueva edición es para aquellos que se enfrentan por primera vez a esta aventura.

Más pokémon, algunas novedades en la trama y en la jugabilidad, más cosas que realizar y algún extra que entretendrá a los seguidores de la famosa saga de Game Freak, pero todo bajo la misma estructura y experiencia que dejaba Pokémon Sol y Luna. Respecto a la duración del juego ha aumentado considerablemente respecto a los originales y nos ha brindado alrededor de 40 horas completar la trama y estudiar todos los rincones de Alola, pero aseguramos que completarlo llevará muchas horas más.

En definitiva, Pokémon Ultrasol y Ultraluna es la edición perfecta para los nuevos entrenadores de Alola y una proposición llamativa para rejugar esta generación.


Positivo

  • La edición definitiva de Pokémon Sol y Luna
  • Novedades interesantes tanto argumentales como jugables
  • Considerable aumento de contenido
  • La Agencia Pokémon llamará la atención a los jugadores clásicos
  • Perfecto para jugadores que no hayan realizado aún el recorrido insular

Negativo

  • Las novedades del título abarcan una escena tardía del juego
  • No se han corregido del todo las caídas de framerate
  • Pocas inclusiones realmente novedosas a la Pokédex
  • Diferencias insuficientes para justificar dos versiones en una reedición
8.7

Muy bueno

Política de puntuación