Análisis Prison Architect

PC
 

Allá por el año 2012 salió a la venta un juego en estado alpha, parecía bastante interesante, aunque al mismo tiempo uno podía intuir como a dicho proyecto aún le faltaban muchas, pero muchas, horas de desarrollo encima, así como un buen pulido de interfaz y una buena base de sugerencia de los jugadores que finalmente se decantasen por probarlo. Poco a poco, mes a mes, el desarrollo fue avanzando, presentando nuevas versiones hasta llegar al día 6 de octubre de 2015, fecha en la que por fin tenemos la versión final del juego, o la inicial mejor dicho, la primera versión fuera del estado de desarrollo.

prison-architect-logo

Estamos hablando de Prison Architect, el simulador de gestión de prisiones creado por Introversion Software, una compañía independiente que ha obtenido ya más de diecinueve millones de dólares de beneficios con la venta del juego en su versión alpha. Se trata pues de un éxito absoluto en ventas, y desde Areajugones no nos queríamos perder el lanzamiento final del juego, por lo que estamos aquí para presentar nuestro análisis del juego en su versión definitiva.

Quizás durante el texto me tome la libertad de hablar un poco de la diferencia entre las versiones en desarrollo y esta nueva versión final, básicamente para comparar lo que había, y lo que tendremos ahora. Igualmente, quien esté interesado en conocer todos los estados por los que ha pasado el juego, puede acceder al canal de YouTube de la compañía y echar un vistazo a los diarios de desarrollo. Ahora vamos con el análisis, el cual trata en su mayoría de detallar el contenido de esta nueva versión 1.0 de Prison Architect, ¡vamos a ello!

¿Qué es Prison Architect?

Quizás lo primero que tenemos que hacer para hablar de este título es definirlo un poco, pues aunque el título es bastante específico, puede inducir a ciertos errores. Está claro que estamos ante un city-builder de prisiones, un juego en el que tendremos que construir nuestra propia prisión pero…¿qué ocurre cuando ya lo tenemos todo listo? ¿Se acaba el juego? ¿Empezamos otra? Nada de eso, el juego es mucho más que un simple constructor de prisiones, puesto que también nos permite gestionarla y organizar cada pequeño detalle de la misma, desde el nivel de alimentación de los presos hasta los castigos que podremos imponerles por cometer ciertas sanciones dentro de la prisión como pillarles con lujos o pelearse.

prison-architect-review-15

Todo comenzará con un terreno vacío, con ciertas opciones configurables antes de comenzar la partida, sobre el que podremos planificar la construcción de nuestra prisión, para posteriormente comenzar las obras. Para ello haremos uso de uno de los tipos de personal que podemos contratar en el juego, los obreros, aunque ya de base comenzaremos con ocho de ellos en nuestra plantilla. Es importante ir vigilando el dinero que tenemos así como el flujo diario, para saber si estamos en pérdidas o beneficios, pues cada persona que contratemos nos bajará dicho flujo.

Una vez hemos construido el edificio que será nuestra prisión toca ir adecuando cada lugar, para ello disponemos de un identificador de sala, que nos permite convertir un espacio de terreno en un lugar concreto con solo marcarlo, por ejemplo podemos definir que zona será una celda. Cada una de las salas tiene distintos requisitos que cumplir, para continuar con el ejemplo las celdas necesitan una cama, un váter y estar rodeado por paredes, además de ser interior y tener un espacio mínimo de 2×3.

Cuando hemos terminado de marcar las diversas zonas de la prisión podemos ir rellenando cada una de ellas con los objetos necesarios, si es que no lo hemos hecho antes, por ejemplo la cocina requerirá frigoríficos, hornos y fregaderos. También podemos decorar un poco las diversas salas utilizando mejores materiales para el suelo o poniendo alguna pared en algún lugar extraño, depende de cada uno. Además de todo esto, tendremos que cablear las zonas donde queramos electricidad, así como pasar tuberías por los lugares que necesiten agua como el váter, un fregadero de la cocina e incluso las duchas. Para que todo esto funcione, será necesario que nuestra prisión cuente con, al menos, una central eléctrica con algún condensador y una estación de bombeo de agua conectada a la electricidad.

En este momento es cuando podemos comenzar a plantearnos la idea de recibir presos, cuando al menos tenemos unas salas básicas como pueden ser la celda de espera, donde los presos aguardarán hasta tener una celda disponible, la cocina y el comedor para poder alimentar a nuestro reos y unas duchas para que puedan lavarse. Podemos recibir presos sin tener ninguna de estas estancias, pero no suele ser agradable para nadie, pues podrían amotinarse.

También nos encontramos en el momento adecuado para comenzar a contratar personal, podemos comenzar por guardias simples, es importante tener en cuenta que no necesitaremos una relación 1:1 entre los guardias y los presos, pues eso podría llegar a salirnos demasiado caro, todo es cuestión de ver que todas las zonas están vigiladas y queda alguno libre por si acaso. También tendremos que contratar al alcaide de nuestra prisión, para lo cual previamente, antes de comenzar la partida, habremos seleccionado el que más nos guste entre las seis posibilidades que nos ofrece el juego, cada uno de ellos con sus características.

El personal especial como puede ser el alcaide, u otros como el director, el capataz o la contable, necesita una oficina para poder trabajar, hasta que dicha sala no esté disponible, este trabajador no comenzará a desempeñar sus funciones. Si hemos contratado al alcaide, y le hemos preparado una oficina, podremos comenzar con las investigaciones, las cuales nos costarán tiempo y dinero, por lo que tendremos que ver bien cuales nos interesan al inicio de la partida, y cuales pueden esperar.

Una vez nuestra prisión está en funcionamiento comenzaremos a ganar, o perder, dinero según hayamos hecho los cálculos previamente, es obligación de todo buen responsable de prisiones saber dónde gastar dinero y dónde no, o simplemente cuál es el momento adecuado para hacerlo. Ahora es el momento de gestionar los pequeños detalles de nuestra cárcel como pueden ser el horario de los reos, dejando claro cuándo dormirán, a qué hora podrán comer e incluso en qué momento tendrán que trabajar. Hay que organizar este horario con cabeza, pues quizás si solo les damos una hora para comer, y son muchos, algunos no podrán hacerlo, también hay que tener en cuenta las distancias entre zonas para establecer un horario.

Dado que Prison Architect cuenta con más de una clase de reo, según la categoría puede pertenecer a seguridad mínima, media o máxima, entre otras categorías, es posible asignar diferentes horarios a cada categoría, para así lograr que no se crucen en ningún momento, pues los de mayor seguridad pueden llegar a ser peligrosos, sobre todo si tenemos en la prisión algún soplón o algún tipo de reo protegido.

El juego también nos ofrece la posibilidad de generar dinero gracias a las subvenciones, las cuales podremos solicitar y tendremos que conseguir diversos objetos para que nos paguen el 100% de la misma. Por otro lado también podremos invertir más dinero en nuestros presos con la creación de diversos programas de reforma como pueden ser los de educación, trabajos de taller, seguridad e higiene en la cocina… O simplemente podemos ponerlos a trabajar en diversos lugares como limpieza o gestión de la biblioteca a cambio de un salario.

Además de todo lo que ya hemos comentado, el juego nos permite hacer cosas mucho más complejas, como hacer que ciertos guardias armados patrullen zonas conflictivas, gestionar un sistema de puertas automáticas con un guardia gestionando la apertura y cierre de las mismas, o con un control temporal que fijaremos previamente, un sistema de escuchas telefónicas para saber de qué hablan nuestros presos, podremos contratar perros policías que detectarán la mercancía ilegal de nuestros reos e incluso tendremos un sistema de inteligencia que nos ayudará a combatir contra algunos peligros como las bandas…y aún queda mucho que podréis descubrir por vosotros mismos si probáis el juego.

¿Historia o tutorial?

Desde una fase bastante temprana del desarrollo, el juego incluía una pequeña escena donde teníamos que construir un recinto para alojar una silla eléctrica y ejecutar a un preso condenado a muerte, si, existe esa categoría de preso en el juego. Esto hacía las veces de pequeño tutorial, aunque apenas nos mostraba la realidad del juego, por lo que uno se quedaba muchas veces algo falto de aprendizaje por mucho que las horas de juego sean las que realmente te enseñan a jugar.

Ahora, en la versión final, han incluido una campaña de cinco episodios donde, poco a poco, van enseñando al jugador ciertas mecánicas del juego, aunque obviamente todavía queda mucho que aprender una vez finalizamos dicha campaña. Cada uno de los episodios nos cuenta una historia distinta, aunque unidas por una trama central. Comenzaremos con algo muy similar a lo que había en los inicios del desarrollo, pero continuaremos con algunos líos dentro de la mafia…cosas de prisiones.

Realmente como historia podría quedar un poco coja, pero dudo mucho que desde Introversion quisieran hacer algo más detallado para un juego de gestión de cárceles, simplemente quisieron crear una introducción al juego sencilla, que permita a muchos jugadores nuevos entrar de forma fácil a la creación y gestión de prisiones. Por lo tanto cumple perfectamente su objetivo, haciendo de puente para algunos jugadores novatos en el género.

Escapa de tu propia prisión

Quizás algunos conoceréis el también popular The Escapist, un juego que únicamente consiste en escapar de una prisión con nuestro personaje, BillyGoat. En esta ocasión los desarrolladores de Prison Architect han creado algo similar, aunque con una diferencia bastante obvia, podremos tener una cantidad de prisiones de las que escapar infinitas, pues nosotros mismos podremos crearlas, o simplemente las descargamos de Steam Workshop.

prison-architect-review-17

Este nuevo modo de juego ha hecho que algunos de los creadores de Steam Workshop hayan construido ya, antes del lanzamiento del juego, algunas prisiones con sistemas automáticos que nos permitirán sentirnos dentro de un puzle.

Para escapar de cualquier prisión disponemos de varias opciones, podemos simplemente tratar de cavar un túnel y salir fuera del edificio, o hacer cosas más complejas como montar un motín o intentar buscar una puerta hacia la libertad (a veces pasan estas cosas…).

También podremos reclutar compañeros para nuestro equipo, y así ser más fuertes en la batalla contra los guardias, pero tendremos que tener cuidado, puesto que cuanto más grande sea nuestro equipo, más vigilados podrían tenernos, recordad que la prisión tiene ojos en todas partes. Quizás se trata de un modo que merece más la pena descubrir uno mismo, conocer las posibilidades que ofrece y los trucos que existen para poder salir de tu propia prisión, en cualquier caso es una propuesta muy interesante por parte de Introversion Software.

Comunidad, mods, colaboración

Los creadores de Prison Architect han sabido crear, y mantener, una comunidad bastante grande desde el lanzamiento de las primeras alphas allá por el año 2012-2013, y gracias a eso tenemos una gran cantidad de posibilidades a través de Steam Workshop. Desde prisión creadas por otros jugadores hasta mods que aumentan aún más las posibilidades del juego con nuevas salas o nuevos objetos.

prison-architect-steam-workshop

Más de 12.000 artículos, casi nada

Todo esto no hace más que incrementar las horas de vida del título, pues cuando estemos aburridos de construir y gestionar nuestra propia prisión, podemos buscar algún reto propuesto por otro jugador, y tratar de dominar su prisión. También podemos simplemente añadir nuevos elementos para mejorar nuestra prisión o descargarnos alguna para escapar de ella, realmente el apoyo de Introversion Software hacia la comunidad de creadores y modders ha hecho de Prison Architect un producto aún mejor de lo que ya es.

Conclusiones

Prison Architect es un excelente juego de gestión de prisiones, aunque su aspecto en 2D y diseño relativamente simple podría decir lo contrario. No tiene nada que ver la complejidad de su apartado artístico como la que ocurre en el apartado jugable. Aún así, no creo que pueda decirse que el aspecto del juego no está cuidado, pues tras varias alphas han llegado a tener un hub y un aspecto general bastante agradable para el jugador, así como ordenado para poder jugar mejor.

prison-architect-review-10

Durante toda la partida tendremos que estar atentos no solo a las necesidades de nuestros reos, sino también a todo lo que ocurre en la prisión, desde un incendio hasta un motín o una fuga. Todo será importante para poder mejorar, y así obtener más dinero para construir una prisión mejor, al final es una pescadilla que se muerde la cola, pues hasta que no tenemos una prisión mejor no podemos mejorar la prisión, valga la redundancia, pero aún así el juego sabe como hacerte avanzar, y el jugador logra hacerlo tras conocer más cómo funciona Prison Architect, en ningún momento el jugador llega a sentirse incapaz de avanzar, y eso es muy positivo.

En definitiva, estamos ante un juego que ha gustado, y seguirá gustando, a todos los seguidores del género de gestión, puesto que Introversion Software ha creado un producto bastante sólido. Desde Areajugones lo recomendamos a todo el que se haya interesado, aunque sea solo un poco, al leer este análisis, pues aunque el precio general es de 20€ en las ofertas suele bajar bastante, llegando incluso hasta los 3€ en las ofertas de verano de Steam. Igualmente esos 20€ merecen la pena, pues solo jugando la campaña, construyendo las primeras prisiones, probando las posibilidades de Steam Workshop y escapando de alguna que otra prisión, ya habrás recuperado la inversión en tiempo de juego.

Si queréis conocer aún más del juego, podéis acceder a la página oficial que han creado con motivo del lanzamiento de esta primera versión oficial. Y como dijo el jefe de seguridad de la primera campaña de Prison Architect: “Nosotros no nos encargamos de juzgar sólo de aplicar la justicia“…¡comenzad a construir vuestras prisiones!

* Nota: La prisión en forma de árbol pertenece al creador LardLover y ha sido descargada desde Steam Workshop. El resto de imágenes han sido obtenidas desde la copia del juego que nos ha facilitado Introversion Software.


Positivo

  • Libertad de creación de prisiones
  • Gran contenido adicional gracias a Steam Workshop
  • Dos modos de juego muy interesantes: construcción y escape
  • Muchas, pero muchas, horas de juego
  • Gran ejemplo de gestión de un Early Access

Negativo

  • La IA del personal de la prisión debería mejorar un poco
  • La gestión de cocinas a veces resulta un poco caótica, pues no pueden asignarse cocineros a una sala concreta
  • En algunos casos es complicado observar, de forma visual, las necesidades de los reos
8.5

Muy bueno

Política de puntuación