Análisis Project Cars 2

PC PlayStation 4 Xbox One
 

Desde que la primera entrega de Project Cars viera la luz en 2015, Slightly Mad Studios supo ganarse un hueco en el corazón de los aficionados al motor más exigentes con una propuesta tan arriesgada como atractiva. Este llamado ‘simulador total’ consiguió hacer frente a muchos títulos del género y gracias al éxito cosechado, la desarrolladora inglesa nos propone una nueva etapa totalmente renovada. Es hora de abrocharse el cinturón, colocarse el casco y soltar toda la adrenalina para acompañarnos en nuestro análisis de Project Cars 2.

Project CARS 2

Un simulador hecho a medida: Modos de juego

Una vez más es imposible no destacar Project Cars 2 como un ‘simulador total’, tal y como hemos mencionado en la introducción, esta secuela al igual que su predecesor cuenta una variedad en cuanto a modos de juego que uno de los verdaderos retos será no aburrirse. Como si de un buffet libre se tratase, este simulador nos ofrece hacer lo que queramos, cuando queramos y donde queramos. De tal forma, serán tres pilares fundamentales los que sostendrán esta nueva entrega; Partida Rápida, Trayectoria y Comunidad.

Cada modo de juego está pensado para disfrutar del título en su totalidad. Si lo nuestro es pasar un rato divertido conduciendo nada mejor que empezar con Partida Rápida donde nos esperan diversos modos como Carrera Personalizada, Eventos Online, Prueba Privada y la creación de nuestro propio evento online. Desde el inicio tendremos a nuestra disposición todas las marcas y vehículos disponibles, nada menos que más de 200 vehículos de 40 clases diferentes. Además de las cerca de sesenta pistas oficiales con sus propias variaciones y licencias oficiales donde podremos configurar, a nuestro antojo, cada carrera y las condiciones atmosféricas (apartado muy importante que comentaremos en profundidad más adelante).Project CARS 2

Por otro lado, nos encontramos ante el famoso modo ‘Trayectoria’ donde podremos vivir de primera mano los inicios del motor desde la base de las divertidas carreras de Karts hasta las más emblemáticas carreras de alto nivel. Nosotros decidimos nuestro futuro pasando por seis niveles de lo más exigentes repartidos en veintinueve competiciones diferentes. De igual forma y, abriendo un abanico de lo más dinámico, en cada nuevo nivel podremos elegir el tipo de carrera que más se adapte a nuestras necesidades sin necesidad de centrarnos única y exclusivamente en un modo determinado.

Además, en cada serie podremos elegir nuestras propias reglas como la duración de las mismas entre corta o larga haciendo más rápido y sencillo acceder a nuevos niveles, así como evitar las rondas clasificatorias o las vueltas de posicionamiento, algo que es bastante de agradecer. Por otro lado, volveremos a encontrarnos con los conocidos ‘Eventos de Marca’ que se desbloquean cuando alcancemos un nivel suficiente de afinidad con la marca en cuestión, así como los ‘Eventos especiales’ a los que nos invitarán cuando se fijen en nuestra evolución.Project CARS 2

En lo que respecta al ‘Modo Comunidad’ tendremos la posibilidad de participar en eventos especiales creados por la comunidad como carreras contrarreloj donde deberemos batir las mejores marcas de los usuarios online, completar diversos retos o ponernos al día de los próximos eventos de eSports.

Un apartado técnico sencillamente brillante

Project Cars 2 ha conseguido evolucionar el apartado técnico en casi todos sus aspectos respecto a su predecesor. Una conjunción entre gráficos, apartado sonoro y condiciones atmosféricas que se fusionan para crear una experiencia inmersiva de lo más realista que se recuerda en un simulador de estas características.

Y es que, desde que comenzamos nuestras primeras carreras, se nota el especial cuidado que los desarrolladores han tenido en cada detalle, todo está trabajado al milímetro y el resultado final merece mucho la pena. Como ya se ha mencionado el apartado climático es una maravilla técnica todo puede cambiar en cualquier momento es decir el día dará paso a la noche mientras conducimos al igual que las condiciones atmosféricas donde un día perfectamente soleado puede tornarse en una lluvia indiscriminada que nos hará cambiar casi por completo nuestra estrategia en la carrera. La lluvia, la nieve y hasta el barro pueden cambiarlo todo, ver como el asfalto se encharca y la sensación de no ver nada ante una cortina de agua o niebla es toda una experiencia. La temperatura de neumáticos y frenos, la goma en la pista y hasta la cantidad de gasolina que llevemos influirá en la conducción.

Project CARS 2




Como decíamos, todo está cuidado al detalle y la recreación de cada circuito es prácticamente un calco de la realidad, haciéndonos creer que podemos estar en el Autodromo Internacional do Algarve hasta en el Autodromo Internazionale Enzo e Dino Ferrari Imola por citar solo un par de los sesenta circuitos con los que podremos disfrutar. Cada detalle cuenta y la recreación de las pistas ha sido llevada a cabo tramo a tramo gracias a un escaneado con láser y la aplicación de la photogrammetry con distintas físicas en cada superficie. Sin olvidarnos del detalle en cada vehículo los cuales dan la sensación de estar dentro de ellos desde el más sencillo de los Karts hasta el más espectacular Porche.

El acabado visual y sonoro (brillante en todos los aspectos) también ralla a la altura, Project Cars 2 supera a su predecesor en casi todos los aspectos gráficos unos modelados soberbios y unos circuitos llenos de vida, aunque la pega llega en algunos reflejos en pista o ciertos fallos como no reflejarse el deterioro de los vehículos, salvo en el desgaste de las ruedas, algo que resta realismo al título.  Por otro lado, cabe destacar lo bien que luce a 60fps constantes y una resolución de 1080p. El título se pone a prueba a sí mismo cuando hay 32 vehículos en pista y supera la prueba con creces.

Una jugabilidad no apta para cardiacos

Al igual que ocurriese en la primera entrega, Project Cars 2 no es solo un simulador de carreras, sino que además puede ser un total quebradero de cabeza para los más inexpertos o menos duchos en el arte de la conducción. Uno de los aspectos que más llamó la atención de la primera entrega fue lo complejo de la conducción y configuración, no por la jugabilidad sino porque la obra de Slightly Mad Studios es muy pero que muy exigente. Todo es muy real y pilotar cada vehículo o hacerse con cada pista según las condiciones atmosféricas dependerá de nuestra habilidad al volante, la curva de aprendizaje es sencilla y esto ,en parte, es gracias a la ayuda de los ingenieros de pista quienes nos ayudaran dependiendo de nuestras necesidades. De tal forma ese inexplicable derrape en las curvas o esa falta de aceleración puede solventarse rápidamente en el menú de boxes. Por otro lado, si lo nuestro es configurarlo todo a nuestro antojo también será posible, desde el reglaje de los neumáticos hasta la cantidad de combustible. Pero cuidado, es mejor que sepamos lo que hacemos en cada momento o el desastre será más grande.

Como mencionamos, la curva de aprendizaje es bastante buena y ayuda bastante configurar el nivel de la IA tanto a nivel competitivo como a nivel de agresividad. Algo que, en su nivel más alto puede llegar a frustrarnos por completo. Otra de las mejoras de esta secuela es dinamismo de los vehículos en pista, estos se comportan de manera más real y conducirlos es toda una gozada, cada tipo de coche desde los mejores turismos hasta los rallyes más intrépidos tendrán su manejo a medida. Una experiencia que se disfruta mucho mejor con un volante pero que no desmerece bajo el mando de la consola. Así mismo el título también llega preparado la realidad virtual con un apartado VR muy cuidado y realista.Project CARS 2

Pero no todo es bueno y algunos comportamientos de la IA, en algunas en ciertos momentos, nos han dejado un poco desconcertados, en ocasiones al comenzar una carrera nos sancionaran solo por el hecho de que los vehículos aparecen tan pegados entre sí que el juego entenderá que estamos chocándonos contra ellos, por otro lado bajo condiciones atmosféricas muy desfavorables los vehículos controlados por el juego harán muchos extraños en pista haciendo que el nivel de dificultad de la IA baje de manera inexplicable. Así mismo los accidentes en pista tampoco resultan muy acertados pues un simple choque a poca velocidad hará que, dependiendo el momento, nuestro coche o el de nuestros adversarios puedan salir por las nubes de forma literal. En este sentido si un coche queda clavado en una curva de difícil acceso el resto de vehículos no podrán pasar y todos quedarán apelotonados hasta que puedan atravesar al accidentado o el mismo desaparezca, algo que puede desnivelar por completo la carrera. Aunque conviene mencionar que esto no suele pasar a menudo y no desmerece en absoluto la maravillosa jugabilidad del título.

Conclusión

Project CARS 2

Project Cars 2 cumple y promete. Superar a su predecesor no era una tarea fácil en ningún sentido, pero esta secuela se ha adaptado bien y el equilibrio entre jugabilidad y técnica es impresionante. Un simulador total donde todo es posible, Karts, Formula 1, Rallyes, Turismos prácticamente todo lo que se nos ocurra se podrá hacer y disfrutar. Un juego divertido y transparente pues llega al completo desde el inicio con todos los vehículos y circuitos disponibles desde que empezamos a jugar. Una obra a la altura para convertirse en el mejor simulador de conducción del presente año 2017 donde las horas y horas de diversión están más que aseguradas.





Positivo

  • Una jugabilidad muy cuidada
  • Calidad gráfica y técnica soberbia
  • Apartado sonoro realista
  • Condiciones atmosféricas espectaculares
  • Modo trayectoria dinámico y adictivo
  • Mejora a su predecesor en casi todos los aspectos

Negativo

  • Los coches no sufren deterioros visibles
  • Comportamiento de la IA mejorable en ciertos momentos
  • Dificultad demasiado exigente en algunas carreras
9

Increíble

Política de puntuación

Alfonso Cánovas
Ingeniero de Telecomunicaciones. Cojo otro juego, lo tiro por el retrete... Y ya son tropecientos juegos los que el retrete se ha tragado. ¯\_(ツ)_/¯

6 comentarios

  1. El viernes vendrá con papi jijiji que ganas le tengo. El nuevo referente.

  2. El juego tiene buena pinta, el primero me gustó mucho 🙂

  3. La adictividad que propone esta segunda entrega es sinceramente espectacular

  4. Pude jugar al primero y aunque pasó sin pena ni gloria, le eché unas cuantas horas. Con Project Cars 2 me espero más de lo mismo y parece un muy buen juego, pero creo que de momento me basta con el primero.

  5. El juego tenía una apariencia brutal según los tráileres y demás, y me alegra saber que no ha decepcionado. Uno de los pocos juegos de conducción que, cuando pueda, pretendo adquirir.

  6. Lo cierto es que luce mejor que el primero, pero a la vez, lo veo algo innecesario al haber salido hace escaso tiempo la primera entrega. Para mi la conducción debería descansar un lustro entre entrega y entrega. Fallo que le achaco a Forza. Sobre todo hablando de simuladores.

Dejar un comentario