Análisis Starlink: Battle for Atlas

Nintendo Switch PlayStation 4 Xbox One
 

Un nuevo juego vinculado a juguetes vuelve al mercado. Después de la fiebre de Skylanders, Disney Infinity y los propios amiibo, Ubisoft ha querido unirse a la fiesta (y negocio) que puede aportar a la compañía este tipo de productos. Pero sin dudarlo ni un segundo, podemos afirmar que Starlink ofrece un paso más que los juguetes interactivos, volviéndose en un producto muy atractivo con un juego interesante. Es por ello que creemos que puede atraer a un público muy diverso, e incluso crear, si gestionan bien los lanzamiento futuros, un gran nicho de jugadores. Estamos ante lo que quizá pueda ser una nueva saga intergaláctica.

¿Qué es Starlink?

Pocas cosas se explican en el juego nada más empezar, tan solo te meten un poco en el mundo creado y poco más, lo que hace ver las intenciones de un juego que no solo se puede enmarcar en el género de aventura, sino que se podría enmarcar en un género bastante concurrido hoy como es la exploración libre. Digamos, salvando las distancias, que Starlink estaría en una balanza entre la exploración que se ofrece en títulos como por ejemplo No Man’s Sky y lo que podría ofrecer un hipotético Starfox, de hecho, la versión que hemos probado gracias a Ubisoft ha sido la de la consola de Nintendo, que trae consigo y en exclusiva el flamante Arwing de Starfox y al propio protagonista de la saga.

En cualquier caso, y sin volvernos a desviar del tema, Starlink es una especie de tecnología mediante la cual podremos cambiar tanto el armamento como la nave en cualquier momento, permitiendo que el jugador (personaje) se adapte a cualquier circunstancia. Esto nos lleva a explicar cómo se aplica este concepto a todo el entramado del juego, y sobre todo, a los juguetes que se podrán adquirir en el momento en que salga a la venta.

Entre todo el elenco de personajes, uno de los principales protagonistas es St Grand, un científico y explorador que descubrió una nave alienígena y rescató a su tripulante, que recibió el nombre de Judge, y que juntos fueron capaces de crear Nova, un elemento muy importante para el transporte por este sistema. Tras este descubrimiento, el explorador y científico se embarcó en la odisea de buscar los orígenes de Judge, lo que llevará al punto inicial de la historia: la aparición de los misteriosos enemigos con el secuestro de St. Grand y el robo del reactor de nova y la aparición, en la versión de Nintendo Switch, del equipo Starfox.

Una vez superado el inicio, se abre ante nosotros un extenso mundo lleno de posibilidades. Durante los primeros pasos, no tenemos más remedio que seguir la linea principal de la historia en la que el objetivo es encontrar al doctor, pero a las pocas horas de juego comenzamos a ver la esencia de este, que no es otra que la exploración de los planetas, la realización de misiones secundarias, eventos, búsqueda de recursos y muchas más cosas que nos permitirán poco a poco ir conociendo el “lore”. Podremos visitar en cualquier momento todos los archivos recogidos gracias a una pestaña especial.

Para ello, el equipo de desarrollo ha creado una serie de planetas en donde explorar, y en donde debemos encontrar ciertas localizaciones para seguir avanzando en la trama y en el descubrimiento de todo lo relacionado con ella. El problema viene cuando los planetas los encontramos algo vacíos, a pesar de que cada localización tiene fauna, flora y minerales, enemigos – aunque bastante repetitivos -, eventos y misiones secundarias. Creemos firmemente que se ha decidido crear los planetas así en pro de una funcionamiento óptimo del juego que realmente consiguen, ya que podemos decir que durante la realización del análisis no hemos sufrido ni tirones y tampoco se ha colgado, al contrario, todo luce muy bien y el juego va muy fluido. Como siempre, no nos aventuramos a decir qué tasa de frames tiene el juego, pero sí que podemos asegurar que es muy estable a pesar incluso que no veréis ninguna pantalla de carga cuando volamos entre planeta y planeta. Desde luego nos ha sorprendido mucho en este punto. En versión portátil encontraremos un recorte en el aspecto visual, pero ocurre exactamente lo mismo: todo luce muy bien y muy fluido.

¿Para que sirven los juguetes?

Después de explicar por encima cómo es el juego en sí aunque ya habréis visto multitud de vídeos promocionales y gameplays que se han mostrado a lo largo de estos meses, os contamos para qué sirven los juguetes y la importancia de estos en la experiencia final. Al fin y al cabo, son una de las motivaciones que pueden tener algunos de los futuros compradores de Starlink.

Pues bien, os vamos a resolver de forma muy rápida algunas de las dudas que hemos detectado en los lectores durante todo estos meses, y es que no es imprescindible comprar todos los juguetes para tener buena experiencia con Starlink. Para probar el juego, desde Ubisoft nos han proporcionado el Starter Pack, que contiene para la versión de Nintendo Switch el Arwing, los personajes Fox y Mason Rana, las armas Andanada de hielo y lanzallamas, y el soporte para la lectura de los juguetes. Por otro lado, el pack con la nave Pulse con el piloto Chase y otra arma, y el pack con la nave Neptune, con el piloto Judge y una arma adicional. Como extra, también hemos recibido dos packs de armas.

Lo interesante de este importante punto del producto es que nos permite combinar todos los elementos a nuestro antojo. Podremos cambiar las armas, las alas entre todas las naves, mezclar pilotos con la intención de adaptarnos a las peculiaridades del combate, pero también a las necesidades de exploración. Es decir, que aunque no sea necesario tener todos los packs de naves, armas o personajes que salen al mercado sí que es interesante para poder explorar todo al cien por cien debido a que, para conseguir algunas cosas, debemos tener ciertas habilidades que proporcionan o los pilotos, o las naves o las armas que de otra manera no hemos podido conseguir.

Como ejemplo, podemos poner los casos de enemigos que son más vulnerables a ciertos elementos, o la posibilidad de conseguir abrir algunos cofres con items interesantes dentro que solo podremos desbloquear si los destruimos con algunos elementos o armas concretas.

Paralelamente, tenemos un sistema de progresión por niveles – y otro de desbloqueo – tanto en las armas como en las naves, y por supuesto en los personajes. Según vayamos ganando experiencia, todas las partes irán ganado en potencia y sus prestaciones se verán mejoradas. Además de esto tenemos una serie de potenciadores para ir mejorando aún más las prestaciones de todos ellos y que los encontraremos repartidos por todo el mundo creado para el juego y también con la realización de misiones.

En cuanto al material en sí de las naves, nos ha parecido de gran calidad, con parte móviles y bastante resistentes que aguantarán si las tratamos bien en los continuos cambios de alas, naves o armas. De todos ellos, la nave que más nos ha gustado ha sido Arwing, aunque seguramente sea algo más personal que objetivo, y el resto de naves también nos han gustado, sobre todo la nave Pulse.

Para finalizar con este apartado, hemos decidido dedicar unas líneas a aclarar otra de las dudas que puedan surgir al comprador y es que el juego permite el desbloqueo de las naves, armas y personajes durante un total de siete días. Esto nos permitirá no tener que estar manipulando los juguetes, los Joy-con si tenemos un mando Pro, o poder jugar al título en modo portátil en cualquier lugar.

Starfox en Starlink

Dentro de las ediciones que podemos adquirir del juego en las distintas plataformas en las que va a ser lanzado, destaca el hecho de poder usar a Starfox dentro de este juego. Su aparición no es meramente testimonial, ni tampoco se trata de un personaje invitado que podemos usar para seguir la historia principal del juego, y poder, de paso, lanzar a modo llamativo un juguete con la nave – Arwing – para vender esta edición. Desde Ubisoft – con permiso de Nintendo-, se ha decidido que Fox sea un elemento fundamental en la trama principal del juego, participando activamente, si es que decidimos usar el personaje.

Además de esto, la saga Starfox hace su aparición también con toda la flota de personajes de la saga y además encontraremos una historia paralela que tiene que ver con los acontecimientos que en ella se cuenta.

Un buen producto con mucho futuro

Starlink nos ha sorprendido para bien. Es cierto que se trata de “enésimo” videojuego con juguetes interactivos que debemos comprar por separado, sin embargo esconde algo más que contenido adicional de relleno. Por un lado, la historia del juego es original y el universo creado alrededor puede dar en un futuro mucho más de sí si desde la compañía no abusan de lanzar contenido adicional de pago, y tampoco un gran cantidad de juguetes en poco tiempo para aprovechar el tirón.

En el apartado jugable lo hemos venido comentando a pequeñas dosis, y es que jugablemente es es de lo más satisfactorio, y su desarrollo va de más a menos gracias al “lore” creado que nos invita continuamente a seguir progresando para conocer más cosas sobre la trama y todo lo que la rodea. Visualmente, a pesar de no estar entre los mejores juegos de las plataformas a las que va a ser lanzado se defiende con solidez.

En resumen, Starlink: Battle for Atlas es un juego de exploración y aventuras que lleva un gran trabajo detrás, muy entretenido y diseñado para pasar las horas delante de la pantalla, buscando, luchando y descubriendo cosas. Además, si eres de los jugadores que también disfruta coleccionando, los juguetes ofrecidos son de gran calidad y aportan a la historia una buena dosis de contenido que ya está presente en ellos.


Positivo

  • Técnicamente, aunque no entre los mejores, es muy bueno
  • Pasaremos multitud de horas pegados al titulo descubriendo cosas
  • Fox McCloud y el Arwing para la versión Nintendo Switch
  • Jugablemente muy bueno
  • Los juguetes son de gran calidad, y no son todos necesarios para avanzar
  • No es obligado jugar con las naves conectadas

Negativo

  • Los mundos están algo vacios, se echa de menos más fauna
  • Poca variedad en las misiones secundarias
  • Poca variedad de enemigos
  • La banda sonora es anecdotica
9

Increíble

Política de puntuación

Álvaro Giménez
Especialista en Nintendo y portátiles. Apasionado de los videojuegos, cine y la fotografía.