Análisis Wasteland 2: Director’s Cut

PlayStation 4 Xbox One
 

Después de su lanzamiento en septiembre de 2014, Wasteland 2, como si de una película de autor se tratase, llega a las consolas de nueva generación con una edición llamada “Director’s Cut” en la podremos notar una sustancial mejora de, sobre todo, el aspecto gráfico.

Reúne el valor y las fuerzas necesarias para hacer frente al peligroso páramo, y controlar a un grupo de Rangers para acudir a todas las llamadas de auxilio y poner un poco de orden en este peligroso y difícil mundo post- apocaliptico. Todo sigue igual después de 15 años. Peligros, radiación y mutantes. Podredumbre será lo que encontremos a lo largo de nuestra aventura y solo los Rangers se anteponen ante un mundo peligroso y caótico donde lo más débiles sufrirán, y los más fuertes y crueles saldrán adelante.

Wasteland 2 ps4

Una jugabilidad extremadamente desarrollada

Tan -nos imaginamos- difícil sería sobrevivir en este yermo, como el reto de jugar a Wasteland 2, un juego en el que la personalización, el uso de las armas y objetos están medido hasta lo que podríamos considerar “enfermizo”.

Comenzamos con la selección de unos personajes que nos acompañarán durante la aventura, y en la que nos ofrecen la posibilidad de, o elegir sus características personalmente, o usar varios predefinidos que el juego pone a nuestra disposición. Después de tomar esta primera e importante elección, nos ponemos inmediatamente en marcha.

En primera instancia, uno de los personajes principal -por su peso en la historia más que otra cosa- nos pone los primeros deberes como Rangers. El General Vargas, nos envía a una “sencilla” misión de reconocimiento en la debemos averiguar qué es lo que le ha ocurrido al Ranger Ace, el cual ha sido asesinado violentamente al intentar averiguar el origen de unos mensajes que instaban a atacar a dicho grupo protector, herederos de los primeros pobladores de estas tierras arrasadas por el holocausto nuclear.

Wasteland 2 ps4 2

A partir de aquí, sin más explicación o tutoriales, y después de un rato leyendo una retahíla con texto de fuente bastante  pequeña , ponemos a nuestro grupo de Rangers en marcha.

Pronto empiezan a suceder los tutoriales – que podremos desactivar- explicando mucho de los aspectos del juego. Esto sucederá durante una gran parte de los primeras horas de juego, así que, a pesar de que puede resultar algo pesado el hecho de que cada tres por dos estén parando la acción para explicarnos algo, es muy útil. Así que armaos de paciencia y empaparos bien de todo porque gracias a saber como funciona el título, disfrutaréis mucho más de él.

El gameplay del juego se divide de dos formas bastante diferenciadas pero relacionadas. Principalmente, las diferenciamos por el desplazamiento de los personajes, ya que este discurre por dos tipos de medios teniendo uno y otra un mayor y menor peso en la jugabilidad.

El más grande de estos, es decir el que discurre el mapa por donde nos desplazamos de un lugar a otro es quizás el que menos nos ha gustado de los dos y el que menos peso jugable tiene. El otro mucho más pequeño -relativamente- es en el que se desarrollan los combates y la exploración de los lugares y por tanto con más peso jugable; en definitiva es el que más nos ha gustado.

El hecho de estar en un mundo post apocalíptico se nota. Poca munición, pocas recompensas en la consecución del combates, pocas armas que debemos gestionar eficientemente, son elementos en nuestra contra que debemos tener en cuenta a la hora de enfrentarnos a nuestros enemigos, que irán surgiendo de manera esporádica -tanto en el mapa general, como en las localizaciones-.

Teniendo claro esto, el juego nos propone una jugablididad centrada en el RPG táctico, por turnos, y con movimientos limitados a los PA, es decir, a los puntos de acción. Estos determinarán tanto el movimiento que vamos a hacer -distancia y demás- como los golpes a nuestros enemigos. La estrategia es fundamental en este juego, así como colocar a nuestros personajes en los sitios adecuados, incluso con una orientación y distancia adecuada.

Ataques primarios, secundarios -con y sin armas-, disparos a larga distancia más o menos precisos, desplazamiento, coberturas, objetos, etc, son las claves básicas del juego. Para ello, debemos conocer perfectamente a nuestros personajes – no viene mal crearlos al principio de la partida nosotros mismos, la verdad-. Para ellos, una buena forma de hacerlo es repartir los puntos de experiencia pensando que función va a desempeñar cada uno de ellos durante los combate, que cualidades tiene y equipo va a llevar cada uno. Lo que queremos decir es que en Wasteland 2 no vale repartir al “tún,tún” los puntos de experiencia.


Esto es muy importante sobre todo por qué hay que tener en cuenta que una vez perdido un integrante de nuestro grupo, jamás podremos recuperarlo, por lo que perderemos toda la experiencia acumulada y tan solo podremos recuperar el equipo y los objetos que llevaba antes de morir. Prácticamente tendremos que sobrevivir.

Wasteland 2 ps4

Empezaremos con un grupo inicia de cuatro personajes, aunque podremos reclutar algunos y llegar a 7

A pesar de todas las bondades que hasta ahora no paramos de introducir, el juego adolece de, quizás, una IA algo mejorable. Nos encontraremos con situaciones poco estratégicas e incompresibles -en demasiadas ocasiones- en las que los ellos mismos se parece que buscan ser eliminados. No acaba de funcionar este aspecto que arrastra desde la primera versión en PC.

El uso de la cámara tampoco es un aspecto demasiado pulido. Esta se sitúa a una distancia bastante grande de los personajes y picada y aunque disponemos de tres modos diferentes para manejar -incluso uno libre-, ninguno de ellos acaba de funcionar.

Es por ello, que decidimos usar la cámara estándar que sigue al personaje, con todo lo que ello conlleva. Y no es otra cosa que un campo de visión bastante corto, y que en ocasiones nos llevará a enfrentarnos a enemigos que por las condiciones de nuestro grupo quizás deberíamos dejar pasar. Una cámara situada un tanto menos picada hubiese solucionado esto. Es cierto que la cámara “standar” podremos variar un rato su inclinación y lejanía, sin embargo no nos hemos acabado de acostumbrar.

Sin embargo, y dada la profundidad, las opciones que tiene el juego y lo que disfrutamos con él, es algo que no lo tenemos demasiado en cuenta. No todo puede ser perfecto.

Wasteland-2

Finalmente, y para acabar el apartado de jugabilidad siendo conscientes de que podríamos explicar muchas más cosas y más detalladas de este, acabamos con una pequeña mención a los aspectos jugables que encontraremos durante el desplazamiento en por el mapa.

Elementos bastante interesantes como la necesidad de tener un control del agua que tenemos para desplazarnos por las zonas, llevar un traje para la radiación lo suficientemente eficaz para acceder a ciertas zonas e incluso el paso del tiempo en el desplazamiento de un lado a otro, que tendrán consecuencias incluso en los diálogos, y por lo tanto en el desarrollo de la historia.

A pesar de tener un menor peso en el desarrollo jugable del título, el hecho de tener tantas variables nos ayuda a introducirnos mucho más tanto en la historia como en el gameplay del juego.

Inmersión total


Son todos estos aspectos jugables lo que hacen que nos sintamos realmente como si estuviésemos nosotros mismos en el peligroso páramo nuclear -no “nucelar”-. Resulta curioso, que con un apartado técnico bastante escaso a pesar de las mejoras incluidas en esta edición, consigan que el jugador se sienta como que maneja a un grupo de Rangers en un páramo post-apocaliptico. Esto encantará a los amantes de los buenos RPG.

Detalles como estar informando por radio de nuestros movimientos, el desarrollo de los personajes que incluyen hasta descripciones físicas, el cambio en los diálogos según las decisiones que tomemos, son síntomas del buen hacer y las ganas por ofrecer el mejor producto posible. Realmente lo consiguen. Los medios que las compañías disponen no son infinitos, y el uso de ellos dará mejores o peores resultado. En este caso, el uso es excelente y los resultados son excelentes.Wasteland 2 ps4 3

Pero si hay algo que consigue que introducirnos en el mundo de Wasteland 2 es el imponente apartado artístico y de diseño de escenarios. Unos escenarios llenos detalles como coches en destrozados, cuerpos, vegetación, estructuras en ruinas y multitud de objetos que, todo sea dicho de paso, nos servirá como coberturas durante los combates.

Caso aparte es el hecho de que las mejoras gráficas introducidas en el juego no son los suficientemente buenas, como para que quedemos satisfechos con el título por lo que, en este caso, debemos dar “el toque de atención”. Aspectos tan básicos como la animación de los personajes, e incluso al modelado de algunas partes de los escenario, por no decir de algunos fallos gráficos bastante evidentes que surgen en cuando manipulamos la cámara del juego. Mención aparte a algún que otro problema en la reacción de los personajes cuando intentamos hacer una acción.

Finalmente, y algo que no debemos tomar en cuenta pero como fans incondicionales de un buen sonido, este aspecto sigue siendo mejorable. No solo porque la música es bastante “sencilla” y algo repetitiva, sino porque los efectos sonoros se quedan algo corto para nuestro gusto, y más teniendo en cuenta que se trata de una re-edición con mejoras. Pero es algo totalmente personal que queremos reseñar no como crítica, sino como apunte.

Valoración final

Como bien sabrán la mayoría de jugadores que pudieron probar la versión lanzada en PC, Wasterland 2 es un RPG de la vieja escuala. Difícil, que supone un reto para el jugador y en el que deberemos invertir horas y horas, tener paciencia y explorarlo lo máximo posible para sacar todo el juego, y disfrutar a tope de él.

Sin duda, Wastelanad 2: Director’s Cut es un gran juego, un gran fichaje para nuestras consolas de sobremesa y un imprescindible para todo aquel que ame los RPG de antaño.


Positivo

  • Horas y horas de juego
  • Un reto para todos los jugadores
  • Multitud de opciones de personalización
  • Apartado artístico muy bueno
  • Creación desde cero de nuestros personajes

Negativo

  • La IA falla
  • Arrastra "peros" de la versión PC
  • Mejoras gráfica evidentes, pero insufientes
8

Muy bueno

Política de puntuación

Álvaro Giménez
Especialista en Nintendo y portátiles. Apasionado de los videojuegos, cine y la fotografía.