El “Boost mode” de PlayStation 4 Pro está resultando un éxito

Las pruebas son concluyentes

El “Boost mode” de PlayStation 4 Pro está resultando un éxito
 
 

Para aquellos que no lo conozcan, el inicio de la beta de la actualización 4.50 de PlayStation 4 introdujo en forma de sorpresa a través de los ajustes de la consola en el modelo PlayStation 4 Pro, una opción llamada “Boost mode” que permite potenciar el rendimiento de los juegos lanzados previamente al sistema Pro, es decir, mejorando gráficamente los títulos que no habían sido adaptados al nuevo modelo de consola mediante un parche.

Los usuarios con acceso a la beta de esta actualización de sistema apuntaban ya desde el primer momento que algunos juegos veían mejorado su rendimiento, poniendo de ejemplo claro Assassin’s Creed Unity. Unos días más tarde, a través de pruebas más técnicas, se ha podido corroborar como efectivamente, esta funcionalidad está mejorando en muchos casos el apartado gráfico de los títulos, abarcando a los fotogramas por segundo o incluso texturas o acabados.

Project Cars, quien ha anunciado su secuela recientemente, es uno de los juegos más vitaminados con este opción, pues en muchos casos la mejora de fotogramas por segundo excede de los diez. Otros juegos como Bioshock Infinite o títulos de lanzamiento de la consola como Knack, también sufren una mejora apreciable.

Pero como ya habíamos comentado, no solo encontramos mejoría en los fotogramas por segundo, el propio Mirror’s Edge Catalyst nos muestra como el nivel de detalle gráfico del juego también se puede ver mejorado como se aprecia en los detalles del edificio.

Que las pruebas estén resultando positivas es una gran noticias, pues el Boost mode es una funcionalidad añadida por Sony en esta actualización en modo beta, y dependiendo del rendimiento de la misma acabará o no implementándose cuando la actualización se lance, la cual no tiene fecha confirmada.


Contenido relacionado