Retiran House Party de Steam por quejas a su contenido pornográfico

Aunque Valve no ha dado demasiados detalles al respecto

House Party
 
 

Durante el pasado mes de junio, Steam recibía un título de parte de la desarrolladora independiente Eek! Games de nombre House Party que pocos sabían el revuelo que este iba a causar. Tal ha sido este, que Valve ha decidido retirar el título de la propia Steam sin ofrecer demasiados detalles al respecto, aunque su desarrolladora ha señalado directamente a quejas por contenido pornográfico.

Tal y como indica el nombre, House Party nos da como objetivo atender a una fiesta en la que ocurrirá de todo menos reuniones de lectura. Así pues, el juego muestra sin demasiada preocupación nudez tanto masculina como femenina, además de múltiples retos bastante extremos que potencialmente puedan afectar negativamente a la integridad de las personas.

House Party

A pesar de que sí es cierto que la nudez es una parte destacable de House Party, también hay que decir que el título cuenta con muchas otras características, como, mediante diálogos, cumplir ciertas misiones cuyo objetivo es el de ayudar a asistentes a la fiesta. Desde Eek! Games aseguran que el objetivo principal es el de ofrecer un contexto cómico en el que simplemente pasar un buen rato.

Es necesario destacar, sin embargo, que dado que Valve no dio demasiados detalles al respecto a la desarrolladora del título, estos no han podido hacerse una clara idea acerca de qué elementos del juego deberían censurar para evitar problemas, y desde luego no ha ayudado el hecho de que ciertas quejas registradas vengan en realidad de contenido creador por propios usuarios y no Eek! Games.

Después de todo, la desarrolladora ha asegurado que se dispone a realizar cierta censura en el título para que este pueda volver a Steam, a pesar de no tener realmente claro cuáles han sido los elementos que más problemas han generado al público. Así pues, solo queda esperar y ver si House Party puede volver a la gran escena tras un comienzo nada tranquilo.


Dejar un comentario