Ridley Scott cree que sería “demasiado peligroso” para una película de Star Wars

El director rehuye a la posibilidad de entrar en la saga

Ridley Scott cree que sería “demasiado peligroso” para una película de Star Wars
 

Polémico a la par que maestro, Ridley Scott (80) sigue siendo tras varias décadas, uno de los cineastas más prestigiosos de Hollywood. Tras los grandes éxitos de los años 80 como “Alien” o “Blade Runner”, el director pasó un periodo de perfil bajo hasta que hace varios años regresó más fuerte que nunca. Sus dos sagas homónimas han regresado a las salas de cine y su nombre vuelve a oírse en las calles. Eso ha hecho que muchos empiecen a hacer predicciones de cuales podrían ser sus próximos proyectos a expensas del más que oscuro futuro de la secuela de sus Xenomorfos tras la venta de Fox a Disney, y del fracaso en taquilla de la cinta de Denis Villeneuve sobre el universo de Philip K. Dick.

De todo eso y de el complicado cambio de actor en “Todo el dinero del mundo” estuvo hablando Scott en una entrevista para Vulture. Allí explicó el proceso que tuvo que seguir para las regrabaciones tras la marcha de Kevin Spacey debido a las acusación por acoso sexual que cargaba a su espalda, y la llegada de Cristopher Plummer. Todo ello sin embargo no le ha hecho cambiar de opinión sobre las producciones de gran presupuesto (entre las que se encuentran las del universo Star Wars), a las que sigue teniendo un gran respeto y miedo.

No, no. Soy demasiado peligroso para eso“, confesaba a la posibilidad de poder dirigir una de las nuevas entregas de Disney. “Creo que a ellos les gusta estar en control, y a mí también. Cuando tienes a un tipo que ha hecho una película de bajo presupuesto y de repente le das 180 millones, deja de tener sentido. Es jodidamente estúpido. ¿Sabes cuál es el coste de unas regrabaciones?

El futuro de la saga Star Wars pasa ahora por las manos de Rian Johnson, pero es probable que Disney decida continuar con su estrategia de un director por película, y busque nuevas caras que sentar en sus sillas. Para cuando ese momento llegue Scott estará fuera de las quinielas, eso si no cambia de opinión antes.


Contenido relacionado