La política de DLCs de Final Fantasy XV se está cargando el juego

Final Fantasy XV

PC PlayStation 4 Xbox One
7.5

Bueno

La política de DLCs de Final Fantasy XV se está cargando el juego

La Royal Edition llegará en marzo

La política de DLCs de Final Fantasy XV se está cargando el juego
 
 

De primeras, al ser un artículo de opinión no extensible al resto del equipo de Areajugones, he de exponer mi postura ante Final Fantasy XV: me pareció en su momento el mejor videojuego de la franquicia desde la décima entrega (aunque Final Fantasy XIV tiene más de la saga que esta decimoquinta parte), con un sistema jugable que le venía perfecto a una marca que necesitaba con urgencia dar un salto hacia delante y con unos personajes que, aún habiendo podido ser mejor aprovechados, tenían carisma suficiente como para soportar un argumento que caía sobre su peso.

No soy de los que niega que haya problemas de cohesión en la historia, en parte por culpa de una estrategia transmedia que acabó haciendo aguas; tampoco niego que su mundo abierto se quedara desaprovechado, sobre todo cuando esperábamos una Imsonia enorme (tal como apuntaban sus primeros gameplays) que se quedó en un último episodio descafeinado, guiado por pequeñas zonas urbanas con el destino final del jefe final. Pero me quedé con lo bueno: brillos de luz con una Altissia preciosa y esbelta, grande, con contenido; unos personajes que los sigo recordando y una historia que me emocionó; un combate fácil de aprender pero difícil de dominar y unas secundarias que, pese a ser repetitivas y básicas, ayudaban a explorar un mundo abierto desaprovechado pero bello.

En cambio, llegaron los DLCs y mi ánimo bajó y bajó hasta el punto de dejar de jugar por diversos problemas que evidencio ahora:

  • El contenido gratuito que llegó para mejorar la historia debería haber estado de base: una vez pasado el tramo argumental principal, aún habiendo contenido postgame, se me hizo tedioso volver a jugar esos episodios en los que iban añadiendo pequeñas pinceladas argumentales que, si bien mejoraban la cohesión, no dejaban de ser minutos nuevos que requerían horas de jugar de nuevo.
  • Ya muchos lo dijeron al salir el videojuego: había tramos en los que miembros de la plantilla, como Ignis, Prompto y Gladioulus, desaparecían de la pantalla e intuíamos que esos vacíos argumentales se rellenarían con contenido de pago. Así fue, y lo que es peor, esta técnica va a seguir durante 2018. ¿Por qué no contar lo que faltaba desde el principio? Final Fantasy XV es el videojuego de la saga principal más corto (o de los más cortos), con unas 25-30 horas de historia. Este contenido extraído para ser vendido aparte no gustó, y a mi, menos aún.

final fantasy XV comrades

  • El modo Comrades llegó tarde: más de un año después, desembarcó el modo multijugador del videojuego, y los problemas antes explicados me sacó del proyecto. Lo probé, y aún siendo un buen añadido, podría haber dado más de sí. Agradezco, eso sí, que mediante esta modalidad se rellene otro vacío argumental aunque sea de forma vacua.

¿Por qué entonces escribir este artículo de opinión hoy? Fácil: el anuncio reciente de Final Fantasy XV: Royal Edition es otra broma de Square Enix y su proceso con el videojuego. Hay anunciados otros DLCs de pago, al estilo de los Episodios lanzados el año pasado, planeados para este 2018. En cambio, se anuncia una edición completa para este mes de marzo, coincidiendo con el lanzamiento de la versión de PC. ¿Era necesario?

Creo que esto viene a ser un intento de imitar el modelo de Final Fantasy XIV, que con cada expansión grande llega una versión completa con todo el contenido anterior y el juego base. En cambio, aclaremos una cosa: no estamos ante un MMORPG por lo que, aunque se le esté intentando dotar de un flujo de contenido progresivo en el tiempo, Final Fantasy XV no puede anunciar una edición “completa” que se quedará “incompleta” en pocos meses. Tampoco es un videojuego al estilo Street Fighter V o Rainbow Six Siege, que va por temporadas: es un videojuego de rol (o aventura de acción, dependiendo del jugador al que se le pregunte) que no puede basarse en temporadas de contenidos. Lo importante es la base, repito.

Otra “guarrada” es que el contenido que incluye nuevo esta Royal Edition no es gratuito, pese a ser una expansión al estilo de las argumentales de Final Fantasy XV: se incluirán, además de todo el contenido del pase de temporada que hemos mencionado, un control completo del barco entre Cape Caem y Altissia (algo que debería haber llegado de base), nuevos accesorios y jefes finales, misiones, un vehículo todoterreno libre y un modo en primera persona. ¿Precio? Si tenías la versión de Xbox One o PlayStation 4, “solo” 19,99€.

final fantasy xv: royal edition




Precisamente lo suyo hubiera sido que aquellos poseedores del videojuego en consolas obtuvieran este contenido de forma gratuita por haber sido los principales partícipes del éxito y los beneficios de Square Enix, una muestra de apoyo que no ha llegado y que se ha convertido en otra oportunidad de maximizar unos ingresos que permitan seguir ganando dinero a la desarrolladora japonesa.

Igualmente, y para concluir, no podemos negar que una compañía busca ganar dinero, así que seguramente una parte de la culpa resida en el funcionamiento más que bueno de los episodios de pago. Solo queda resignarse y pensar qué hubiera sido de Final Fantasy XV si desde el principio del desarrollo no se hubiera tenido en mente un calendario de lanzamiento de contenidos de pago como este, y quizás, esperar a una segunda edición completa de cara a 2019.


Contenido relacionado