Dragon Quest XI

Dragon Quest XI: Echoes of an Elusive Age

Nintendo 3DS Nintendo Switch PC PlayStation 4

Dragon Quest XI pudo haber sido un título de mundo abierto

Sin embargo, optaron por mantener parte de la esencia de la saga

Dragon Quest XI
 

El mundo abierto es el elemento de moda en el sector de los videojuegos (si dejamos a un lado el tan participado género de battle royale), y cada vez son más las franquicias que optan por introducirlo en sus nuevas aventuras. Una saga que pudo haber dado la bienvenida a este mismo elemento fue Dragon Quest, con Dragon Quest XI, sin embargo no llegó a concretarse.

En una reciente entrevista (vía Siliconera), Yuji Horii, creador de la saga, explica los motivos que impidieron que Dragon Quest se uniera al club del mundo abierto. Dado el claro cambio de enfoque que habría supuesto, y el hecho de que se encontraban ante el 30 aniversario de la franquicia, decidieron simplemente introducir ciertos elementos característicos del mundo abierto, pero manteniendo en su justa medida la tendencia lineal clásica de sus historias.

El señor Horii cree que el uso del mundo abierto es claramente un arma de doble filo, pues a pesar de las posibilidades que ofrece, supone todo un reto el mantener al jugador interesado tanto por todas las opciones que se le presentan como por seguir conociendo qué depara la trama principal del mismo.

Dragon Quest XI

Por otra parte, el señor Horii habló acerca de las dificultades que suponían los RPG de antaño, y cómo con Dragon Quest pretendió hacer de este género uno más accesible. A raíz de la primera entrega de la saga, Yuji Horii buscó dar forma a una serie de lanzamientos que permitieran a los no tan afines a los RPG descubrir un mundo que pudieran visitar acorde con sus preferencias, ya fuera manteniéndose centrados en la historia principal o explorando las zonas que rodeaban a esta.

Si bien es cierto que Dragon Quest todavía no ha dado ese paso total hacia el mundo abierto, dado la tendencia de la saga así como de la propia industria, no sería de extrañar que en el futuro el señor Horii decidiera optar en su totalidad por esta fórmula.

Dragon Quest XI logró superar las 2.5 millones de copias vendidas en Japón hace ya más de cuatro meses, una cifra que aumentará de forma notable para cuando se dé su lanzamiento en Occidente, el cual todavía espera una fecha oficial de lanzamiento.


Contenido relacionado