Netflix y HBO convierten el canon digital en el agosto del Gobierno

La facturación por esta tasa se ha multiplicado por 10 en el último año

Netflix y HBO convierten el canon digital en el agosto del Gobierno
 
 

El canon digital, la tasa que se paga por la compra de CD y DVD  y que va destinada a autores, editores, productores y artistas, se ha convertido en una interesante fuente de ingresos para el Gobierno. El año pasado, el ejecutivo del PP instauró una nueva legislación después de que la Unión Europea decretara con varias sentencias su incompatibildad con las leyes comunitarias. Esta última actualización gravó nuevos aparatos que previamente estaba exentos de la tasa como impresoras, discos duros o memorias USB, y creó un contexto en teoría proclive para la desaparición de la piratería. Sin embargo este cambio no ha llegado a través del canon digital, sino del éxito de las plataformas de streaming.

Según revela Vozpópuli, la facturación percibida por el Gobierno en los últimos 5 meses ha ascendido hasta los 29 millones de euros. Unas cifras que de seguir así, podrían llegar a los 70 millones de euros en un año, multiplicando por 10 los ingresos que preveían por el canon digital. En 2016, el perjuicio sufrido por los creadores rondaba los 7 millones de euros. ¿Por qué ese incremento? La instalación de las plataformas de vídeo bajo demanda como Netflix, HBO, o incluso Spotify en su sector, han reducido de manera espectacular la piratería.

La caída en la actividad ilegal de copias no es nueva. Desde el pasado 2012, se ha registrado un descenso notable de este tipo de prácticas. En dicho año los perjuicios para los creadores fue de 18 millones de euros, en 2013 de 17 millones de euros, en 2014 de 12 millones de euros, en 2015 se mantuvo, y en 2016 marcó el histórico de los 7 mllones previamente mencionados. Según apunta Digital Europe, patronal europea de empresas tecnológicas, esto se debe al crecimiento de servicios como Netflix y HBO. La suscripción a estos servicios por cuotas muy bajas ha invitado a miles de personas a dejar de acceder a webs ilegales de contenido, y a replicar CDsde música y DVD de películas de manera fraudulenta.

¿El futuro es el 0? El próximo 2019 está prevista la llegada de Disney y Apple al mercado del streaming en Estados Unidos, y se espera su traslado a España ya en 2020. Con las grandes compañías apostando por la creación de contenido original, y unas ofertas muy competitivas, la lacra de la piratería parece abogada a la desaparición. No obstante la situación de muchos artistas no asociados a ninguna de las partes que perciben los ingresos por el canon, o con porcentajes increíblemente bajos, seguirán padeciendo los mismos problemas.


Contenido relacionado