Super Campeones 2018

Super Campeones 2018

El New Team y el Meiwa aprenden a sufrir en Super Campeones 2018

Oliver y Mark, a un ritmo salvaje

Super Campeones 2018
 

El último episodio de Super Campeones 2018 nos daba a conocer al irremplazable Mark Lenders. Una verdadera bestia que centra todo su juego en la potencia de su físico y que cuenta con una tremenda ambición personal y deportiva. Su equipo, el Meiwa, apunta a ser uno de los grandes rivales del New Team para la conquistia del torneo nacional. No obstante, en esta ocasión ambos equipos se encuentra en una situación que les llevará al límite de sus capacidades.

Pese a encontrarse en los últimos compases de la ronda clasificatoria para los nacionales, Benji sigue sin estar recuperado al 100% de su lesión, con lo cual se anuncia momentos antes del partido que no tomará parte del mismo. Su objetivo es el de poder estar en perfectas condiciones para la gran final y, en cualquier caso, el equipo ante ellos no presenta una verdadera amenaza goleadora. Es por ello que el entrenador decide dar luz verde al segundo portero, aunque pronto se darán cuenta de que este duelo será uno mucho más complejo de lo anticipado.

El New Team toma rápidamente la iniciativa ofensiva ante el Shimada, y este parece no saber responder ante el rápido juego de los compañeros de Oliver. Sin embargo, un pase interceptado se convierte en un veloz contraataque que los favoritos no llegarán a poder detener. El delantero del Shimada supera con una poco ortodoxa vaselina al suplente de Benji, logrando así poner el primer gol en el marcador. Este momento supondrá un punto de inflexión para con el partido que el New Team jamás habría predicho.

Por otra parte, la situación del Meiwa en su respectivo partido es todavía más peligrosa que la del New Team. Llegando al final de la primera mitad, se encuentran abajo en el mercador por 3-0. Sin Mark Lenders, su máximo referente, el Meiwa parece tener un claro límite en cuanto a sus capacidades. No obstante, el mencionado Lenders aparece junto a su inseparable Dani Melow por tal de reconducir la situación actual. Pese a que no será sencillo, Mark Lenders no tiene intención alguna de dejar que sus sueños desaparezcan antes de llegar al torneo nacional.

Volviendo al encuentro del New Team, estos siguen totalmente contra las cuerdas. Pese a que están contando con el dominio del balón y una gran cantidad de disparos a puerta, siguen sin lograr materializar una sola oportunidad. Peor todavía, los compañeros de Oliver no están logrando encontrar a este desmarcado. El Shimada, aparentemente, está dejando jugar al New Team dentro de unos límites que no llegan a facilitar la interacción de su mejor jugador. Una estrategia defensiva basada en el contraataque que les ha dado grandes resultados.

Volviendo al segundo de los partidos, el Meiwa consigue consolidar la remontada tras una dura primera parte. El dúo Lenders-Melow demuestra entenderse a la perfección y uno a uno consiguen remontar todos los goles de desventaja que habían sufrido durante los minutos anteriores. No solo eso, sino que en última instancia un duro disparo de Lenders conseguirá girar por completo las tornas en el marcador. De esta manera, el Meiwa consigue asegurarse su paso al torneo nacional. Un recorrido nada sencillo y que ha servido para comprobar la valía de Mark Lenders como líder y mejor jugador.

Por si el resultado actual del New Team parecía ser ya bastante desolador, las cosas estaban a punto de ponerse de un tono mucho más oscuro. La lluvia hacía acto de aparición en mitad del partido y procovaba un claro desajuste en el juego de New Team. El conjunto liderado por Oliver, Tom y el famoso cuarteto es uno que se guía por un estilo técnico que, en condiciones pobres, reabaja notablemente sus prestaciones. Tal es así que el Shimada logra atrapar nuevamente por sorpresa a los favoritos y anota un segundo en la segunda mitad. Un duro golpe que parece dejar virtualmente fuera de la competición a New Team.

Cuando más quemaba el balón, y sin el liderazgo de Benji en el campo, Oliver demuestra una vez más por qué no es un delantero tradicional. Ese juego característico de un ’10’ le permite generar ofensiva en torno y a raíz de sí mismo, lo cual repentinamente ayuda a que el New Team mejore sus prestaciones. Así pues, en uno de sus renovados ataques el New Team, y específicamente de la mano de Tom Baker, consigue posicionar a Oliver en una situación adecuada mediante la que anotar el primer tanto a favor del partido con un espectacular remate aéreo.

Con el final del encuentro cada vez más cerca prosigue el vendaval ofensivo del New Team hasta sumar el tanto del empate. Posteriormente, el Shimada decide que es el momento indicado para intentar una ofensiva como no habían mostrado en todo el partido. Saben que en este punto aguantar el resultado ya no es una acción viable, por lo que buscan anotar el gol que les dé la victoria. Pese a contar con una buena oportunidad, no logran marcar, y la jugada deriva en un contraataque para el New Team. Oliver no desaprovecha la ocasión y marca el último de los tantos del partido, asegurándose así el pase a la gran final de la ronda clasificatoria.


Contenido relacionado