my hero academia

My Hero Academia

¡Fin! Se determinan los 100 elegidos en el episodio 56 de My Hero Academia

Deku, Bakugo, Lida... ¿se quedará alguien fuera?

my hero academia
 

Las últimas posiciones disponibles para avanzar a la siguiente fase del examen provisional de héroe empiezan a escasear en “My Hero Academia”, y todavía son muchos los miembros de U.A. que siguen sin haber asegurado su pase. Bakugo, Kirishima, Deku, Lida, Ochaco… todos ellos se enfrentan ante las últimas dificultades, y su planificación y determinación será lo que en última instancia revele si consiguen avanzar en una prueba tan esencial como esta.

Retomamos la acción y la primera de las tomas nos lleva a plantarnos ante diversos miembros de la academia Ketsubutsu. Entre estos se encuentra Yo Shindo, quien con su particular Don logró separar a la academia U.A. e impedir que esta llevara a cabo el plan que habían elaborado. Ahora, pretenden aprovecharse del caos sembrado ante las limitadas plazas libres para avanzar a la siguiente fase del examen, y ciertamente no parece que vayan a tener demasiadas dificultades para ello.

Otros que se encuentran en plena acción por el pase a la siguiente fase del examen son Kirishima, Bakugo y Kaminari. El primero, no obstante, cayó preso del extraño Don de Seiji Shishikura, de la academia Shiketsu, el cual puede convertir a sus enemigos en bolas de carne. Aunque Bakugo había sido ya testigo de sus capacidades debido al destino que aguardó a Kirishima, desconocía la capacidad de Shishikura para desprenderse de su Don, cayendo desprevenido y convirtiéndose también en una bola de carne. Todas las esperanzas recaen ahora sobre Kaminari.

Aunque parecía que Shishikura daba ya la victoria por cantada, Kaminari guardaba varias sorpresas. En primer lugar le lanza una granada creada por Bakugo momentos antes de convertirse en una bola de carne. Aprovechando la distracción generada a causa de la explosión, Kaminari demuestra de qué le han servido estas últimas semanas, y es que ahora puede escoger la dirección hacia la que se desplaza su electricidad. Gracias a las herramientas proporcionadas por los héroes de soporte, Kaminari cuenta con unos discos que actúan en cierta forma de punto de mira.

Una vez Kaminari logra impactar a Shishikura con su nueva técnica (no, al final no era una Ray-gun), se descubre que a medida que este último acumula dolor comienza a perder la capacidad para mantener la forma de las bolas de carne. En última instancia, Kirishima y Bakugo logran recuperarse al mismo tiempo para dejar completamente fuera de combate a su rival. Consecuentemente, el resto de rivales que habían sido transformados en bolas de carne recuperan también su forma, y aunque esto podría suponer problemas, la situación se convierte rápidamente en una gran oportunidad para los tres amigos.

En otro lado del campo de batalla encontramos a Midoriya, Sero y Ochaco combatiendo por tal de conseguir expandir la línea de clasificados con respecto a U.A. En una jugada magistral, los tres compañeros atrapan a una gran cantidad de enemigos mediante la gravedad de Ochaco y la cinta adhesiva de Sero, sirviendo así una oportunidad de oro para cerrar su pase fácilmente.

Poco a poco parece que U.A. empieza a sumar efectivos en gran cantidad para la siguiente ronda del examen provisional, pero todavía son unos cuantos los que deben aún trabajar duro para cumplir su objetivo. Uno de estos es Lida, representante de la clase, que en su patrulla por el campo de batalla se encuentra con Aoyama, quien se halla refugiado y apartado del resto de compañeros. Aoyama, claramente perdido en sus convicciones, empieza a encontrar cierta determinación al escuchar las palabras de un renovado Lida. Posteriormente, juntos empiezan a correr para reunirse con el resto de miembros de U.A.

En un nuevo cambio de escena observamos cómo los miembros clasificados de U.A. empiezan a reunirse en la señalada sala de espera. Aquí se encuentran, lógicamente, Midoriya y Bakugo, con el segundo reconociendo el poder que Midoriya ha acumulado con el paso de los últimos meses. Con cada nueva dificultad superada, Midoriya ha dejado de ser merecedor del trato de ‘insecto’ que Bakugo siempre le había otorgado. La rivalidad entre los dos amigos se encuentra ahora más viva que nunca, pudiéndose mirar finalmente cara a cara.

Aoyama y Lida siguen con su particular camino esquivando todo tipo de peligros en la recta final de la prueba. Apenas quedan plazas para los miembros restantes de U.A. y la situación requiere de rápida acción. Aoyama, al comprender que su presencia reduce las posibilidades de Lida para avanzar, decide utilizar su poder para delatar su posición y agrupar al resto de enemigos a su alrededor. De esta forma, Lida tendrá tiempo y espacio como para dejar de llamar la atención y a su vez sumar puntos. No obstante, la jugada de Aoyama acaba contando con un impacto mucho mayor del que este había anticipado.

Gracias a la señal que ha supuesto el Don de Aoyama, las fuerzas esparcidas de U.A. logran reunirse para una acometida final. Uno a uno, el resto de miembros de la escuela más prestigiosa de héroes logra asegurarse su plaza en la siguiente fase del examen , incluyendo aquí a la carismática Camie, quien hace un pequeño cameo para corrobar su avance. Con Lida y Aoyama cerrando las dos últimas plazas, finalmente se definen los 100 elegidos para la siguiente parte del examen. Aunque pueda parecerlo, aquí no hallamos el final del episodio, sino que las escenas tras el ending revelan una valiosa información.

En efectivo, finalmente descubrimos cómo se desarrollará la siguiente y última fase del examen de héroe provisional: en forma de rescate. Los jóvenes elegidos observan atónitos cómo el área de combate en el que habían realizado la primera parte del examen queda ahora completamente destruida, dejando a su paso a peatones que necesitan de la ayuda de los héroes. ¿Logrará U.A. que todas sus promesas superen este ejercicio de forma satisfactoria? Deberemos esperar hasta la siguiente semana para descubrirlo.


Contenido relacionado