7 cosas no tan épicas de Vengadores: Endgame

Nada es perfecto

7 cosas no tan épicas de Vengadores: Endgame
 

[AVISO SPOILERS] Tras más de una década trabajando, invirtiendo tiempo, y soñando, Marvel Studios por fin cierra una etapa. “Vengadores: Endgame” ha llegado arrasando entre la crítica y entre los fans. Su tono épico y lo trascendental de su historia convertían al crossover en la cinta más esperada y laureada de las últimas décadas. Ahora bien, nada en esta vida es perfecto, y esta película tampoco lo es.

Aunque desde Areajugones también nos hemos desecho en alabanzas hacia el trabajo de los Russo -y no es para menos-, hay ciertos detalles que no nos han terminado de gustar; por la forma de presentarlos, o por el momento de hacerlo. Durante estos días solo escucharás hablar bien de la película, pero aquí te dejamos 10 apuntes rápidos de cosas que no son tan épicas como deberían -o como se esperaba que fueran-.

NOTA: Este artículo es de opinión. Tienes todo el derecho a no estar conforme con lo expuesto.

La decapitación de Thanos

Vengadores: Endgame

Si bien el momento cobra más sentido cuando más adelante se expone el dolor y la culpabilidad de Thor, introducir una escena así a los 15 minutos de película es cuanto menos anticlimático. No por el propio momento en sí -rápido pero intenso- sino por lo que viene a continuación; dos horas de exposición lenta y farragosa.

Thor Lebowski

Vengadores: Endgame

¿Son efectos visuales? ¿Se atiborró Chris Hemsworth a hamburguesas? El cambio físico del dios del trueno está siendo uno de los aspectos más comentados de “Vengadores Endgame”, y no es para menos. La depresión en la que se sumerge durante los 5 años posteriores a la derrota -por no haber apuntado a la cabeza del titán-, le convierten en una bola de grasa. Y tiene sentido pero se echa mucho de menos al poderoso personaje de “Infinity War”.

El sacrificio de Viuda Negra

Vengadores: Endgame

Clint tenía una familia, y ella nada. La muerte de Natasha en Vormir tras esa intensa escena frente al precipicio, nos deja sin uno de los personajes más carismáticos y populares de todo el UCM. Sus actos tienen sentido, y completan el desarrollo del personaje. Pero una heroína de su caché quizás hubiera dejado un mejor recuerdo a los fans cayendo en batalla durante la escena final.

El humor waititiano

Vengadores: Endgame

Aunque “Vengadores: Endgame” es una cinta mucho más lenta y oscura que “Infinity War”, su porción de humor es paradójicamente mayor. La influencia del estilo de Taika Waititi -con ese humor absurdo- se deja notar desde el minuto uno, y sí funciona en algunas ocasiones, pero en otras muchas no. De hecho, el Thor previo a su regreso a Asgard no hace más que interrumpir el ritmo y la inmersión de la película con sus comentarios estúpidos.

Cameos agridulces

Viajar al pasado implicaba traer de vuelta a determinados actores de películas pasadas. La presencia de Natalie Portman en la premier no era casualidad. Jane Foster se deja ver en Asgard (“se deja ver” por decirlo de alguna forma), y El Anciano interpretado por Tilda Swimpton hace lo propio en Nueva York (¡incluso tiene líneas de diálogo!), pero ¿dónde está Michael Peña? Los Russo se olvidan por completo de él.

Super Capitana Marvel

Ya sabíamos que era muy poderosa -más incluso que Thanos– pero su participación en la película es irregular. A veces es demasiado fuerte (destruyendo la nave del titán como si fuera papel), y a veces demasiado débil (ni si quiera es capaz de derrotarlo en combate individual). Y a todo ello le pone la guinda un papel completamente intrascendente en la trama que queda relegado a una pequeña dosis de fanservice final.

Un Profesor Hulk demasiado profesor

Era junto a Thor el gran ausente de los tráileres. Banner por fin logra dominar a su propia bestia interior tras su encontronazo en “Infinity War”. Sin embargo, la película pasa por su transformación de puntillas en una escena de apenas 30 segundos. ¿Es más inteligente? Frente a Tony siempre queda por debajo. ¿Es más fuerte? A penas se le ve pelear. Un desperdicio total.