Análisis Dragon Ball Xenoverse

Xbox One

Analizamos Dragon Ball Xenoverse, el primero de la saga para la nueva generación

 

Por todos es sabido que la saga Dragon Ball pasó su peor momento en lo que a videojuegos se refiere con la pasada generación de consolas. Del gran Budokai Tenkaichi 3 de PlayStation 2 no quedó ni rastro en sus sucesores para PlayStation 3 y Xbox 360, siendo los Raging Blast los mejores aunque lejos del nivel deseado. Con los últimos lanzamientos de la generación la cosa empeoró, Ultimate Tenkaichi y Battle of Z fueron los peores de la saga tanto en jugabilidad como en plantel de personajes.

Cierto que no es fácil crear una propuesta innovadora con la saga de Goku y sus amigos, ya que a diferencia de otros animes con adaptación a consolas como One Piece y Naruto, Dragon Ball (salvo las películas) ya se terminó y no se pueden recrear las nuevas aventuras o personajes como hacen los nuevos lanzamientos de la tripulación del Sombrero de Paja, por ejemplo. Pero parece que desde Dimps, desarrolladores del juego y también de los Budokai Tenkaichi entre otros, han dado con la manera de mezclar una historia alternativa original, una jugabilidad renovada y un buen elenco de personajes en una propuesta con toques de RPG. ¿Será Dragon Ball Xenoverse el juego que merecen los Saiyans?

Este análisis está basado en la versión Next Gen, concretamente de Xbox One, así que es posible que exista alguna diferencia con las versiones de Playstation 3 y Xbox 360.

El nacimiento de un nuevo Héroe

Al iniciar por primera vez Dragon ball Xenoverse ya nos damos cuenta que estamos ante una propuesta diferente. Después de algunos  pequeños combates controlando a Son Goku que sirven para mostrarnos lo que nos espera, Trunks decide pedir ayuda a Shenron para luchar contra los acontecimientos que amenazan con modificar la historia de nuestros protagonistas y destruir el universo, y éste le concede el deseo haciendo aparecer un guerrero misterioso que deberemos crear nosotros mismos con el editor que aprece al momento. Ahí podremos escoger entre cinco razas para nuestro héroe: Los Monstruos (representados por Buu), la raza Saiyan, los Terrícolas, Namekianos y la raza de Freezer, cada uno con características diferentes en combate. Por ejemplo los Saiyans aumentarán la fuerza de sus ataques a la vez que disminuya su vida, los Namekianos contarán con mucha salud que además se regenerará o los que se decanten por la raza de Freezer serán los más rápidos y resistentes a los ataques de Ki. En algunas razas podremos escoger personaje masculino o femenino y a partir de ahí personalizar nuestro personaje con un completo editor que nos permitirá modificar la indumentaria y los rasgos faciales.

Todos los accesorios y habilidades podrán ser editados en cualquier momento accediendo al menú del juego, desde el que además también podremos asignar los puntos de mejora, objetos comprados y las técnicas que consigamos durante la partida.

Bienvenidos a Tokitoki City

Una vez creado nuestro luchador, llegamos a la ciuda Tokitoki, donde Trunks nos espera para presentarnos a modo de tutorial cómo podremos movernos por ella. Olvidaros del típico menú en el que escogemos modo de juego y listo, y esa es una de las grandes virtudes de Xenoverse porque nos ofrece un amplio abanico de modos de juego, personalización y rejugabilidad.

La ciudad está dividida en tres zonas: el Campo Tiempo, donde podremos jugar el modo historia viajando como miembro de la Patrulla del Tiempo y hacer frente a los planes de los villanos Miira, Towa y Démira (creados especialmente para el juego) y que pretenden modificar la historia de Goku y compañía. El argumento con un futuro alternativo resulta entretenido (aunque sin grandes alardes) sobretodo porque veremos cómo acontecimientos que nos sabemos de memoria del anime se ven modificados y podemos ser partícipes de nuevas escenas que aportan un soplo de aire fresco. Desde la Cámara del Tiempo podremos desplazarnos a diferentes puntos de la historia gracias a la Kaiyoshin del Tiempo, y os avisamos que no será tarea fácil avanzar por los Pergaminos que nos llevan a la historia, ya que no podremos escoger nivel de dificultad en el juego y a medida que avancemos en las misiones deberemos cuidar bien la mejora de nuestro personaje para afrontarlas con garantías. En esta zona del mapa también tendremos la entrada al Torneo Mundial de las Artes Marciales, donde encontramos las mesas de inscripción (igualitas a las del anime donde el maestro Muten apuntaba a sus alumnos y él se inscribía con el pseudónimo de Jackie Chun). La de la derecha nos permitirá inscribirnos para jugar el mítico torneo online a tiempo real con otros jugadores, asegurándonos grandes y épicos momentos frente a nuestra consola. En la de la izquierda accederemos al modo versus para dos jugadores (algo que a un servidor le costó lo suyo averiguar).

En el Puerto Máquina Tiempo accederemos a las misiones secundarias, que podremos jugar offline y online en solitario o cooperativo y en las que podremos encontrar y conseguir objetos y potenciadores que servirán para mejorar nuestro personaje y poder competir con garantías en los duelos en línea o contra la CPU a los que tendremos acceso en esta misma zona. Estos duelos podrán ser en formato 1vs1, 2vs2 o 3vs3 y tendremos la opción de completar nuestro equipo con la IA o con otros jugadores.

En la Sector Industrial tendremos acceso a todas las tiendas donde comprar mejoras, accesorios y objetos para nuestro héroe con los créditos que conseguiremos jugando. En todas las zonas tendremos puntos de información con nuestros marcadores y nos encontraremos con distintos protagonistas de la historia, como Vegeta o Cor Petit (Piccolo según el idioma en que vierais el anime) que nos podrán hacer de maestro para poder aprender y mejorar sus supertécnicas. Además, el carácter social del juego nos permitirá interactuar con otros jugadores por la ciudad, hablando con ellos con frases predeterminadas o haciendo gestos y poses (como las geniales Fuerzas Especiales Ginyu). Si preferimos la experiencia en solitario, al principio de la partida podremos desactivar esta función y que los personajes de la ciudad sean PNJ.

 

Espectaculares combates Next Gen

Llegamos al punto clave, la jugabilidad. Algo que no ha estado a la altura en los últimos juegos de la saga y que en Dragon Ball Xenoverse arroja algo de luz para la esperanza pero mantiene algunos puntos negros a mejorar. Se trata de un juego de lucha en 3D que nos permite movernos con libertad por el escenario, pero con la cámara encontramos los primeros problemas del juego: en muchas ocasiones los combates tienen hasta 6 luchadores en pantalla, con lo que tendremos un sistema de apuntado para centrarnos en un enemigo (parecido al de Battle of Z pero mejorado). Esto hará que la cámara se centre en mostrarnos al enemigo en cuestión y en muchas ocasiones perdamos de vista a nuestro personaje, algo que penaliza bastante y que ocurre sobretodo en los escenarios interiores (luchar en la nave de Freezer es divertido y desesperante a partes iguales) pero que no aparecerá en los niveles abiertos y libres de objetos como la Cámara del Tiempo.

Los combates de Dragon Ball Xenoverse son espectaculares, con un nivel gráfico y de detalle en personajes y escenarios asombroso.

Los combates son divertidos y espectaculares, y aunque al principio cuesta un poco hacerse con los controles, rápidamente aprenderemos a movernos por el escenario y a realizar los diferentes combos, habilidades especiales y ataques definitivos que nosotros mismos personalizaremos y asignaremos con diferentes combinaciones de botones. El detalle de los luchadores, los escenarios y las supertécnicas (los Kame Hame Ha lucen brutales) están a un nivel altísimo, mostrando lo que nos puede ofrecer la potencia de nueva generación. Hay que decir que se agradecería una mayor destrucción de los escenarios, que existe pero en algunos momentos resulta incluso ridícula y a veces el escenario vuelve después a su estado original. Tendremos la típica barra de vida acompañada de otras dos que nos indicarán el nivel de Ki para poder realizar los ataques especiales, que se rellenará de forma automática a no ser que equipemos una habilidad especial para ello, y una de resistencia para poder evitar los ataques rivales o  desplazarnos a su espalda después de un combo.  Las diferentes estrategias de cada raza harán que los combates tengan un buen equilibrio ente los ataques de Ki a distancia y los combates cuerpo a cuerpo.

En los combates versus de 2 jugadores se ha eliminado la pantalla partida y se jugará siempre en la sede del Torneo Mundial, que luce espectacular como nunca. En la pantalla de combate tendremos muchas opciones, como la de acceder a nuestro radar para buscar objetos en las misiones secundarias o medir la energía del rival. Además durante el combate podremos usar cápsulas y objetos que nos permitirán, por ejemplo, recuperar Ki de forma más rápida o rellenar nuestra salud incluso al quedar KO para tener otra oportunidad de ganar el combate a nuestro rival.

 

Gran variedad de personajes disponibles

Otro de los puntos en que ha mejorado Dragon Ball Xenoverse respecto a los últimos juegos de la saga es el número de luchadores. En concreto tendremos 47 personajes jugables, que se verán incrementados por algunos de pago a modo DLC con el Season Pass del juego. Encontraremos a los principales personajes de Dragon Ball Z y alguno de las películas como Broly, Bardock o BillsEn principio los tres villanos protagonistas del juego no serán controlables, aunque más tarde se ha sabido que venían incluidos en el disco y no se descarta que se puedan desbloquear en un futuro. De todas formas siguen faltando algunos personajes importantes y se agradecería también que estuvieran los del anime original.

A parte hay que tener en cuenta las transformaciones de los Saiyans, que están incluidas como técnicas finales dado que el sistema de combate no permite la transformación de los personajes. Otras como las de Freezer o Cell sí aparecen por separado como personaje jugable.

 

Hemos reunido las 7 Bolas de Dragón y nuestros deseos han sido concedidos

Dragon Ball Xenoverse muestra una nueva manera de enfocar los videojuegos del universo Dragon Ball con su propuesta MMO y aunque tiene puntos a mejorar como la cámara o la destrucción de los escenarios, es un buen inicio para la nueva generación gracias a unos combates espectaculares y divertidos (sobretodo los 1vs1), modos de juego en solitario y cooperativo que amplian la experiencia y la rejugabilidad y las grandes opciones de personalización de nuestros personajes. Dimps ha devuelto la esperanza a los aficionados dándole un giro a la saga y ha mostrado el potencial de la Next Gen  y todo lo que podemos esperar para el futuro.


Positivo

  • El sistema de combate, divertido y espectacular
  • Gráficamente el juego luce espectacular, con gran detalle de personajes y escenarios
  • Gran variedad de modos de juego, con misiones secundarias disponibles en modo cooperativo offline y online
  • Muchísimas opciones de personalización, pudiendo conseguir gran cantidad de accesorios para nuestro héroe

Negativo

  • La cámara debe mejorar, sobretodo cuando se juntan varios luchadores en pantalla
  • Algunos personajes solo se desbloquearán previo paso por caja
  • En algunas misiones hay picos muy altos y descompensados de dificultad
7.5

Bueno

Política de puntuación