Análisis Pokémon Rubí Omega y Zafiro Alfa

 

La saga Pokémon es, sin duda alguna, una de las mayores franquicias de los videojuegos a día hoy y que una de las que ya se ha ganado un hueco bastante importante dentro de la historia de este medio audiovisual. La entrega que vamos a analizar ahora no es algo nuevo, o sí, según se mire. Se trata de las ediciones Rubí Omega y Zafiro Alfa, desarrolladas por Game Freak con la plena colaboración de Nintendo, quien también los ha distribuido. Por una parte, no se trata de juegos nuevos, ya que son reediciones de la tercera generación Pokémon llevadas a Nintendo 3DS; pero por el otro, podemos apreciar cambios bastante significativos que nos darían pie a considerarlo como novedad dentro de la franquicia.

PKMN1

Antes de meternos de lleno en materia me gustaría hacer una serie de apreciaciones de lo que se va a exponer en este análisis. Para empezar, decir que voy a intentar destripar la trama lo menos posible para que todo aquel que quiera enfrentarse al juego sin conocer nada revelador pueda hacerlo, pero a su vez quiero explicar pequeños detalles que tendrán bastante relevancia y que implican algunos de estos aspectos. Para poder permitir ambas cosas avisaré de este tipo de cosas con antelación. Por otra parte, quería explicar que los datos serán contrastados con otros títulos de la saga, además de toda la evolución de ésta en diversos aspectos; voy a intentar ser claro en aspectos de por qué digo que algo es un pro o un contra respecto a lo visto en anteriores entregas. Y por último, y para gusto de los lectores, recomiendo que se lea el análisis con la siguiente lista de reproducción activada, la cual incluye una parte de la banda sonora original que viene en el cartucho:

Una vez hechas estas breves anotaciones, comencemos el análisis.

Todo juego tiene una idea detrás, una semilla que germinó en una gran, o creacón un desastre según se lleve a cabo. En el caso del juego a analizar tenemos dos juegos ya perfectamente acabados y con buena recepción por los medios y el público. Por un lado las ediciones Rubí y Zafiro de hace una década, y por el otro las ediciones X e Y que disfrutamos hace poco más de un año. Con dos bases tan dispares pero sólidas sólo podía salir un buen juego de ello, y Pokémon Rubí Omega y Pokémon Zafiro Alfa lo son, sin que quepa la menor duda.

Ambos precedentes tenían puntos fuertes y puntos débiles, y no coincidían entre ellos ni en unos ni en otros. Por tanto el principal trabajo de Game Freak era saber discernir qué era bueno de cada edición y unirlo en un cartucho, aderezarlo un poco con algún aliciente que llamase tanto a nuevos jugadores como a los veteranos que disfrutan de las aventuras de los pequeños monstruos de bolsillo, y tendrían el éxito asegurado. ¿Ha ocurrido esto en Rubí Omega y Zafiro Alfa? Vamos a descubrirlo paso a paso en este análisis del título.

GUIA TURÍSTICA POR HOENN

Comencemos hablando un poco de la historia y el contexto en el que nos encontraremos en esta aventura. Comenzaremos nuestras andanzas por la región de Hoenn al llegar a Villa Raíz, lugar en el que nos encomendarán nuestra misión y se nos otorgará nuestro primer pokémon. Como misión tendremos la clásica de todos los juegos de la saga, conseguir las 8 medallas y derrotar al lider del alto mando tras ello; y como primer pokémon tendremos la siempre difícil elección de qué inicial escoger, en esta ocasión: Treecko, Mudkip o Torchic. Además se nos presentará a nuestro compañero en el viaje a la vez que rival, con el cual nos cruzaremos varias veces en nuestra aventura. De ahí en adelante es vuestra misión descubrir como se suceden los acontecimientos, tan sólo os diré que os vereís involucrados en medio de un fuego cruzado de las bandas llamadas Equipo Aqua y Equipo Magma, tendréis un papel clave en la salvación del mundo y estaréis en presencia de los legendarios Kyogre y Groudon; no tendréis momento para aburriros.

Está muy bien saber qué ocurrió y qué está por ocurrir, pero el tiempo no es algo que podamos tocar con las manos, ni siquiera ver ¿no? Para suplir eso vamos a comentar brevemente como es Hoenn, la región en la que nos embaucaremos en la misión citada antes. Hoenn es un pequeño paraíso rodeado de agua, un conjunto de rutas en las que los paisajes se sucederán contrastando bastante unos con otros. Como fruto de antiguas guerras entre pokémon legendarios, la tierra y el mar han estado en encarnizada batalla durante siglos y por tanto el paisaje es de lo más variado: selvas, volcanes, mar abierto, escarpados desfiladeros y grutas submarinas serán sólo algunas de las áreas que recorreremos en esta region.

¿LA BELLEZA DEL REMAKE ESTÁ A LA ALTURA?

PKMN4

Pasemos ahora a hablar de los aspectos visuales que más destacan de esta entrega, centrándonos en especial en los cambios producidos tanto de la versión de Game Boy Advance como de las ediciones X e Y.

Comenzaremos el análisis del apartado gráfico dándole una gran importancia a las animaciones dentro del juego. Ya en otras entregas hemos visto como la tendencia narrativa de estos juegos estaba usando cada vez más la cinemática, y ha sido en Rubí Omega y Zafiro Alfa donde más la han explotado. Y no sólo debemos hacer esta apreciación en número, porque la calidad de estas también ha aumentado bastante, llegando a conseguir un look bastante cinematográfico en momentos puntuales de la historia. Las nuevas aportaciones en este campo son muy amplias y van desde la incorporación de gestos y muecas en los personajes princiales, que les da un encanto nunca cantes conseguido en Pokémon; hasta la aparición de bandadas de pokémon que pasarán a nuestro lado en ciertas rutas, como si de animales del mundo real se tratase.

El cuidado y el lujo de detalles visuales es tal que ya no sólo nos impresiona el trato de efectos de luz, sombra y reflejos que tanto salta a la vista al jugar el juego; sino que llega hasta el punto de que cada una de las bayas tiene su sprite específico en el arbusto, lo cual supone más de 50 distintos para abarcar cada especie.

Pero no todo podía ser bueno, el cartucho tiene sus fallos y debemos sacarlos a la luz. A pesar de que uno de los mayores problemas de las ediciones X e Y, la bajada de frames por segundo (en adelante FPS) durante prácticamente todo el juego, ha sido bastante trabajada por parte de la desarrolladora; no ha sido del todo desechada de esta nueva entrega y todavía sufrimos graves tirones o bajadas de FPS al usar el efecto 3D de la consola, o en momentos en el que los objetos en movimiento son más (combates con climas, ataques con animaciones más elaboradas…). En relación con este aspeto, y que le resta tanto potencial como el tema anterior, tememos el hecho de que no todo el juego y ni siquiera todas las cinemáticas estén adaptadas al 3D que la consola incorpora. Puede no parecer muy importante, ya que las escenas más importantes y representativas sí lo están, pero a ojos de un fan de la saga y los videojuegos en general, esto resta mucha profesionalidad al acabado final.

En resumen, visualmente tenemos un juego muy bien trabajado, con detalles muy elaborados y una planificación muy cuidada. Se nota que Game Freak ha tenido inspiración de otros medios audiovisuales y ha sabido sacarle gran partido a los planos fragmentados en sus cinemáticas, que mezcladas con la cantidad de efectos visuales distintos hacen al juego una maravilla para la vista. Aunque a pesar de ello, Game Freak se merece cierto tirón de orejas por no escuchar a los fans de la saga y solventar de una vez por todas el tema de las bajadas de FPS.

PARA LOS QUE DICEN QUE POKÉMON NO CAMBIA

PKMN5

Pero lo que está claro es que de gráficos bonitos no vive un juego, aquí lo que importa es la jugabilidad; y ahí es donde Pokémon, con una fórmula “sencilla” se lleva por delante a otros juegos de rol. El análisis de las ediciones Rubí Omega y Zafiro Alfa tiene sus peculiaridades en este aspecto, ya que debemos verlo como un juego en sí, pero también como una adaptación de un juego que ya tiene una década y como una secuela de un juego bastante actual; así que trataremos el juego en esos tres ámbitos diferenciados.

Como juego individual esta edición tiene una jugabilidad a la altura de lo esperado. Ha traído consigo toda la evolución que ha tenido al saga y le ha incorporado algún que otro concepto, aunque estos últimos han sido bastantes escasos. Por una parte tenemos la introducción del sigilo en el juego, que no deja de ser un nuevo sistema bastante curioso para atrapar pokémon y que consiste en acercarse lentamente a la hierva alta para sorprender a la criatura y enfrascarnos en batalla; esto supone la ventaja de que dicho pokémon puede poseer algún ataque que no podría conseguir por si mismo subiendo de nivel. Otra cosa que ha añadido el juego respecto a la búsqueda de combates es la posibilidad de tener la revancha contra prácticamente todos los entrenadores con los que nos crucemos, sin necesidad de un objeto extra, ampliando en gran manera las batallas que podremos librar en el juego. Y por último, y pudiendo ser perjudicial para aquellos que no quieren spoiler, Game Freak a añadido una nueva forma de recorrer Hoenn, el ultra vuelo. Ésta consiste en subirse a lomos de Latios o Latias y surcar los cielos para descender donde precisemos.

Respecto a las ediciones originales, Rubí y Zafiro para la Game Boy Advance, las mecánicas han cambiado de una forma exagerada. Quizás quienes no están metidos en esta saga apenas noten la diferencia, ya que no se han parado a revisar como funciona el sistema de daños del juego en profundidad. Para poder hacerlo comprensible a todos lo simplificaremos bastante, pero quedará explicado. Actualmente los ataques se dividen en físicos y especiales, los cuales responden a los atributos de ataque y ataque especial respectivamente. Por tanto, si un pokémon utiliza un movimiento especial del tipo que sea, el daño vendrá reflejado según el ataque especial que tenga. Pero esto no sucedía así en Rubí y Zafiro originales, ya que esa división de ataques no existía (aunque sí la había en atributos); sino que por el contrario, lo que había era una separación de tipos: los ataques de fuego, agua, planta, etc. siempre eran especiales, y movimientos de tipo lucha, normal, volador, etc. siempre eran físicos. Esto suponía que si pokémon del tipo que fuera tenía sus atributos distribuidos en la estadística de ataque que no le correspondía, se convertía prácticamente en un pokémon inútil; y esto pasaba con mucha frecuencia. Es por esto, y por otras cuantas mejoras del sistema de combate, por las que la experiencia de jugar Rubí Omega y Zafiro Alfa y jugar las ediciones originales es completamente diferente. Aunque no se aprecien cambios muy significativos para un jugador casual de pokémon, todas las generaciones de estos juegos han hecho evolucionar un sistema de combate muy bien planteado desde un principio, que ha permitido el gran metagame que posee a día de hoy, así como su comunidad competitiva.

PKMN2

A parte de la mejora del sistema de combate, vemos otras grandes mejoras que hacen al remake el gran juego que es. Por un lado tenemos la creación prácticamente desde cero de los gimnasios, que aportan nuevos puzzles bastante más interesantes que los originales. Por otro la mejora tanto de los Torneos Pokémon como del sistema de Bases Secretas, con la gran acogida del Wi-Fi. Y por último la experiencia de juego cambia respecto del original por la inclusión de dos aspectos que pueden parecer superfluos pero que no lo son tanto: El Repartir Experiencia y las elipsis espaciales. El primero nos lo dan al comienzo de la aventura y convierte lo que era un juego entretenido de jugar, en un paseo turístico sin peligro alguno ya que por norma general se estará entre 5 y 10 niveles por encima de los rivales (por suerte se puede desactivar); y el segundo hace bastante más fluida la historia, sobretodo antes de tener la posibilidad de volar entre ciudades, ya que nos permite ir directamente a nuestro destino, evitándonos recorrer dos o tres rutas que no aportaban nada en ese momento.

Comparando el juego con X e Y, el cambio es mucho menos llamativo, como era de esperar. El sistema de combate se ha mantenido tal cual, ya que empieza a estar bastante pulido y a Game Freak y Nintendo no les ha dado tiempo, en un año, a solucionar las pequeñas trabas que tiene. Por el contrario tiene ciertos aspectos que innovan en la saga y hacen de Pokémon un juego algo más completo. Podemos mencionar, por ejemplo, la posibilidad de hacer vuelo a otros sitios que no sean ciudades, por ejemplo rutas concretas, bosques, o casas importantes para el transcurso del juego. Han mantenido grandes aciertos como son el Pokérecreo, en el que poder pasar un rato interactuando con nuestros pokémon, y el Super Entrenamiento, el cual servirá al jugador casual de la saga a introducirse poco a poco en el juego competitivo y complejo de Pokémon. Aunque si hay por algo por lo que Rubí Omega y Zafiro Alfa supera a su predecesor es por al inclusión de los tutores de movimientos, los cuales nos permitirán ampliar en gran medida el repertorio de ataques de nuestras criaturas, y por lo tanto multiplicar las estrategias que se pueden crear.

Debemos añadir también que han quitado una de las opciones de X e Y que se esperaba que se ampliase en vez de suprimirse. Estamos hablando de la personalización de los protagonistas, la cual ha sido eliminada totalmente. Suponemos que esto se debe a que no se podía en las ediciones originales y se quería que fuese lo más fiel posible en ese sentido. Esperemos que lo retomen en la siguiente entrega.

QUÉ MEJOR COMPAÑÍA QUE UNA BANDA SONORA

PKMN3

Si he comenzado el análisis recomendando la escucha de la banda sonora oficial de Rubí Omega y Zafiro Alfa no ha sido fruto del azar, sino porque es uno de los apartados que más llama la atención, si no el que más. Por su parte las melodías creadas para rutas, combates, cinemáticas y demás momentos cumbre de la historia son increíbles. Tienen la base en las que ya escuchamos hace 10 años, pero han sido remasterizadas de forma que se han añadido matices que hacen de la obra una experiencia auditiva nueva, y esto no se ha debido únicamente a los nuevos medios de los que se dispone hoy día, sino a una composición cuidada y detallista. Podremos disfrutar de melodías profundas, con una complejidad bastante grande, donde varias voces se entremezclarán para hacer que nuestro oído goce, y que a más de un nostágico se le erice la piel. La inclusión de bajos potentes, junto con los toques funky, disco e incluso típicos de folkore se mezclan con las melodías de Rubí y Zafiro para traer una de las mejores BSO (banda sonora original) que hemos visto en Pokémon en su larga historia.

¡Pero el apartado sonoro no es sólo la música! Y es que los efectos de esta edición están al mismo nivel que las melodías. En el juego disfrutaremos de efectos sonoros muy dispares, y que estarán presentes durante toda la aventura. Desde los sonidos de los pokémon en las rutas mientras paseamos por ellas, el sonido de bofetadas, el crujir de la madera al andar por ella o hasta las salpicaduras del agua al surcar el mar a lomos de nuestro pokémon. Sin duda será una delicia para los que no hayan pisado Hoenn hasta el día de hoy, pero será una total catársis para todos aquellos que ya disfrutaron de la historia en sus Game Boy Advance.

¿SERÁN LARGAS NUESTRAS ANDANZAS EN HOENN?

PKMN8

Esta es sin duda la pregunta del millón, y por la que la gran mayoría de vosotros leeréis este análisis, y a su vez es la más delicada de tratar sin destripar nada; así que recomiendo a los sensibles que no lean los párrafos que siguen a este. La duración es aceptable: entre 20 y 30 horas para aquellos que se conocen ya la historia, y superará las 40 para los que se adentren en ella por primera vez.

Una vez estamos libres de herir la sensibilidad de la gente, podemos hablar un poco más en profundidad del aspecto de la duración del juego. Como ya hemos dicho la historia tiene una media de 20 o 30 horas, pero la cosa no acaba ahí. Tras acabar la trama principal nos tocará disfrutar de un capítulo adicional que se denomina Episodio Delta que relacionará a un nuevo personaje y a dos de los pokémon legendarios más admirados por los seguidores, Rayquaza y Deoxis. A pesar de que hayáis elegido leer esto no os voy a destripar más porque está bastante bien montado y merece la pena ser disfrutado.

Por otra parte tendremos la posibilidad de capturar a otro gran elenco de legendarios gracias al Ultra Vuelo, que nos permitirá entrar en pequeñas brechas donde se esconden estos pokémon. El total de legendarios a capturar por cartucho es de 30, y en esta guía os enseñamos la localización de todos ellos y como conseguirlos.

Y por último hablar del tema que más escama a todo el mundo respecto a estas ediciones, el Frente de Batalla. Todos sabemos que uno de los grandes aciertos de la tercera generación de Pokémon, en especial de Esmeralda, era el postgame y esto se debía a la existencia de esta serie de edificios que nos permitía enfrentarnos en combates muy variados por conseguir otra serie de medallas; y con una dificultad bastante elevada, lo cual alargaba la vida del juego y además tentaba a los jugadores a superarse continuamente. Pues bien, el Frente de Batalla no está incluido en Rubí Omega y Zafiro Alfa, pero dentro del juego hay indicios de que podría llegar a éste. Hay personajes que te hablan de la construcción de esta localización y en la ficha del personaje aparecen los PB (puntos de batalla), así que varios medios y gente que sigue este mundo muy de cerca asegura con bastante confianza que Nintendo lanzará una especie de expansión con el Frente de Batalla, y esperemos que así sea porque haría al juego ganar mucho, sin ninguna duda.

CURIOSIDADES DEL TÍTULO PARA NOVICIOS Y VETERANOS

PKMN9

En este apartado debo hacer otra pequeña llamada de atención a la gente sensible a que les destripen lo más mínimo de trama, aunque esta vez serán cosas muy ínfimas, así que en principio todo el mundo está a salvo. Os dejo con una serie de pequeñas curiosidades que me han llamado la atención durante mi recorrido de la región de Hoenn:

  • La introducción del juego es la misma que vimos en Rubí y Zafiro, con los mismo gráficos. Un gran detalle para los que ya disfrutamos del juego con anterioridad.
  • La pokédex es una Game Boy Advance, haciendo referencia a la consola en la que salió la versión original hace diez años.
  • En Rubí y Zafiro había un estupendo casino en Ciudad Malvalona y en la reconstrucción de la megalópolis en el remake, debido a la política actual de Nintendo ha tenido que ser suprimido, y en su lugar encontramos una nota que reza: “Casino de Malvalona ¡Gracias por habernos apoyado durante tanto tiempo!”
  • Para enlazar la región de Kalos y Hoenn la desarrolladora ha decidido implementar un distintivo de la capital de la primera, en la capital de la segunda. Es el caso de la aparición de la Torre Prisma de Ciudad Luminalia en la plaza central de Ciudad Malvalona.
  • Por fin podemos disfrutar de un PC en el que la primera opción es Mover Pokémon y no Sacar Pokémon, lo cual nos ahorrará mucho tiempo a la hora de hacer cambios en nuestro equipo.
  • La tendencia que ha llevado Game Freak de intentar adaptar el juego a la gente que sigue la saga desde hace años sigue presente en esta entrega, volviendo a incorporarle cierta madurez a la trama. Cuando en las ediciones originales apenas se trata el propósito en profundidad de los equipos enemigos, en esta podemos ver incluso enfrentamientos morales entre miembros del mismo grupo.
  • Los entrenadores ninja fueron incluidos por primera vez en Rubí y Zafiro, y se caracterizaban por estar escondidos bajo montones de tierra o tras paneles que simulaban árboles. Pues Game Freak ha querido hacer otro homenaje más a los antiguos jugadores y ha incluido a los ninjas tras paneles de árboles, que si en su momento sí que podían confundirse en su entorno, con el salto de gráficos quedan completamente a la vista y resaltan sobre cualquier cosa. Un bonito guiño por parte de los creadores.
  • Por quejas producidas en japón sobre las ediciones originales, la desarrolladora se ha visto obligada a separar por sexos las termas de Pueblo Lavacalda, ya que los japoneses no veían ético que si alguien jugaba con el personaje masculino pudiera bañarse con la anciana que allí se situaba. Además ahora mismo ningún NPC (personaje no jugable) se sitúa en ese punto.

CONCLUSIONES

PKMN7

Estamos ante un título que según como lo juzguemos obtendremos diferentes formas de verlo. Si lo observamos como videojuego original, Rubí Omega y Zafiro alfa, son ediciones ejemplares, que toman muy bien tanto lo clásico como lo moderno y lo juntan para crear una obra muy a tener en cuenta tanto por nostálgicos como por nuevos jugadores. Si por el contrario lo vemos como remake quizás el juego pierda un poco ya que las innovaciones no son tantas y tiene un precedente, HeartGold y SoulSilver, que mejoraron muchísimo más el juego en el que estaban basados.

Mi veredicto, como jugador de Pokémon desde su salida, es que es un buen juego, especialmente para nostálgicos que quieren reengancharse a la saga. Tiene aspectos que sobresalen del resto de forma excepcional, como es la banda sonora o los efectos visuales; y sin duda merece la pena darle una oportunidad.


Positivo

  • Remasterización bien hecha
  • Detalles visuales muy pulidos
  • Banda sonora espectacular
  • Efectos sonoros muy trabajados
  • Nuevas incorporaciones bien aprovechadas
  • Continúa la esencia de la saga clásica

Negativo

  • No innova tanto como se podría
  • No arregla los problemas con el Frame Rate
  • La dificultad es nula
  • Utilización del 3D desigual
9

Increíble

Política de puntuación