Impresiones: Warhammer 40,000: Sanctus Reach

Warhammer 40000: Sanctus Reach

PC

Impresiones: Warhammer 40,000: Sanctus Reach

Un gran juego con muchas posibilidades y una gran apuesta táctica

Impresiones: Warhammer 40,000: Sanctus Reach
 
 

El mundo de Warhammer 40,000 es muy amplio y cuenta con un gran número de adaptaciones en forma de videojuego. Aunque la saga más famosa sea Warhammer 40,000: Dawn of War, de Relic, recientemente llegó el MMO Warhammer 40,000 Eternal Crusade y el juego de acción Space Marine. La compañía Slitherine, experta en los juegos de estrategia, ya nos ofreció en noviembre de 2014 Warhammer 40.000: Armageddon, un juego táctico basado en hexágonos con un gran trasfondo y posibilidades que analizamos en este enlace. Ahora, gracias al estudio Straylight Entertainment (este será su primer juego), apuestan con un título muy fiel al juego de tablero y que entusiasmará a todos los amantes de los juegos de estrategia táctica. Veamos todo lo que promete Warhammer 40,000: Sanctus Reach tras unas horas probando su última beta.

El mundo siempre está en guerra

Al igual que otros juegos ambientados en este universo de GamesWorkShop, Warhammer 40,000: Sanctus Reach se centra en la variante homónima de este juego de mesa, que cuenta con varias expansiones y ofrece un juego más rápido, sencillo y accesible, aunque con menos razas. En el caso del videojuego solo están los Lobos Espaciales y los Orcos. En la demo que hemos disfrutado hemos podido jugar una misión en una ciudad destruida con los primeros, en el Mundo Caballero de Alaric Prime, uno de los más famosos planetas de este gran universo bélico.

Todas las unidades, armas y vehículos son muy fieles a los del juego de mesa y cada una cuenta con sus ventajas y desventajas contra otros tipos de unidades. El juego, al menos en esta primera misión, nos permite controlar unas pocas unidades mientras avanzamos matando orcos, aunque también recibimos refuerzos. En total habrá dos campañas diferentes (“Stormclaw” y “Hour of the Wolf”), cada una con más de 20 misiones y 37 misiones en forma escaramuzas, que esperamos que se aumenten con el tiempo.

Además de todas estas misiones en el modo individual, lo mejor de Warhammer 40,000: Sanctus Reach será el multijugador ya que usará un gran sistema de elección de jugadores y podremos jugar con cualquier mapa de las escaramuzas y los que hayamos creado con el completo editor de escenarios. El juego vendrá en Español, Inglés, Alemán y Francés, lo que ayudará bastante a cualquier amante de la franquicia.

En cuanto a la jugabilidad de Warhammer 40,000: Sanctus Reach, nos encontramos con un juego claramente táctico, con cuadrados por donde pueden andar las unidades para poder atacar a los enemigos. Hay muchas estructuras donde esconderse, tener mejor visibilidad, o incluso peor avance, y cada unidad tiene su número determinado de casillas a avanzar, alcance de daños, tipo de daños, resistencia, moral, etc. Muy fiel al producto original y con un planteamiento muy táctico, a diferencia de otros juegos de Warhammer 40,000 más centrados en la acción.

Al comienzo de la partida contamos con un número determinado de puntos para elegir las unidades que van a combatir. En este caso son 3.500, lo que da para pocas unidades pero más que necesarias para los primeros ataques, al menos hasta tener algunos refuerzos. El control es bastante sencillo y con solo los dos botones principales del ratón podemos ejecutar todas las órdenes.

También llama la atención que muchas estructuras y árboles pueden ser destruidos para facilitar la visión y descubrir enemigos, y el combate cuerpo a cuerpo, por su parte, es muy espectacular pudiendo ciertas unidades disparar y además ejecutar un ataque frontal a un enemigo cercano. Otras unidades cuentan con Habilidades Especiales, como poder lanzar granadas y, en el juego final, todas ganarán experiencia con los combates y aprenderán nuevas habilidades, lo que será óptimo para las misiones más avanzadas.

De igual manera la cámara del juego se sitúa en muy buenas situaciones haciendo que el juego sea muy espectacular, a pesar de no tener gráficos muy potentes (de hecho la máquina que solicita es muy básica: 2Ghz de procesador, 2 GB de RAM, 512 MB de tarjeta gráfica, 2 GB de espacio…) y la interfaz es muy sencilla y accesible aunque algunas opciones, como el rango de alcance de algunas armas, ciertas animaciones, o la Inteligencia Artificial rival, no están pulidas del todo, aunque ya han sido confirmadas que se mejorarán o incluirán en el juego final.




Un juego muy espectacular y con un planteamiento único

En total hay treinta tipos de unidades (entre ellas los míticos Rhinos, Land speeders y Dreadnoughts) y trece tipos de armas para los Lobos Espaciales, algunas más eficaces contra la Infantería, y otras contra los vehículos, con un rango de daño variando desde las más bajas, como la Pistola Bolter o el Lanzallamas, o los más altos, que son el Cañón Láser, y los Misiles Krak. Muchos de los héroes míticos de esta división también se encuentran disponibles, como Krom Dragongaze, Gerantius, Ragnar Blackmane y Logan Grimnar, el alto Rey de Fenris, con un poder inigualable.

Los Orcos, cuyas unidades no hemos podido probar, tendrán también treinta tipos de unidades y, al menos, once tipos de armas. Igualmente habrá algunas de muy alto alcance y poder, como la Pistola Smasha, y el Canón Deffstorm; y algunos héroes muy poderosos, como Grukk FaceRippa, Mogrok da Mangla y el legendario Gorkonaut, que decidirán muchos momentos clave de su respectiva campaña.

Gráficamente las unidades han sido retratadas con gran fidelidad y son muy variadas, al igual que muchos escenarios, si bien solo hemos podido disfrutar uno de ellos. El sonido, por su parte, es bastante variado, con grandes efectos, ruido de las armas, algunas voces de fondo, etc. Cierto es que algunos aspectos son mejorables pero tiempo hay para pulir el juego final, antes de su próximo lanzamiento el 19 de enero de 2017.

Como hemos comentado, lo más llamativo de Warhammer 40,000: Sanctus Reach es su accesible jugabilidad, ya que en pocos minutos podemos empezar una partida y las situaciones son muy diversas, haciendo que sea muy divertido para cualquier tipo de jugador, aunque serán los apasionados a Warhammer 40,000 y al propio género de la estrategia táctica los que más lo disfruten. Veremos dentro de menos de un mes cómo es el producto final.


Contenido relacionado

1 comentario

  1. Nunca me ha llamado mucho esta franquicia, y creo que su fuerte sigue estando fuera del mundo de los videojuegos. Meterse en un género como este con la competencia y gran calidad que hay es muy complicado y eso hay que reconocérselo. Por lo menos intentan tener cierta personalidad, pero habiendo tantos juegos como hay actualmente no creo que llegue ni a probarlo.

Dejar un comentario