Raphael Colantonio ahonda en por qué se separó de Arkane Studios

Han sido dos décadas de ajetreado trabajo

Raphael Colantonio ahonda en por qué se separó de Arkane Studios
 
 

En la última semana, Raphael Colantonio, presidente y fundador de Arkane Studios, la compañía detrás de la magna franquicia Dishonored y el reciente y aclamado Prey, anunció que dejaba su cargo. Entre los motivos que compartió, mencionó que quería pasar más tiempo con su hijo y pensar con más detenimiento lo que hará en el futuro, sin embargo, ahora, conocemos más detalles de su partida.

En una entrevista en Gamelab, a través de GamesIndustry, el creativo ahondó en por qué dejó la compañía en donde trabajó casi dos décadas: “Dejarla fue una decisión muy, muy dura pero, de la misma forma, llevo haciendo esto por 18 años. Siento que nunca me he tomado un momento, ni siquiera por un minuto. Ha sido una carrera sin pausa, y sí siento que necesito tomarme un tiempo, descansar por un rato e invertir más en proyectos personales; tocar música, estar con mi hijo, cualquier cosa que no esté relacionada al trabajo o a la presión“.

El presidente de Arkane Studios, Raphael Colantonio, abandona su cargo

La mencionada presión, continúa, involucra tanto la ‘presión negativa‘ de intentar mantener un pequeño estudio con vidaen los primeros años, Arkane Studios no era precisamente reconocida– como la ‘presión positiva‘ de liderar un gran equipo y crear juegos que cuentan con grandes expectativas a sus espaldas. “Siempre estaré a favor de la presión de hacer cosas ante la presión de no tener oxígeno“, prosiguió. “Pero esa ha sido mi vida durante 18 años; alternar entre la presión de no tener oxígeno y la presión de hacer cosas imposibles“.

Por otra parte, Colantonio comentó cómo la industria ha cambiado a lo largo de las últimas décadas, haciéndolo sentir desconectado de su labor. Al momento de crear Dishonored, “nos volvimos muy grandes -no estoy hablando de que un equipo de 600 personas es grande, pero era lo suficientemente grande para nosotros- y hay un momento en donde, como artista, no estás seguro de qué puedes controlar y qué no puedes controlar más“.

En último lugar, enfatizó que su salida de Arkane Studios fue completamente amigable e, inclusive, dejó la puerta abierta para un regreso: “Amo a Arkane, y amo a Bethesda. Quizás está la posibilidad de volver a la industria“. No obstante, no será en un momento próximo, ni a nada grande: “Algo pequeño, en donde no tengo que preocuparme de alimentar a cien personas“, finalizó el directivo, a quien no nos queda más que desear el mejor de los devenires posibles.


Contenido relacionado