El director de Call Me By Your Name revela los primeros detalles de la secuela

Guadagnino pretende continuar la historia siguiendo la línea de los libros

El director de Call Me By Your Name revela los primeros detalles de la secuela
 

Con 32 millones de dólares recaudados, y un Oscar, Luca Guadagnino (“Melissa P”, “Yo soy el amor”) ha logrado mucho más de lo que podría imaginar. Su historia de amor veraniego en la Italia de 1983 ha encandilado y sorprendido a todo el mundo, demostrando que no es necesario plasmar las relaciones estereotipadas de Hollywood en una cinta para triunfar. No es de extrañar que tras comprobar el buen funcionamiento del guion adaptado en el festival, ya piense en una secuela de “Call Me By Your Name” que dé continuidad a el libro de André Aciman.

Ya estoy concibiendo la historia con André Aciman, y ocurrirá cinco o seis años después“, explicaba a USA Today durante a alfombra roja de el pasado fin de semana. “Será una nueva película, un tono diferente“. De hecho, el final de la primera entrega nos dejaba con un Elio (Timothée Chalamet) destrozado por la partida de Oliver (Armie Hammer), y por eso Guadagnino aprovechará el clímax para expandir su relación, sacarla del verano italiano. “Viajarán alrededor del mundo“, apuntaba.

¿Cuándo veremos la secuela de “Call Me By Your Name”? Teniendo en cuenta que la película transcurría en 1983, y que pasarán 5 o 6 años hasta la secuela, el director aprovechará los 25 años de Chalamet y de Elio, para presentar la nueva película en 2020. Esta historia además coincidirá con la caída del Muro de Berlín, y al igual que ocurre en las novelas, se adentrará en la epidemia de sida vivida en la década de los 80. No obstante el punto de partida podría ser mucho más ambicioso que una simple segunda parte.  “Los personajes son fantásticos, quiero saber qué les sucede… en el libro de André Aciman se cuentan unos 20 años de la vida de los dos jóvenes, así que habrá segunda parte“. ¿Dos décadas más de episodios amorosos de los protagonistas? Creo que no habrá nadie incómodo con la idea.