Análisis Dead Synchronicity: Tomorrow Comes Today para Switch

Nintendo Switch
 

Hace ya más de dos años que el estudio español Fictiorama estrenaba en PC su aventura point & click Dead Synchronicity: Tomorrow Comes Today. Desde aquel estreno, el título ha ido llegando a varias plataformas, cosechando en todas ellas un notable éxito y consiguiendo enamorar a los amantes de la vertiente más clásica de este género. Ahora, a finales de 2017, con el apoyo de BadLand, Fictiorama lanza una nueva versión de este videojuego, el cual, al igual que muchos otros títulos independientes, prueba suerte en Nintendo Switch.

La versión de Dead Synchronicity: Tomorrow Comes Today que llega a la nueva consola de Nintendo es exactamente la misma que ya hemos podido disfrutar en otras plataformas. Hace su aparición como una simple adaptación que, a priori, no incluye novedades importantes más allá de la adaptación técnica necesaria. Pero, ¿encaja la obra de Fictiorama en Switch? ¿Es la excusa perfecta para lanzarse a disfrutar de nuevo de esta aventura gráfica? Si queréis descubrir la respuesta, acompañadnos en nuestro análisis de Dead Synchronicity: Tomorrow Comes Today para Nintendo Switch.

La gran obra de Fictiorama

En primer lugar, es de recibo resumir qué es Dead Synchronicity, con qué tipo de obra nos encontramos y por qué ha tenido tanto éxito en todas sus versiones. A través de este videojuego, Fictiorama Studios apuesta por una vuelta a la aventura point & click de corte clásico a nivel jugable. El título nos presenta varios entornos con puzles que nos obligan a exprimir nuestro cerebro para descubrir pistas que nos indiquen cómo interactuar con el entorno y combinar los diferentes objetos que encontramos de forma que podamos continuar avanzando. El hilo conductor que guía todos estos actos es, como en las aventuras clásicas, una historia que, a priori, tiene la intención de resultar interesante y no quedarse en una simple excusa.

Desde el punto de vista jugable, Dead Synchronicity sí es un videojuego muy clásico, que no reinventa el género sino que coge mecánicas ya conocidas y las coloca con cuidado para ofrecer una experiencia como las de antaño. Los diferentes puzles son realmente interesantes y, a pesar de que alguno pueda resultar demasiado retorcido, lo cierto es que no se suelen alargar hasta el punto de desesperarnos. Además, destaca lo bien hilados que están estos puzles con los hechos que la historia nos trata de contar, haciéndonos ver que lo que hacemos tiene sentido; no es un simple reto jugable, sino una tarea que realmente es necesaria completar para descubrir más de la historia.

Y precisamente la historia es otro de los puntos más fuertes de la obra de Fictiorama. Si a nivel jugable Dead Synchronicity es un título muy clásico, a nivel narrativo ocurre lo contrario, aprendiendo de las obras más recientes y buscando alejarse de la esencia clásica del género en la que los chistes, bromas y toques de humor estaban a la orden del día. Esta obra nos hace ver desde el primer momento que no va de chistes, no quiere hacernos reír. Dead Synchronicity nos pone en la piel de un hombre que, tras despertarse con amnesia, descubre que el mundo no es lo que era; un desastre ha arrasado el mundo y llevado el modo de vida a una mezcla en la que las comodidades se han agotado para la mayoría de la gente, pero en la que las corporaciones militarizadas al mando aún tienen recursos para mantener a raya a la gente. En este sentido, y a pesar de que la excusa inicial de la amnesia cae en un enorme cliché, nos encontramos con una obra cruda que, sin recurrir al morbo, consigue transmitir una terrible sensación de dolor y desolación en cada una de sus escenas. El único pero que se le puede poner en este aspecto es el de dejar un final abrupto que no termina de cerrar la historia y que pide a gritos una segunda parte que no acaba de llegar.

¿La versión definitiva?

Una vez visto por qué demonios Dead Synchronicity ha conseguido enamorar a tantos usuarios, nos adentramos en ver con mayor profundidad la versión que ahora Fictiorama pone a la venta, la de Nintendo Switch. El título que estamos analizando es uno de esos juegos que te absorbe desde el primer minuto, que es capaz de meterte en el crudo universo que plantea y hacer que las horas se pasen volando; pero a la vez es de esos juegos que nos obligan a dejarlo de vez en cuando, que nos piden a gritos que no sigamos obcecados en ese puzle del que no encontramos salida, que lo abandonemos un rato para volver más tarde con el ingenio fresco. Y precisamente por esto, es una obra que encaja a la perfección con Nintendo Switch. La nueva plataforma de la gran N nos permite disfrutar de gran versatilidad a la hora de jugar, pudiendo gozar de sesiones largas, cortas, dejar partidas a medias sin preocuparnos y poder continuar en el momento que queramos. Además, Dead Synchronicity incluye la posibilidad de guardar partida en casi cualquier punto, evitando obligarnos a llegar a un checkpoint o algo del estilo. Nosotros decidimos cuándo jugamos, cuándo paramos y cuándo continuamos.

Sin embargo, como os comentábamos al comienzo, esta nueva versión no incluye cambios de ningún tipo a nivel jugable. No hay nuevas escenas ni nada por el estilo. Es una adaptación “1 a 1”, es decir, un calco de lo que ya hemos jugado en otras plataformas. Por ello, si ya habéis disfrutado de esta gran obra, es posible que no os aporte nada nuevo y no logre sorprenderos. Pero si sois de los que, por un motivo u otro, aún no han dado el paso y se han adentrado en Dead Synchronicity, esta puede ser la excusa perfecta. Una versión a la altura que encaja perfectamente con la nueva y popular plataforma de Nintendo. Jugar una gran aventura en cualquier lugar y momento, dejarlo donde queráis y volver cuando os apetezca. ¿Qué más necesitáis para lanzaros a por ella?

Arte en movimiento

Dead Synchronicity es un videojuego que, como podéis ver en las imágenes, entra por los ojos. Cuenta con un apartado artístico simplemente espectacular que, bebiendo del expresionismo, logra tener un toque muy propio y enamorar al jugador desde el comienzo. La versión de Nintendo Switch, por suerte, no pierde ni un ápice de calidad visual y consigue volver a ofrecernos todas esas estampas tan desoladoras como bellas en las que el mundo se viene abajo mientras admiramos el sobresaliente trabajo artístico de Fictiorama.

Desde un punto de vista técnico se nota que el videojuego ha sido hecho para PC y esta versión es tan solo una adaptación. Los controles se han llevado a Switch de una forma que resultan cómodos, pero que a veces pueden dejar un poco que desear. La manera de seleccionar los diferentes elementos del entorno con los que queremos interactuar es a través de mover un cursor con los joysticks de los joycon. Sin embargo, el hecho de que no haya un cierto “autoapuntado” (es decir, que se seleccione solo cuando acercamos el cursor a él) puede resultar levemente molesto. Por supuesto, es tan solo un pequeño detalle, pero es algo que empaña levemente una aventura magnífica.

Conclusiones

Dead Synchronicity llega a una nueva plataforma, con la cual tiene una especie de sintonía natural. Las premisas de esta aventura point & click de corte clásico parecen estar hechas a medida para la consola de Nintendo y la experiencia es capaz de mantener su esencia y volver a sumergirnos de lleno en el crudo y violento universo que han sido capaces de crear desde Fictiorama.

Es cierto que tal vez pueda echarse en falta alguna novedad, ya que los fans de la obra que ya la hayan disfrutado en otras plataformas no encontrarán novedades que les den motivos para volver a adentrarse en el videojuego (más allá, por supuesto, de su enorme calidad), pero es la ocasión de oro para que todos los usuarios que no lo hayan hecho se lancen a disfrutarla. Dead Synchronicity es una de esas obras que, recogiendo el testigo del point & click más clásico, es capaz de actualizarse a nivel narrativo y artístico para demostrarnos el largo camino que ha recorrido la industria del videojuego en estos años. Esta es la oportunidad ideal para jugar uno de esos títulos que nadie debería perderse.


Positivo

  • Una historia madura
  • Recoge perfectamente el testigo del point & click clásico
  • Mantiene intacta su esencia a todos los niveles
  • Encaja perfectamente con la consola de Nintendo

Negativo

  • El final sigue siendo abrupto
  • Es una adaptación "1 a 1", sin novedad alguna
  • Algunos controles podrían haberse adaptado mejor
8

Muy bueno

Política de puntuación

Víctor Rodríguez
Videojuerguista desde siempre. Fan incondicional de Fallout y Star Wars y amante del RPG viejuno. Hablo de videojuegos, cine, series o lo que me dejen. Ah, y me gustan los números.