Análisis RPG Maker Fes

 

Es difícil que, siendo fans de la industria como lo somos todos nosotros (y probablemente si estáis leyendo esto os incluyáis), no se nos haya pasado por la cabeza alguna vez la alocada idea de crear nuestro propio videojuego. Pero el largo proceso de arte, diseño y programación que lleva cada una de las obras detrás hace prácticamente imposible que nos pongamos así, a lo loco, a intentar algo y que eso llegue a buen puerto. Sin embargo, en estos últimos años hemos podido ir disfrutando de diversos editores que hacen mucho más fácil esta tarea. Y uno de los más completos, potentes y sencillos es RPG Maker (a pesar de que su antigüedad se remonta a comienzos de siglo).

Seguramente muchos conozcáis este título que nos permite crear nuestros propios mundos e historias con una estética retro realmente chula. Con RPG Maker no es demasiado difícil llevar a la práctica las ideas que tengamos acerca de la creación de una aventura de rol. Y ahora, este famoso editor se estrena en una nueva plataforma, Nintendo 3DS, rebautizado como RPG Maker Fes. ¿Llega con toda la potencia de anteriores versiones a la portátil de Nintendo? ¿Sigue siente tan sencillo crear nuestras propias aventuras? Acompañadnos en nuestro análisis de RPG Maker Fes para descubrirlo.

Dispuestos a crear una gran aventura

La magia de la creación es la libertad, dar rienda suelta a nuestra imaginación y que los límites seamos capaces de ponerlos nosotros, moviéndonos en un espacio que se antoje infinito. RPG Maker ha conseguido eso con muchas de sus versiones, ofreciéndonos una cantidad de opciones realmente increíbles y poniendo al alcance de cualquiera la posibilidad de crear un videojuego. RPG Maker Fes no es una excepción y, de nuevo, hace divertido el proceso de creación de una aventura desde cero.

Las opciones que nos ofrece esta versión de Nintendo 3DS a la hora de manejar la creación de mapas y selección de menús es simplemente maravilloso, haciendo todo el proceso mucho más simple e intuitivo gracias al uso de la pantalla táctil, con la cual podemos, básicamente, dibujar para crear nuestros mapas. En este aspecto, RPG Maker Fes ha aprovechado con bastante acierto las virtudes que ofrece la consola a la hora de adaptar los menús para el diseño, mejorando lo ya visto en otras entregas más antiguas para Nintendo DS.

RPG Maker Fes

Sin embargo, la portátil de Nintendo parece ofrecer más desventajas que ventajas a RPG Maker, puesto que esta versión para Nintendo 3DS es, con mucho, la más limitada actualmente. Es cierto que estamos ante un hardware que poco tiene que ver con el de PC; pero la limitación resulta excesiva. Si venimos de la anterior entrega, RPG Maker MV, lanzada en PC, nos daremos de bruces con que los límites que se nos imponen se antojan excesivos. No hay demasiadas opciones para los personajes, y además vemos que las restricciones a la hora de crear nuestros mundos, personalizar algunos aspectos y, sobre todo, la falta de posibilidades en la generación de eventos, harán que difícilmente saquemos a relucir todas nuestras ideas. Cuando creamos el mundo tenemos un problema similar, ya que, si queremos hacer una gran aventura con escenarios variados, tendremos que acabar por repetir muchos de los assets básicos que el juego pone a nuestra disposición, haciendo que, si bien sea posible hacer algo variado de una duración corta, se quede muy lejos de darnos la posibilidad de crear un juego largo.

Dicho esto, si bien es cierto que RPG Maker Fes poco tiene que hacer si lo ponemos frente a RPG Maker MV, sigue siendo una herramienta con una variedad y una cantidad de posibilidades suficientes para entrar en el diseño de niveles de una forma bastante casual. No, no podremos crear un gran juego con este título; pero sí que será posible hacer alguna pequeña aventura con unos cuantos mapas y unos cuantos eventos, nada demasiado profundo, pero algo con lo que entretenernos y aprender.

Nadie dijo que fuera a ser fácil

Y si lo que queremos es aprender, RPG Maker Fes lo cierto es que tampoco lo pone demasiado fácil. El juego carece por completo de un tutorial o algún tipo de guía que nos explique qué significa cada icono, para qué sirve cada cosa y, en general, por dónde narices empezar si queremos crear un juego. Desde el menú principal hasta la herramienta más pequeña, todo nuestro aprendizaje con esta obra se basará en el ensayo y error, en tocar una herramienta y, con suerte y paciencia, esperar descubrir qué demonios hace. Y paciencia, creedme, os hará falta a raudales si queréis adentraros en RPG Maker Fes, puesto que parezca que el propio juego, no solo no te deja claro nada, sino que te oculta sus propias posibilidades.

Personalmente, ya he podido disfrutar de otras versiones como RPG Maker MV y, gracias a ello, estaba algo más familiarizado con los elementos, de forma que me las he podido apañar para crear alguna que otra cosa. Pero, en general, si no estáis habituados a este tipo de herramientas, esta obra no os lo pondrá precisamente fácil, sobre todo a la hora de generar cosas un poco complejas como determinados eventos que se activen cuando el jugador completa un cierto objetivo. La falta de un tutorial o un simple cuadro de texto con ayuda hace que la prometedora experiencia con RPG Maker Fes se convierta en una carrera contrarreloj en la que debéis descubrir cómo demonios hacer lo que os pasa por la cabeza antes de que el cuerpo os diga basta y os pida abandonar.

Si, por suerte, tenéis una paciencia infinita, podréis pegaros lo suficiente con RPG Maker Fes para crear una aventura simple pero que puede llegar a resultar divertida. Claro que, para ello, deberéis estar preparados para toquetear una y otra vez las estadísticas de todo, darle al play para jugarlo y comprobar que todo vuestro RPG se encuentra balanceado y tiene la dificultad que deseáis imprimirle. Un trabajo de chinos que solo aquellos con mucha paciencia estarán dispuestos a soportar; no os digáis que no os hemos avisado. Por contra, lo que sí es completamente sencillo es, una vez que ya hemos creado nuestra aventura, compartirla a través de Internet con el resto de usuarios; al igual que podemos descargar rápidamente creaciones de otros jugadores alrededor del mundo.

Conclusiones

En resumidas cuentas, siendo honestos, RPG Maker Fes es una herramienta con un público muy especial y que cumple de una forma bastante justa su función. Personalmente, he pasado unas 15 horas peleándome de mil maneras con ella y al final he conseguido crear mi propia aventura con unos cuantos mapas, dungeons y algún que otro personaje que, yo mismo reconozco, es incluso carismático. No es especialmente difícil llevar a cabo un proyecto de este bajo calibre, exceptuando el hecho de balancearlo todo a la perfección, pero sí es algo que requiere una cantidad de tiempo bastante elevada.

Es por todo esto que, si bien no puedo decir que RPG Maker Fes sea algo inútil, me cuesta mucho recomendarlo a nadie. Para la gente más “casual”, que quiera introducirse al diseño de videojuegos, esta es una opción no demasiado recomendable debido a la ausencia de un tutorial. Para la gente más metida que busque crear algo ambicioso, tampoco es una buena opción debido a la falta de contenido y opciones de base. Y, sin embargo, tanto unos como otros podrán crear algo relativamente simple y divertido disfrutando en el proceso; eso sí, dejad que las ideas fluyan sobre la marcha y no vayáis con nada en mente porque RPG Maker Fes es una herramienta con la que probablemente no podáis llevar a la acción todas las ideas que tendréis a priori.


Positivo

  • No hace falta saber programación para crear una aventura
  • Compartir y jugar creaciones es sencillo y rápido

Negativo

  • Falta mucho contenido respecto a otras versiones del creador
  • La ausencia de tutorial hace aprender algo muy tedioso
  • Requiere una cantidad increíble de tiempo para hacer una pequeña aventura
5

Aceptable

Política de puntuación

Víctor Rodríguez
Videojuerguista desde siempre. Fan incondicional de Fallout y Star Wars y amante del RPG viejuno. Hablo de videojuegos, cine, series o lo que me dejen. Ah, y me gustan los números.