Análisis Titanfall 2

PC PlayStation 4 Xbox One
 

Titanfall 2 nace como la secuela del exclusivo que llegó a Xbox One en el 2013 gracias a Respawn Entertainment. Aquél título fue para muchos una sorpresa, pues estaba muy cerca de aportar una experiencia multijugador tan adictiva como la que ofrecían por aquel entonces títulos como Call of Duty. No obstante el lanzamiento de Xbox One no fue el deseado ni por los usuarios ni por Microsoft, y las pocas ventas en el hardware condenaron a Titanfall a ser un buen juego caído rápidamente en el olvido. Y aunque también vio la luz en PC, no fue suficiente para convencer al exigente público de la plataforma.

Ante aquella situación una de las primeras decisiones fue abrir el juego a más plataformas, es por ello que en esta ocasión el juego también verá la luz en PlayStation 4. La propia Respawn y EA sabían además que tenían un producto y una franquicia que podía explotarse mucho más de lo que hicieron con la primera entrega y es por ello que decidieron apostar en primer lugar por crear un modo historia, algo con lo que no contó la primera entrega.

titanfallslider

La campaña

Desde las primeras fases del desarrollo, Respawn tenía en mente apostar aparte de por un extenso multijugador como en la anterior entrega, en un modo campaña que estuviera a la altura de las circunstancias. Lo cierto es que han conseguido un modo historia de sobresaliente, os desvelaremos ya de primeras que hemos quedado sorprendidos con el resultado final a pesar de no ser todo lo extenso temporalemente que nos hubiera gustado.piloto_titan

Encarnamos a un fusilero llamado Cooper, que tras unas primeras fases iniciales algo más insulsas que sirven a modo de tutorial, entraremos rápidamente en acción para convertirnos en piloto y acabar con los planes de IMC. La campaña está dividida en diversos niveles, los cuales aprovechan a la perfección todas las mecánicas de parkour, además sabiendo combinar muy bien entre escenarios abiertos y cerrados.

Para estar en un shooter, estamos delante de uno de los modos campaña más llamativos de los últimos tiempos en el género. La cantidad de escenarios diferentes es digna de admiración, nos enfrentamos a diferentes situaciones, hacemos uso de todo tipo de objetos y contamos con la ayuda de nuestro inseparable Titán.

La conexión piloto y titan se da a conocer en esta secuela, pues las máquinas son capaces de pensar y razonar, además de que constantemente en la historia tendremos diálogos seleccionables que nos permitirán hablar y experimentar escenas graciosas con nuestro propio Titán y aportar más líneas de diálogo a la narrativa. Se nota como Respawn ha sido muy ambiciosa en la creación de este modo historia pues este modo campaña no está falto de ningún elemento esencial. Contamos en otro orden de cosas con coleccionables en forma de casco que nos invitan a explorar zonas de terreno más alejada, algo que casa muy bien con la grandeza que suelen ofrecer los escenarios.

La conexión con nuestro Titán es esencial en este modo campaña

La conexión con nuestro Titán es esencial en este modo campaña

La cantidad de armas que tenemos disponible también es digna de mención, pues gracias a la variedad de enemigos y situaciones, usaremos todo tipo de armamento. Además nuestro Titán también podrá cambiar de tipo en cualquier momento entre todos los disponibles a medida que los vayamos desbloqueando durante los diferentes niveles. Esto último aportará mucho dinamismo a la forma de jugar, pues con tan solo un botón podremos cambiar el arma y las habilidades especiales de nuestro Titán, lo que supone también un factor estratégico a la hora de usar a la máquina que mejor se adapte a la situación.

Otro de los aspectos que nos ha gustado mucho en la redacción es la inclusión de jefes finales en algunas zonas, al más puro estilo gamer de hace 15 años. Nos enfrentaremos a duras batallas con otros Titanes en duelos que intercalan con conversaciones que a su vez dan más detalles sobre la historia.

La campaña de Titanfall 2 es espectacular de principio a fin, con una variedad de escenarios y situaciones más que correcta y aunque su duración no es muy elevada, pudiéndose terminar en apenas 6 horas, es una experiencia encarecidamente recomendada. Además se aporta cierta rejugabilidad gracias a los coleccionables y los diferentes modos de dificultad, pues los cazadores de trofeos agradecerán que la mayoría de ellos consistan en completar algunas tareas del modo historia, dejando un par de anecdóticos trofeos al modo online.

Gráficamente impresiona la fluidez y la calidad de texturas e iluminación. El trabajo de optimización que hemos visto en PlayStation 4 ha sido más que correcto, ofreciendo unos gráficos a la altura de los tiempos actuales. Además el juego ofrecerá mejoras en PlayStation 4 Pro, por lo que gráficamente podemos estar más que contento con independencia de la plataforma en la que juguemos.

La iluminación y los efectos gráficos en general se muestran muy sólidos

La iluminación y los efectos gráficos en general se muestran muy sólidos

En resumen, nos hemos visto sorprendidos por este modo campaña tan atractivo que nos recuerda en partes a los mejores momentos de Call of Duty. Se aprovechan los movimientos parkour, se introducen las mecánicas de los Titanes y la historia engancha hasta el punto de tener que completarla del tirón. Nos damos cuenta del esfuerzo realizado al ver el resultado del modo campaña, pues siendo un título tan enfocado al online, nunca nos hubiéramos esperado un modo campaña tan trabajado y elaborado. No viviremos una narrativa digna de conseguir un Óscar a mejor guión, pero supera con creces a lo que acostumbramos a vivir en este tipo de juegos.

Multijugador

La primera entrega de Titanfall ya funcionó bien, contaba con un multijugador adictivo, con progresión y que introducía a los Titanes como mecánica novedosa. Respawn para el modo en línea ha hecho lo que tenía que hacer, coger las bondades de la anterior entrega y potenciarlas al máximo.

En primer lugar se han introducido nuevos Titanes y teniendo cada uno de ellos habilidades diferentes, supone la balanza en el tempo de juego. Mientras que el juego con pilotos es mucho más rápido, haciendo uso de mecánicas de parkour y movimiento constante, el uso de los Titanes requiere algo más de cabeza. En primer lugar porque aporta un toque MOBA sencillamente genial, pues cada Titán tiene sus fortalezas y debilidades frente a otros Titanes o frente a determinadas situaciones, de forma que se vuelve totalmente necesario saber que tenemos que hacer con el Titán seleccionado y en que batalla podemos participar o no.

Muy positiva la selección de modos online que ha realizado Respawn, encontrado modos realmente interesantes como el nuevo Cazarrecompensas, modo en el que conseguimos dinero con las muertes, pero que solo se acumula cuando lo llevamos a determinada zona del mapa. Además tenemos que llevarlo desmontados del Titán, por lo que los sustos a última hora están garantizados. Contaremos además con un modo de juego en el que tendremos que pagar con monedas del juego para poder entrar y que servirá para desbloquear elementos del juego. Un modo que acerca el juego a la tensión del competitivo, pues deberemos ganar para obtener recompensas que nos hagan exclusivos.

Los Titanes siguen causando el caos en el multijugador

Los Titanes siguen causando el caos en el multijugador

Durante las partidas tendremos que completar desafíos que nos darán puntos tanto para subir de nivel y desbloquear armas y titanes, como para obtener elementos de personalización. Haciendo caso a la comunidad, en esta secuela se han añadido gran cantidad de elementos de personalización en los trajes de los pilotos como elementos o colores, siendo algunos de estos especialmente llamativos.El multijugador tiene y tendrá en esta ocasión más recorrido en el tiempo, pues han sabido darle la progresión adecuada y la motivación necesaria para seguir jugando partidas, con elementos desbloqueables.

“Sencillamente brillante”

En resumen podríamos decir que el modo multijugador de Titanfall 2 es la evolución perfecta de lo que supuso la anterior entrega. Nuevos modos jugables muy divertidos, nuevos Titanes, nuevas armas y una gran variedad de mapas muy bien diseñados para vivir combates a corta y larga distancia en una misma partida hacen que sea una apuesta a tener en cuenta para los más adictos al juego en línea.

Conclusión

Titanfall 2 representa lo que sería la secuela perfecta y debería por ello figurar en los manuales de desarrollo de las compañías. En primer lugar porque han suplido la carencia de modo historia de la entrega anterior con una campaña que aunque corta, nos ofrece una de las historias más dinámicas, divertidas e interesantes de los shooters modernos. Y en segundo lugar nos encontramos con que todo lo ya existente con anterioridad ha sido mejorado, incorporando al multijugador gran cantidad de elementos que mantendrán pegados a los mandos a los más cercanos con el juego en línea. A pesar de las dudas que esta redacción tenía con Titanfall 2, hemos tenido que claudicar ante el buen trabajo del estudio, que no ha de tener miedo a verse enfrente de otros títulos como Infinite Warfare o Battlefield 1.


Positivo

  • Un modo historia completo
  • Gran cantidad de situaciones y mapas
  • Variedad de armas utilizables
  • Multijugador frenético
  • Toques estratégicos en modos online
  • El uso de los Titanes enamora
  • Gráficamente a la altura
  • Control fino y depurado incluso en consolas

Negativo

  • Campaña algo corta
  • Más modos de juego
9

Increíble

Política de puntuación

Juan Linares
Fundador y director general de esta revista. Graduado en Derecho y especialista en Marketing Digital. Aprender de los errores como modelo de vida.