¿Por qué Juego de Tronos se terminó llamando así?

Juego de Tronos

En emisión

¿Por qué Juego de Tronos se terminó llamando así?

La ficción tiene un nombre que no parece encajar con el género en el que se clasifica

¿Por qué Juego de Tronos se terminó llamando así?
 
 

El universo de George R.R. Martin esconde un atractivo especial. Todos los fans que se han acercado a Poniente desde que el escritor publicó el primer libro de “Canción de hielo y fuego” hace ya más de dos décadas, pudieron descubrir una ambientación que recordaba al más clásico medievo pero que al mismo tiempo contenía elementos de fantasía. Aunque sagas literarias tan reconocidas como “El Señor de los Anillos” de Tolkien o “Shannara” de Terry Brooks también comparten las mismas características que la historia en torno al Trono de Hierro, la posibilidad de traspasar sus historias a la realidad se hace más complejo. Las tramas palaciegas y traiciones fueron lo que distinguieron realmente al universo de Martin y lo que precisamente le hizo decidirse por el nombre de “Juego de Tronos”.

Con la séptima temporada de HBO ya en ciernes, la popularidad de la obra se encuentra en su punto álgido. Sin embargo para alguien no asiduo a los episodios de televisión podría resultar extraño el nombre elegido para la ficción. Durante las primeras temporadas el ritmo de “Juego de Tronos” era más bien pausado y sí se hacía honor a un movimiento y red de intereses entre las diferentes Casas de Poniente. No obstante la última temporada ha dado paso a un desenfreno de acción ya de cara al irremediable desenlace que se avecina, haciendo mucho más evidente la fantasía del universo. HBO eligió sin embargo el nombre de la primera novela entendiendo cuál es principalmente su clave del éxito.

En una entrevista para Metro, Martin dejó entrever la claridad que tiene respecto a cómo posicionar su obra dentro del género de fantasía, y el papel de otros clásicos de la literatura en ese esquema. “La fantasía épica nació con la llegada de ‘El Señor de los Anillos’ de Tolkien. Después de eso hubo sagas de libros muy populares – por ejemplo las escritas por Robert Jordan y Terry Brooks”, declaró el autor. “Sin embargo a ellas se las recuerda como dirigidas para adolescentes“.

El nombre de una obra es quizás la parte más importante de su posterior imagen y la capacidad que tiene para atraer lectores. La crudeza de “Canción de Hielo y Fuego” no obstante fue algo que HBO supo ver y realzar con la adaptación. “Si hubieran hecho una saga [adaptación] de ellas, entonces sería una historia para niños sobre magia y dragones, apuntó Martin sobre el resto de obras clásicas. “HBO lanzó ‘Juego de Tronos’ y tiró abajo todas esas convenciones. Dejaron un argumento complicado, sexo y violencia.

La muerte de Ned Stark durante la primera temporada no hay duda de que supuso un gran punto de inflexión. No es muy habitual que en una serie el protagonista muera durante los primeros compases de la historia. Desde entonces los ránkings y recopilaciones de muertes se han hecho algo popular entre los fans. El último episodio del pasado fin de semana fue el ejemplo exacto de lo que se puede hacer con una buena historia, universo y dragones.


Contenido relacionado