Fallout cumple 20 años: pasado, presente y futuro de la franquicia

Celebramos el 20 aniversario de una de las sagas más queridas

Fallout cumple 20 años: pasado, presente y futuro de la franquicia
 
 

Tal día como hoy, hace la nada desdeñable cantidad de 20 años, se ponía a la venta por rimera vez en Norteamérica un videojuego de rol llamado Fallout. Las mentes tras aquella peculiar obra postapocalíptica no eran otras que las de Black Isle, una pequeña división de la gran editora Interplay especializada en desarrollar diferentes títulos de rol. Fallout era precisamente el primer proyecto de este estudio que, con Feargus Urquhart a la cabeza, sorprendía a los muchos fans con los que el género contaba.

Con el paso del tiempo, los chicos y chicas de Black Isle acabarían forjándose una reputación que, aún a día de hoy, les precede, consolidándose como uno de esos estudios que han sido capaces de firmar más de una obra que muchos consideramos de culto, y dando forma a una parte de esta industria, la cual no sería lo que es a día de hoy sin dicho aporte. Pero, volviendo al tema, lo que hoy celebramos es precisamente el 20 aniversario del lanzamiento de esta obra, Fallout, que daba el pistoletazo de salida a una de las franquicias más queridas por los fans de los videojuegos y que, a pesar de su longevidad, sigue más viva que nunca. Para celebrar este cumpleaños, haremos un pequeño repaso por el pasado, el presente y el futuro de Fallout. ¿Queréis uniros a nosotros? Pues preparad vuestras servoarmaduras para enfrentaros al apocalipsis nuclear, porque comenzamos con nuestra celebración personal del 20 cumpleaños de Fallout.

Pasado

Como ya os adelantábamos en la introducción, Fallout nacía en 1997 de la mano de Interplay  y Black Isle, la división de esta compañía especializada en crear títulos de rol. En esta época cabe destacar el papel de Fallout como una de esas obras que llegaron para revitalizar el RPG Occidental, que tras el esplendor de finales de los años 80 y principios de los 90 se encontraba en unas horas algo más bajas. A pesar de estar fuertemente influido por las obras de esta época dorada del género, Fallout se lanzaba como un soplo de aire fresco en el que nos dábamos de bruces con una temática más oscura y adulta, alejada de los mundos de fantasía.

A través de esta primera incursión, Fallout lograba cosechar un gran éxito y atrapar a miles de jugadores en su universo gracias a la inclusión de un mundo más oscuro y real en el que, como supervivientes de un holocausto nuclear, debíamos luchar por nuestra vida. Junto a todo esto, Fallout incluía diversas decisiones morales, una historia no lineal, un espectacular sistema de misiones y, sobre todo, un sentido del humor muy especial. Por todo ello, y debido a su gran éxito, hay muchos que consideran a esta obra que hoy cumple 20 años como uno de los primeros juegos de rol modernos (por muy antiguo que nos parezca hoy).

Tras los buenos resultados cosechados por esta primera entrega de Fallout, Interplay y Black Isle no tardaron más que unos meses en lanzar al mercado su secuela. En 1998 se estrenaba Fallout 2, un nuevo escalón en esta franquicia con el que sus responsables recogían el testigo dejado por el juego original y, manteniendo fijas las bases, ampliaban las opciones jugables y pulían algunos aspectos. Sus principales virtudes eran todo aquello que había caracterizado al juego original, pero llevado un paso más allá al incluir más referencias a la cultura de la época, un humor aún más exagerado que incluso llega a romper el cuarto muro en algún momento y, a nivel jugable, nuevas opciones para manejar a nuestros aliados. El resultado era una obra exquisita, un videojuego que entra en muchas listas como uno de los mejores títulos de todos los tiempos y que, de una forma u otra, ha conseguido marcar el devenir del RPG Occidental, una tarea nada sencilla.

Tras esta obra maestra llegó un pequeño parón de unos años en la saga, debido a ciertos problemas de Interplay que acabaron llevando a la compañía a optar por el cierre definitivo de Black Isle en el año 2004. Sin embargo, antes de que esto ocurriera, Fallout recibía una nueva entrega que, dejando un poco de lado el rol, apostaba por una fórmula más basada en la táctica en tiempo real; su título era Fallout Tactics: Brotherhood of Steel. En esta ocasión, fue Micro Forté quien, con el apoyo de 14 Degrees East como editora, llevaba al mercado esta obra, la cual se alejaba de la saga principal para sentar sus propias bases. A pesar de que el resultado de la obra no fue malo, lo cierto es que no logró acercarse a lo que sus predecesores habían sido, dejando en stand-by el futuro de Fallout.

Después del cierre de Black Isle por parte de Interplay, esta compañía decidió darle un cambio de rumbo a la saga y apostar por un nuevo enfoque de la saga Fallout, dejando de lado completamente el rol y poniendo todo su énfasis en la acción. Fallout: Brotherhood of Steel fue la obra con la que se trató de llevar a cabo. Este spin-off veía la luz en 2004 para PlayStation 2 y Xbox y, al contrario de lo que ocurría en sus predecesores, llegaba con una jugabilidad totalmente lineal. Este gran cambio, a pesar de que era un soplo de aire fresco, no tuvo tanto éxito como sus creadores esperaban y llevó al juego a ser considerado por algunos como todo un fracaso.

Es en este punto cuando la saga Fallout experimenta sus horas más bajas, viendo cómo se cancela el Fallout 3 que Interplay quería llevar a cabo y sufriendo un cambio de manos que llevaría a la saga a tomar el rumbo que tiene hoy en día. En estos años, debido a las grandes dificultades de Interplay, Bethesda se hace con los derechos de la saga y, aunque deja la puerta abierta al desarrollo de un MMORPG por parte de la compañía original, es la empresa americana la que controla el futuro de la saga. Y es precisamente el estudio interno de Bethesda, Bethesda Game Studios, quien se encarga del desarrollo del que se considera el primer Fallout moderno.




Fallout 3 ve la luz en el año 2008 y sienta las bases para el futuro de la saga, ofreciendo un juego que mezcla el rol característico de la franquicia con unos nuevos combates basados en la acción. Por primera vez en Fallout se nos permite abandonar la vista isométrica y meternos dentro de nuestro personaje para disfrutar de una experiencia en primera o tercera persona, manteniendo un enorme mundo abierto y multitud de misiones y objetivos secundarios que el jugador puede explorar para profundizar en el mundo que Bethesda había preparado. El resultado de este cambio tan grande es mucho más satisfactorio que con Brotherhood of Steel y, a pesar de que los fans del RPG más clásico quedaban decepcionados, Fallout 3 conseguía enamorar a toda una legión de jugadores, lo cual le valía numerosos premios y unas cifras increíbles en ventas. ¿Y es que quién puede olvidar aquella espectacular intro narrada por el gran Pepe Mediavilla?

Antes de continuar cabe destacar que, con el cierre de Black Isle, el máximo responsable del estudio, Feargus Urquhart, abandona Interplay para fundar su propia desarrolladora, Obsidian Games, llevándose consigo a gran parte del equipo original. Volviendo al tema, nos encontramos que tras el rotundo éxito de Fallout 3, Bethesda hace una de las maniobras que más agradecemos muchos de los fans, devolviendo (aunque sea momentáneamente) la franquicia Fallout a sus creadores. Bethesda encarga para el año 2010 a Obsidian Games el desarrollo de un nuevo spin-off en la franquicia, cosa que dará vida a Fallout: New Vegas. Hace ya unos cuantos meses que hablamos largo y tendido de las bondades de esta obra, la cual recoge parte de las ideas del cancelado Fallout 3 de Interplay y, uniendo la nueva fórmula con más acción de Bethesda con un diseño de misiones sacado del rol clásico, consigue enamorarnos a todos.

Fallout: New Vegas, igual de fresco que hace 6 años

Sin embargo, la apuesta por este título fue enorme y los resultados no fueron tan positivos como sus creadores se esperaban. Esto acarreó fuertes problemas a Obsidian, que casi cae en bancarrota y tuvo que sacarse de la manga la obra maestra que es Pillars of Eternity para poder seguir adelante. Es importante mantener este hecho en mente porque, independientemente de la calidad de Fallout: New Vegas (que es sin duda uno de lo mejores juegos de rol de la década), los resultados económicos no acompañaron, y eso es un punto a tener en cuenta de cara al futuro de la franquicia.

Pero siguiendo adelante, llega el año 2014 y el gran anuncio por parte de Bethesda: Fallout 4 es una realidad. Probablemente todos sepáis lo que viene a continuación, el gran éxito del título y, a pesar del descontento de muchos de los fans del RPG más clásico, esta nueva entrega es todo un éxito a nivel de ventas y críticas, manteniendo el carisma, la acción y la libertad de los Fallout modernos salidos de la factoría de Bethesda.

Fallout 4




Presente

Tras el reciente lanzamiento de Fallout 4 hace tan solo un par de años, el presente de la saga es, tal vez, su parte menos atractiva, ya que podríamos perfectamente encontrarnos en un período de transición entre una obra y la siguiente, un hipotético Fallout 5. Sin embargo, merece la pena destacar algunas cosas y proyectos relacionados con Fallout que nos encontramos en desarrollo.

En primer lugar, llama la atención la reciente llegada al mercado de la edición GOTY de Fallout 4, ofreciendo sus DLCs en un pack conjunto con el juego. Y es que, a pesar de que debido a la cantidad de obras que salen al mercado la mayoría se olvidan en cuestión de meses, Fallout 4 es una obra que sigue muy viva. ¿Por qué? Pues la respuesta es sencilla: por la comunidad modder. Los creadores de contenido han estado casi siempre ahí en los grandes juegos y, aunque Fallout 3 y New Vegas ya contaban con mods, es en esta cuarta entrega numerada en donde Bethesda ofrece mayores facilidades a los creadores, permitiéndoles llevar algunas de sus obras incluso hasta a las versiones de consola; todo ello sin coste alguno para el usuario.

Por otro lado, el auge de la realidad virtual ha llevado a Bethesda a apostar por ello. Y dentro de estas apuestas no podía faltar Fallout como uno de los buques insignia de la compañía. Recientemente hemos podido probar Fallout 4 VR, la adaptación del título más reciente de la saga a dispositivos de realidad virtual, quedando completamente asombrados por el resultado. Una nueva experiencia inmersiva totalmente espectacular es lo que se nos ofrece y que, según se espera, llegará al mercado en cuestión de meses, suponiendo un nuevo paso adelante para Fallout, que se moderniza con el paso de los tiempos.

Futuro

Como fan acérrimo de la saga Fallout, el futuro es algo que miro con ilusión y escepticismo por igual. La saga cuenta con una salud que poca gente se atreve a poner en duda, tal y como demuestran los resultados de Fallout 4 (el mayor éxito de Bethesda durante los últimos años) y los proyectos relacionados que se están llevando a cabo.

La llegada al mercado de Fallout 5 es una apuesta bastante segura, sin embargo la cuestión está en cuándo lo hará y, sobre todo, si habrá un spin-off o entrega secundaria antes. Desde luego, no parece que vayamos a ver un nuevo Fallout desarrollado por estudios internos de Bethesda pronto, y es que aunque la compañía ha confirmado estar trabajando en varios proyectos, lo lógico sería darle prioridad a The Elder Scrolls VI.

Con esto en mente, ¿es posible un Fallout: New Vegas 2 (o cualquier otro proyecto desarrollado por Obsidian? Personalmente, nada me gustaría más; pero siendo objetivos, esta posibilidad es algo que veo muy lejos. Es cierto que han ido surgiendo rumores durante los últimos meses acerca de este supuesto Fallout por parte de Obsidian, pero debemos recordar que New Vegas supuso un varapalo muy importante para la compañía de Feargus Urquhart por lo que, si bien es cierto que la posibilidad sigue ahí, seguramente desde Obsidian no sea algo que decidan a la ligera.




Por otro lado, queda abierto el camino de un MMORPG de la saga Fallout, tanto por parte de Bethesda como por parte de Interplay, que aún tiene los derechos para hacerlo. Cabe destacar que hace unos cuantos años desde Interplay intentaron llevar esto a cabo, comenzando el desarrollo de dicha obra. Pero desde Bethesda consideraron que este nuevo proyecto violaba las condiciones impuestas y, con el veredicto de los jueces a su favor, obligaron a la cancelación de dicho videojuego. Es por ello que la posibilidad de un MMORPG de Fallout por parte de Interplay no parece muy viable; pero siempre puede hacerla Bethesda o su compañía madre, Zenimax. Tras el éxito de The Elder Scrolls Online, juego que ya lleva unos cuantos años en el mercado, es posible que la próxima apuesta de Zenimax Online sea algo relacionado con el universo de Fallout, cosa que podría dar gran resultado.

Sea como fuere, Fallout es una de esas sagas que han marcado un antes y un después en la industria, una de esas franquicias que han logrado superar multitud de baches y trabas para mantenerse durante estos 20 años como un referente en la industria del videojuego. Fallout ha marcado el devenir del RPG Occidental y ha sabido influir en toda una generación de jugadores, y es por ello que independientemente de lo que el futuro le aguarde, somos muchos los que le tenemos y siempre le tendremos un cariño especial. ¿Por qué? Pues está claro, porque la guerra, la guerra no cambia nunca. Felices 20 años, Fallout, por otras tantas décadas viviendo aventuras postapocalípticas.


Contenido relacionado