Goku renace ante la llegada de una nueva guerrera en Dragon Ball Super

Dragon Ball Super

Finalizada

Goku renace ante la llegada de una nueva guerrera en Dragon Ball Super

El Torneo del Poder entra en su recta final con una gran sorpresa

Goku renace ante la llegada de una nueva guerrera en Dragon Ball Super
 

Cuando juegas con fuego a veces te quemas. Eso es lo que ha debido pensar Goku tras el episodio de esta semana de “Dragon Ball Super”. Y es que tras comenzar una batalla que parecía un simple juego contra Caulifla, las cosas se comenzaban a complicar forzándolo a sobrepasar sus limites muy poco tiempo después de haberse desgastado contra Jiren. Ademas para empeorar la situación, en los últimos instantes se unía Kale y su tremendo poder a un enfrentamiento que ahora estaba claramente desigualado, empujando a Goku a ir mucho más allá del Super Saiyajin 3. La batalla entre hermanos prometía un gran espectáculo, y no eta decepcionando a nadie.

El episodio 114 de “Dragon Ball Super” titulado “¡Peligro! Nace una nueva superguerrera!” anticipaba lo que estaba por venir y que ya pudimos ver en el adelanto. La combinación de las Saiyajin del Universo 6 estaba dando la vuelta a la situación y Goku apenas podía defenderse. Si ya le era complicado mantener el ritmo contra dos rivales al mismo tiempo, ahora debía hacer frente a a una Kale desbordada, pero que por fin dominaba su peligrosa transformación.

Aunque en un primer momento parece que se va a descontrolar como la ultima vez, Caulifla consigue hablarla para intentar traspasar la barrera de ira que la rodea. Finalmente termina entrando en razón, y ahora sí las dos se dirigien hacia Goku de manera coordinada. En el último episodio el protagonista ya tuvo problemas para mantener el ritmo contra ellas, y la balanza ahora estaba claramente en su contra. Así lo demuestran los primeros intercambios de golpes.

Cada pequeo hueco es una gran oportunidad para ganar ventaja, y por eso Goku aprovecha la división entre las dos para derribar a Caulifla de forma independiente haciendo uso del famoso Taiyo Ken característico de Tenshinhan. Es evidente que contra ella todavía puede ejercer control, pero el problema es su compañera Kale, que siempre atenta, acude al rescate para volver a acorralar a Goku contra la pared. Tal es la fuerza de la Super Saiyajin Berserker, que incluso interrumpe otros combates como el de Vegeta y Toppo, o el de Freezer y Katospera, a quien termina por derribar de manera indirecta.

En ese momento el Emperador del Mal se percata de lo que está ocurriendo, y comienza a trazar un plan perverso en su mente. Después de haber eliminado a Cabba, su odio hacia los Saiyajin es cada vez mayor, y eso le produce un gran placer. Pero Caulifla que se da cuenta de su presencia y de quién es, quiere venganza por su compañero y se dispone a hacerle frente. Es entonces cuando Goku se pone de por medio para parar un enfrentamiento que solo puede acabar mal, y que arruinaría el espectáculo que está viviendo.

Goku termina por convencer a Freezer para que le deje acabar lo que empezó, y aunque este intenta traicionarlo en cuanto le da la espalda, termina por entrar en razón y permanece como un simple espectador. No obstante no hay duda de que sus juegos sucios volverán a salir en un momento u otro, y antes de que “Dragon Ball Super” llegue a su fin, habrá una razón más para despreciarlo. Mientras todo eso ocurre Katopesla sigue intentando llamar la atención con su transformación en Modo Torbellino, pero ni su velocidad multiplicada por 300 consigue atraer a Freezer, que lo ignora por completo dejándolo en ridículo.

El combate continúa ahora sin distracciones, y las cosas comienzan a ponerse realmente peligrosas para Goku. Las dos guerreras están demostrando no solo ser fuertes, sino también inteligentes. De esa manera ejecutan movimientos estratégicos y le tienden trampas combinadas, tales como una pantalla de humo generada por las explosiones de sus ondas de energía. Goku tarda en darse cuenta de que están un paso por delante suya, y lo paga siendo derrotado una y otra vez.

Beerus y el resto del Universo 7 están viendo con preocupación las imprudencias de Goku, y el Dios de la Destrucción no tiene ninguna duda de que debería haber formado equipo con Freezer para igualar el enfrentamiento. No obstante Goku por fin decide dar un paso más, y ponerse realmente serio recuperando su Ki Divino desde el combate contra Jiren. Así se  transforma de nuevo en Super Saiyajin God, y ahora sí vuelve a estar por encima de Kale y Caulifla, que a pesar de todo no se amedrentan por el tremendo poder que están presenciando.

Las dos Saiyajin siguen atacando de la misma manera, pero ahora el combate ha dado un vuelco completo. La pequeñas diferencias que pudiera haber entre Goku y Kale en Super Saiyjain Berserker, se esfuman ante el increíble salto de poder que se produce con el Ki de los dioses. Si bien es cierto que esta transformación se caracteriza por la velocidad más que por la fuerza, es más que suficiente para hacer frente a dos guerreras en sus primeras fases de poder. Por eso los siguientes intercambios de golpes caen siempre de su lado, y aunque Kale consigue aguantar con problemas, Caulifla ahora no tiene absolutamente nada que hacer.

Tras haber derrotado a la Saiyajin, Goku da por finalizado el combate creyendo que ellas ya no pueden seguir escalando en poder, pero se equivoca. Y es que los guerreros del Universo 6 escondían un secreto que nadie conocía y que podría cambiarlo todo. Así se lo dice Caulifla a Kale antes de que el Kamekameha de Goku las alcance poniendo fin a su participación en el Torneo del Poder. Champa que entiende todo lo que está pasando no puede esconder su júbilo desde las gradas al saber que tiene una posibilidad de derrotar a Goku.

Mediante un flashback se cuenta cómo el dios de la Destrucción de este Universo se reunió con sus guerreros antes de que comenzara la competición para darles algo que podrían usar solo en caso de máxima necesidad. Es entonces cuando Champa, les entrega a las Saiyajin uno pendientes Pothala para que puedan fusionarse si se presenta la oportunidad. De manera inexplicable, este Dios conoce la existencia de ese objeto y su efecto sobre los cuerpos para ejecutar la técnica, así ellas se los ponen para dar lugar a una nueva y poderosa guerrera: Kefla (Kefura).

El uso de los pendientes no parecen generar ningún tipo de sanción por parte de Daihinkan, y ahora Goku se enfrenta a una rival increíblemente más poderosa que él en Super Saiyajin God. Aunque no será hasta la semana que viene cuando Kefla muestre todo su potencial en “Dragon Ball Super”, no hay duda que ahora es la guerrera más poderosa sobre el campo de batalla dejando de lado a Jiren. Este último continúa meditando, pero percibe todas las alteraciones en el entorno, y si Goku termina siendo derrotado, él podría ser el siguiente en pasar por delante de las luchadoras más fuertes de toda la historia de la serie de Toriyama. ¿Podrán contra el Super Saiyjian Blue?


Contenido relacionado