El actor de Jar Jar Binks quería una muerte más digna en Star Wars

El gungan desapareció de la saga sin apenas anunciarse

El actor de Jar Jar Binks quería una muerte más digna en Star Wars
 
 

La saga Star Wars ha logrado consolidarse como una de las más influyentes y prósperas de la historia gracias a la estabilidad que ha mantenido Lucasfilm a su alrededor. Pocas polémicas han invadido la galaxia durante los últimos 40 años, y las pocas registradas terminaron sobrepasándose. No obstante, sigue existiendo una mancha en el historial de George Lucas, llamado Jar Jar Binks que a día de hoy todavía no ha sido perdonado por los fans. De hecho ni el propio actor encargado de darle vida está del lado del director en las decisiones que se tomaron en las precuelas con su personaje.

El actor de Jar Jar Binks en Star Wars reclama su lugar en la historia

Una personalidad plana, comentarios estúpidos y sin ningún tipo de gracia, y un CGI deficiente fueron los principales motivos del odio gestado hacia el gungan. Jar Jar Binks debía ser el alivio cómico en la nueva trilogía de la misma manera que lo había sido R2-D2 en el pasado, pero el experimento salió tremendamente mal. Tanto los fans como la crítica se posicionaron para llevar a cabo una campaña en contra de este malogrado personaje que tan poco encajaba con al filosofía y el estilo Star Wars. Tal fue la presión que Lucas terminó por eliminarlo gradualmente con las secuelas, aunque no de la forma que más le hubiera gustado al principal damnificado.

Ahmed Best, el encargado de darle vida al modelo CGI de Jar Jar Binks, acudió hace unos días al podcast de Jamie Stangroom, para mandarle un claro mensaje a Lucas. Y es que el actor no está nada satisfecho con el destino que se le dio al gungan eliminándolo por la puerta trasera. “Siempre me quejé a George cuando me dí cuenta de Jar Jar estaba cada vez más de ser un Sith“, declaró. “¡Siempre me quejé de que George no me diera una muerte buena!“.

La presencia del personaje fue desapareciendo a medida que pasó el tiempo, pero nunca llegó a oficializarse el error del director. Solo quería haber sido troceado en cachitos de alguna manera… pero George no lo hizo, relataba Best. “Siempre dije que el destino de Jar Jar era demasiado abierto, y me hubiera gustado cerrarlo de alguna manera. Creo que todo el mundo quiere algún tipo de final para Jar Jar, incluido yo“.

Jar Jar Binks desaparecería de la gran pantalla, pero su fama paradójicamente le terminó convirtiendo en el centro de todos los memes, y una gran cantidad de teorías a cada cual más extraña. No sería hasta años más tarde, cuando se publicó la novela “Afertmath: Empire’s End”, donde el gungan encontraría algo de redención al ser devuelto a Naboo y reconvertido en un artista callejero y maestro de un niño refugiado. Sin embargo ni los fans ni el propio Best  han olvidado su interpretación en “La amenaza fantasma”. “He intentado dejarlo ir durante mucho tiempo, pero hay algo en el universo Star Wars que no deja de rondarme” ¿Será el lado oscuro?

 





Contenido relacionado