Crítica del episodio 62 de My Hero Academia: Nueva luz para nueva oscuridad

My Hero Academia

Crítica del episodio 62 de My Hero Academia: Nueva luz para nueva oscuridad

Bones introduce los nuevos engranajes que comenzarán a girar el año que viene

Crítica del episodio 62 de My Hero Academia: Nueva luz para nueva oscuridad
 

Aunque esta temporada la calidad de animación no había bajado del notable, muchos fans echaban en falta la maestría y los picos de calidad vistos en los anteriores años. Bones tenía preparado un verdadero arsenal de talento para el momento más importante de la nueva temporada. El enfrentamiento entre Bakugo y Midoriya reunió a algunos de los animadores más reputados de la industria, y regaló 20 minutos de puro espectáculo. Algo que sirvió para marcar un punto de inflexión en la relación de ambos personajes, y que ataba cabos para presentar todo lo que está por llegar a “My Hero Academia” durante la futura cuarta temporada.

El episodio de esta semana rompía el ritmo visto durante las últimas semanas, y optaba por revertir el orden habitual de presentación de temas. El estudio sorprendía con una introducción inductiva en la que Twice, el villano miembro del Escuadrón de Acción de Vanguardia presentado durante el Campamento Escolar, aparecía representado rompiendo la barrera con la que hasta ahora se había dibujado a los villanos. No hablamos de un ente maligno, sino de una persona con nombre –Jin– y un pasado que le condujo hasta la situación de verse abocado al lado opuesto de la balanza. Esta es la primera vez en la que la serie presenta abiertamente los traumas de un villano sin caer en clichés, y el efecto es bastante interesante.

Un villano abierto en canal

¿Cómo definir el “yo” cuando hay más de uno? Los quirks de “My Hero Academia” en su gran mayoría no se puede decir que brillen por su ingenio, pero en el caso Twice la norma se rompe. Con un desdoblamiento de la personalidad debido a la capacidad de clonarse a sí mismo hasta el infinito, Jin terminó perdiendo la noción de sí mismo, obsesionándose por definirse en relación con el mundo. Sus clones terminaron asesinándose tras adquirir autonomía, y quien quedó vivo perdió para siempre la oportunidad de conocer si realmente era el verdadero “yo”. Su pasado trágico sin embargo no le ha hecho perder ni un ápice de inteligencia, y en seguida entendemos que posee una gran capacidad de observación al hacer un análisis pormenorizado de cómo está la sociedad tras la marcha de All Might.

Es momento de mover ficha, tanto para la Sociedad de héroes, como para la Liga y el resto de villanos que pueblan el mundo. Tal y como explicaba All For One en el pasado episodio, ahora ambos bandos intentarán pelear por el vacío de poder que ha dejado el Símbolo de la paz. El villano hablaba de los jugadores que se habían presentado hasta el momento en la serie, pero para romper la dinámica que venía ya rozando la repetición, Horikoshi tiene preparado un as en la manga. “My Hero Academia” había crecido de forma gradual partiendo de una base preestrablecida de bandos y personajes, sin embargo, el arco que está por llegar acabará con eso incorporando a un nuevo jugador: La Yakuza.

Dabi vuelve a aparecer en escena con un papel mucho más prometedor

Giran aparece en escena para ponerse en contacto con Twice, y al mismo tiempo crear una conexión con Dabi, a quien está buscando para trazar una alianza. El objetivo final no es más que encontrar a Shigaraki, quien lleva desaparecido desde la derrota de su maestro, para crear un bando tan poderoso y grande como la Sociedad de Héroes, y así poder combatir en igual de condiciones. Un movimiento similar a lo ya predicho por All For One, y el principal leit motiv que ocupará el anime el próximo año. Tanto este episodio como el de la semana que viene serán puentes a lo que está por llegar, y su única misión es la de introducir información para poder iniciar los nuevos episodios desde una posición menos embarrada.

Si introduces nuevos enemigos, debes también incluir nuevos aliados. Alguien llamado Kai Chisaki -más conocido como Overhaul– servirá de principal antagonista para lo que está por llegar, al tiempo que un particular héroe rubio servirá como contraparte heroica. Una vez hecha la mitad del trabajo Bones nos lleva hacia el lado de la luz para continuar la narración allí donde lo dejó el último episodio. Midoriya y Bakugo continúan cumpliendo su castigo, al tiempo que la U.A. traza una ruta de navegación para todo lo que tendrán que enfrentar sus alumnos. Y es que aunque el Examen de Licencia de Héroe ha sido un paso crucial para convertirse en profesionales, ahora entran en juego las verdaderas prácticas.

Su primera aparición es lo suficientemente potente como para generar interés

All For One no es el único que ha analizado lo que está a punto de suceder. La academia tiene claro que debe fortalecer a sus propios héroes para mantener el equilibrio social. Nezu ha convencido a All Might para que busque a su nuevo sucesor como Símbolo de la Paz entre todos los alumnos, al tiempo que estos maduran trabajando ya sobre el terreno real de juego. Aquí la serie recurre al sistema de respeto japonés senpai-kohai, introduciendo a tres personajes que serán absolutamente cruciales para el futuro. Si alguien puede enseñar a los más jóvenes esos son los alumnos más mayores, los más brillantes; Mirio, Nejire, y Tamaki, los llamados Tres Grandes.

La llegada del famoso héroe rubio era uno de los momentos más esperados no solo de esta semana, sino de toda la temporada. Mirio ya se ha ganado el favor de los fans en el manga gracias a su carácter afable y su particular quirk. ¿Estaría a la altura en el anime? Las pocas escenas que Bones ha animado de este héroe son todo lo fiel que podrían ser a la obra original, en lo que parece un intento del estudio por contentar al mayor número posible de fans. “My Hero Academia” se aproxima al que para muchos es el mejor arco de todos, y las expectativas ya de por sí elevadas seguirán creciendo. La primera toma de contacto ha sido positiva, pero la duda no terminará de ser resuelta hasta el próximo año.

El anime se despedirá la semana que viene con un episodio que dará comienzo al siguiente periodo escolar, y que dejará plantadas las semillas para las tramas que crecerán en la cuarta temporada. Esta temporada ha tenido sus más y sus menos, pero en término generales ha seguido expandiendo un fenómeno que ya de por sí era increíblemente grande. El propósito de Kouhei sigue tomando forma, y Bones parece el mejor aliado que podría haber encontrado.


Contenido relacionado