Javier Bardem está a un paso de unirse al remake de Dune

El rodaje dará comienzo en pocas semanas

 

Lo que en un principio nació como un interesante proyecto amparado por un material reconocido, y un director muy querido en determinados sectores, se ha terminado convirtiendo en un auténtico monstruo. Denis Villeneuve no solo tiene entre manos una historia como “Dune”, sino que además cuenta con un reparto más estelar si cabe que el de Wes Anderson en “The French Dispatch”. Pero Legendary quiere más.

Tras mencionarse a Oscar Isaac y Zendaya como posibles nuevas incorporaciones al elenco, este pasado viernes el estudio incluía una nueva estrella a la bomba. De acuerdo a The Hollywood Reporter, el español Javier Bardem está en negociaciones para unirse al reparto de “Dune” en el papel de Stilgar, el líder espiritual de la tribu Fremen que más tarde terminaría enfrentándose a Paul Atreides cuando este escape de su hogar para unirse su grupo.

Dune

De confirmarse, Bardem volvería de nuevo a Hollywood por la puerta grande tras varios años alejado de las cámaras de las grandes superproducciones. Al actor previamente ya le hemos podido ver en cintas como No es país para viejos, la polémica “Mother!”, o la última entrega de “Piratas del caribe”. En esta ocasión Bardem tomaría el legado que dejaron Ewan McGill en la versión de Lynch, de Uwe Ochsenknecht en la miniserie de “Dune”, y de Stephen Berkoff en “Hijos de Dune”.

Junto a él viajarán al desértico Arrakis Timothée Chalamet como el propio Paul, Rebecca Ferguson como Lady Jessica, Dave Bautista como Beast, Stellan Skarsgard como Baron Harkonnen, y Charlotte Rampling como la Reverenda Madre Mohiam. Zendaya se rumorea además que dará vida a Chani, mientras que Oscar Isaac ultima detalles para tomar el papel de padre de Paul.

Con este fichaje Legendary se acerca un poco más al cierre del reparto, y se encamina ya hacia Budapest para comenzar a recrear un universo que hace ya más de tres décadas intentó lograr el éxito en la gran pantalla sin demasiada suerte. Esta podría ser la redención tanto para Villeneuve, que viene de morder el polvo en el futuro de K. Dick, como para la propia saga fantástica, que nunca ha tenido una adaptación como se merece.


Contenido relacionado