Las decepciones e incongruencias del final de Juego de Tronos

A pesar de los aciertos, la serie acumula también muchos fallos

Las decepciones e incongruencias del final de Juego de Tronos
 

Juego de Tronos ha llegado a su fin y como es muy habitual en estos casos hay un gran sector de fans que no están nada de acuerdo con los acontecimientos. Nosotros vamos a recoger en un ligero artículos aquellos errores que hemos apreciado en el episodio 8×06 pero sin entrar en debates sobre si el guion y las elecciones respecto a personajes son acertadas o no lo son.

Índice finales de personajes de Juego de Tronos

Este es el listado de elementos que no le dan coherencia a la serie durante el final de Juego de Tronos:

Profecías que no se cumplen

¿Qué necesidad había de rescatar una profecía de la tercera temporada de la serie si luego no iba a tener ningún peso? “Ojos marrones, ojos azules, ojos verdes, ojos que se cerrarán”. Los ojos marrones pertenecían a Walder Frey, los ojos azules al Rey de la Noche y se esperaba que los ojos verdes pertenecieran a Cersei en primer lugar y a Daenerys en segundo lugar tras la muerte de la primera de ambas en el episodio cinco de la octava temporada.

La profecía no se ha cumplido. Arya no le ha quitado la vida a Cersei ni tampoco a Daenerys, pues esta es asesinada por Jon Snow. Entonces, ¿para qué le dan tanta importancia a esta profecía? No tiene demasiado sentido que saquen a colación un profecía que finalmente no van a cumplir. Primero porque ya adelantaba que Arya podía eliminar al Rey de la Noche, lo que evitó una sorpresa mayor en el momento, y segundo porque ahora supone una decepción que esta no se cumpla.

Por suerte sí que hay otra teoría que efectivamente se cumple y aporta algo de peso a las visiones que tuvo Daenerys durante la segunda temporada.

Aegon Targaryen

Uno de los principales puntos de interés de la octava temporada era saber como se iba a encajar que Jon Nieve es en verdad Aegon Targaryen y legítimo heredero al Trono de Hierro por delante de Daenerys. En este sentido llama poderosamente la atención como en muchos capítulos este hecho ha tenido una importancia increíble, costándole la vida a personajes como Varys, mientras que nadie ha sacado esta circunstancia a la luz en el momento clave. Este secreto era conocido por Tyrion, Sansa y Arya, siendo llamativo que el pequeño Lannister conocía de buena mano que Jon Nieve sería un buen rey por sus actitudes mostradas. Varys quería que Jon fuese rey y ello le costó al vida, luego Tyrion reconoce durante su encierro que Varys tenía razón, más tarde Tyrion no hace nada para que Nieve sea rey.

¿Los Inmaculados no hubieran soltado más fácilmente a Jon si supieran su verdadero nombre? ¿Qué hace que todos permanezcan callados ante semejante realidad?

El caballo blanco de Arya

El episodio 8×05 de Juego de Tronos terminó de una forma muy épica. Arya encuentra un misterioso caballo blanco en Desembarco del Rey y lo usa para huir de las llamas y la destrucción que Drogon y Daenerys han causado en la ciudad.

A la escena se le dotó de mucha importancia e incluso el caballo fue protagonista durante largos segundos. Las teorías en la red sobre el origen del caballo se dispararon. Ahora bien, llega el sexto y último episodio de la temporada y no hay rastro del caballo. ¡Lo mismo que en el punto anterior! ¿Para que se incide en un elemento que luego tendrá nula importancia?

Arya bien podría haber huido en un caballo, pero que este no hubiera tenido tanto énfasis más que en el uso que se le daba a la hora de escapar. Tampoco goza de mucha coherencia que Arya use el caballo para huir de la ciudad y luego comience el siguiente episodio en el mismo epicentro de la acción, justo donde Daenerys pronuncia su discurso ante sus soldados.

¿Atravesando el Muro por la puerta?

Dos curiosidades al respecto. Por un lado es difícil entender por qué Jon Nieve decide atravesar el Muro por la pequeña puerta junto a todo el pueblo libre mientras que existe un gran agujero creado por los caminantes blancos durante los compases finales del séptimo episodio de la séptima temporada. ¿No hubiera sido más fácil pasar por ahí?

Está bien que las negociaciones entre Bran y Tyrion con los Inmaculados acaben salvando a Jon a cambio de sentenciarle a pasar el resto de su vida en la Guardia de la Noche. Pero, ¿qué sentido tiene ahora esa institución? Primero que nada debido a que hay un agujero terrible en el Muro, lo que hace inútil que haya que defenderlo. Segundo y más importante, se supone que se alcanza la paz con el pueblo libre. No quedan más peligros en el norte. Se ha aceptado que los salvajes son personas igual que los norteños y no será Jon Nieve quien haga retroceden ese pensamiento. Quizás eso es lo que provoca que Jon se vaya con el pueblo libre hasta más allá del muro.

¿Bran quiere ser rey o no quiere ser rey?

Aunque se elige a Bran como rey por justamente su supuesto deseo de no serlo, hay varias líneas de guion que invitan a pensar en lo contrario. ¿Y si Bran realmente quisiera gobernar? Nos caben ciertas dudas al respecto, pues o bien son incongruencias del guion o algo no termina de encajar. Se asegura que Bran no desea el trono, pero en cambio cuando es escogido rey este asegura ante Tyrion que acepta el cargo debido a que había venido por ello.

Posteriormente, en el momento donde Jon Nieve se despide de sus hermanos rumbo al Muro, el bastardo de Eddard Stark pide disculpas al nuevo rey por no haber podido estar cuando él le necesitaba. La respuesta de Bran es clara y concisa, “estabas dónde debías estar”. ¿Estaba dónde debía estar porque si no hubiera sido él legítimo al trono?

No sabemos si los guionistas le dieron esas frases para mantener el misticismo en torno a la figura de Bran hasta una vez terminada la serie o si por el contrario ha sido un error que han abierto sin darse ni la más mínima cuenta. Qué pensáis, ¿era todo un plan de Bran para gobernar?

Botella de agua, otro gazapo más a la temporada

La última temporada de “Juego de Tronos” será recordado por muchas cosas y no todas son estrictamente narrativas. Los gazapos han sido una constante en la última entrega de la serie, y, si echamos la vista atrás, nos encontraremos desde el fallo del doblaje en la versión española con el popular “sicansíos” hasta el ya archiconocido café de Starbucks de Daenerys del cuarto episodio.

En el último episodio de “Juego de Tronos” no podía faltar el gazapo final de la serie. Parece que la producción fue muy acelerada, y tanta presión por finalizar una de las series más importantes de la última década trae consigo descuidos. En el minuto 43:09 del último capítulo de “Juego de Tronos” se puede ver una botella de plástico detrás de los pies de Samwell Tarly bastante impropia de la época medieval en la que se ambienta la trama. Los fans no han dejado de compartir la peculiar escena en Twitter.