E3 2019: ¿Sabrá Microsoft aprovechar el espacio que le ha cedido PlayStation?

Este E3 podría ser un punto de inflexión para la compañía americana

Xbox E3 2019
 

A estas alturas seguramente es poca ya la gente que no sabe que PlayStation por primera vez en su historia no asistirá al E3, dejando clara ventaja a su principal competidora por el mercado de las consolas. En esta ocasión dejamos fuera de la ecuación a Nintendo, pues la compañía japonesa va por otro camino desde hace tiempo.

El E3 de 2019 es un evento bastante especial, quizás es el más importante desde el de 2013 en el que se presentaron PlayStation 4 y Xbox One, las dos consolas que han marcado la actual generación de consolas y cuya clara vencedora en términos de ventas ha sido la de Sony. Xbox One empezó con mal pie debido a una desastrosa presentación por parte de Don Mattrick, que fue capaz de destrozar todo el camino que había hecho Microsoft con Xbox 360 y muchos usuarios castigaron sus descabelladas ideas iniciales para Xbox One con la compra de una PlayStation 4. Tras ese primer estrepitoso fracaso tocaba dar giro de 180º a la dirección de la división de juegos de Microsoft, así que se designó a Phil Spencer como jefe de Xbox, y la verdad es que no lo ha hecho nada mal y ha conseguido varios logros como el repunte de ventas de Xbox One (aunque no hay datos de ventas oficiales se conoce que la consola ha conseguido implantarse en más hogares), ha conseguido por fin empezar a traer títulos de corte oriental a la consola americana, ha dado voz y voto a los desarrolladores independientes, ha sacado Xbox Game Pass y ha intentado unir a todos los jugadores en la plataforma Xbox. ¿Puede realmente Phil Spencer hacer algo más por Xbox?

No cabe duda de que Phil Spencer ha sido uno de los grandes puntales desde que cogió el timón de Xbox, pero ahora queda un paso muy importante por dar, y es que dicen que las primeras impresiones son las más importantes. Es casi menester que en el E3 de 2019 Microsoft presentará los nuevos modelos de Xbox (Lockhart y Anaconda) que competirán con PlayStation 5, y si en algo se parece este E3 al de 2013 es precisamente en la presentación de las consolas, pero en esta ocasión Microsoft juega sola y en casa. Y aquí es donde realmente los americanos se la juegan porque, tal como dijo también Spencer: “Representamos a los videojuegos“, comentando la ausencia de Sony.

Y justo ese paso es el más importante de todos. Si realmente vamos a conocer el futuro de Xbox durante la celebración de la feria angelina, Microsoft tiene el importante reto de saber quedar bien, ya no con sus seguidores, sino con todos los jugadores en general, presentar un producto atractivo y unas garantías de futuro que hagan de por sí más interesante la compra de un nuevo hardware suyo de la que ha sido la familia de Xbox One.

Lo que pase durante la celebración del E3 de 2019, y en especial durante la conferencia de Microsoft, podría volver a marcar un punto de inflexión que, o bien haga regresar a Xbox a los gloriosos tiempos de X360, o bien marque un punto de carácter continuista con el que nunca llegarían a superar a PlayStation 5 y las expectactivas que está generando después de conocerse que será retrocompatible con el modelo de consola actual.

¿Qué creéis vosotros que pasará? ¿Sois de los que apuestan que Microsoft pondrá toda la carne en el asador y se marcará su mejor E3, o pensáis que harán una conferencia descafeinada?