Recordando lo mejor de Super Mario Bros. (Parte 8)

Los hermanos golpean dos veces

Recordando lo mejor de Super Mario Bros. (Parte 8)
 

Mario, como hemos ido mostrando a lo largo de, con esta, 8 partes ya, ha protagonizado muchísimos juegos no solo a lo largo de muchos mundos, sino incluso a través del tiempo. Hazañas que difícilmente habrían sido posibles sin esa persona que forma esa segunda mitad del “Bros” en Mario Bros: Luigi.

Hablamos hoy de los juegos protagonizados por ambos hermanos Mario: Mario Mario y Luigi Mario. En muchos juegos podemos manejar a ambos por separado, sea por turnos, o muchas veces como compañeros de equipo o incluso rivales; pero hay una saga de juegos en la que colaboran como lo que son, un auténtico equipo formado por hermano mayor y hermano pequeño. Nos referimos a Mario & Luigi: Superstar Saga, lanzado en noviembre del año 2003 para la ya clásica Game Boy Advance.

MarioLuigiSuperstar

Una vez más Peach tiene que ver con la misión de este juego, pero con una diferencia: No raptan a la princesa, sino que se llevan su voz reemplazándola por explosivos cada vez que trata de articular alguna palabra (original, de eso no hay duda). Al ocurrir esto y enterarse Bowser, decide unir fuerzas con Mario en la misión de encontrar a los responsables y acabar con ellos para recuperar la voz de su princesa, reclutando antes de salir al que él mismo llama “Hombre de Verde” que no es otro que Luigi.

Así empieza la aventura de este juego al estilo RPG, con combates por turnos que no solo requieren estrategia, sino también tener una buena coordinación, ya que a medida que avanza el juego nos irán mostrando como podemos hacer más daño, recibir menos o incluso contraatacar si pulsamos el botón adecuado en el momento adecuado. No solo eso, sino que incluso tendremos ataques combinando a ambos hermanos en los que si pulsamos una serie de botones en momentos concretos del ataque, que bien podría calificarse como una coreografía muy bien realizada, haremos muchísimo más daño que si simplemente dejamos que el combo se realice por su cuenta. Y creedme, el juego puede parecer corto al llegar a un punto concreto, pero guarda más de una sorpresa inesperada.

Como curiosidad, el juego se desarrolla en el Reino Judía, con lo cual no podían faltar…las judías. A partir de cierto punto del juego podremos cavar (de un modo poco ortodoxo) para sacar judías de varios puntos del mapa. Al principio no nos serán de ninguna utilidad, pero cuando nos encontremos con nuestro viejo amigo el Profesor Fesor podremos utilizarlas como ingrediente para hacer un café especial que, según las clases de judías que mezclemos, nos dará distintas mejoras para nuestras estadísticas. Otro detalle curioso es que los bigotes de nuestros protagonistas también tienen su importancia en este juego, de hecho representan una de las estadísticas junto con la vida, el ataque y demás: Cuanto mayor sea el valor de nuestra estadística Bigote, más suerte tendremos a la hora de realizar ataques críticos; no solo eso, además debido al brillo y lo bien cuidado de estos, nos harán descuentos cada vez mayores en las tiendas que visitemos. ¡El poder de un buen bigote no se puede negar!

Siguiendo al éxito que tuvo la primera entrega, Nintendo lanzó una segunda dos años después, en noviembre de 2005, llamada Mario & Luigi: Partners in Time.

MarioLuigiPartnersInTime2

En esta segunda entrega, el ya conocido Profesor Fesor ha fabricado una máquina del tiempo, siendo Peach la elegida para hacer el viaje de inauguración, pero a la vuelta de la máquina esta aparece no con la princesa, sino con un extraño y hostil alienigena al que los hermanos Mario deben derrotar. Tras esto, un agujero del tiempo aparece en el castillo, a través del cual Mario y Luigi viajarán para tratar de encontrar una vez más a la princesa, aunque lo que encontrarán será una emboscada…y a versiones de ellos mismos en el pasado: Baby Mario y Baby Luigi. De hecho no solo ellos encontrarán a sus versiones más infantiles, sino que también nos encontraremos con Baby Peach, y Bowser, que no podía faltar en uno de estos juegos, se encontrará con Bowser Jr. con quien unirá fuerzas al darse cuenta de todo lo que tienen en común (todo esto sin darse cuenta de que es él mismo en el pasado).

Una vez más tendremos los objetos que vimos en la primera entrega: Champiñones para curarnos, jarabes para realizar los combos, champiñones verdes para revivir…y de nuevo tendremos las judías. Esta vez no nos servirán para hacer café, pero sí para usarlas como moneda de cambio con las que comprar medallas especiales nada menos que a un viejo conocido de la primera entrega: El llamado Esbirro Jijí. En su tienda nos contará como fue derrotado y planea su venganza contra los hermanos Mario, como trata de mantener sus emociones bajo control (fallando en ocasiones y gritando cosas como “¡SIENTO IRA!”) y como algún día volverá para conquistar el Reino Champiñon.

Curiosamente las versiones bebé de Mario y Luigi también tienen el bigote como estadística, haciendo que se sumen las de los cuatro protagonistas a la hora de calcular los descuentos en las tiendas.

La tercera entrega, Mario & Luigi: Viaje al centro de Bowser, dio un giro a la saga. Lanzada en el año 2009, en este juego manejamos una vez más a los hermanos Mario, pero con una diferencia: El protagonista en la mayor parte del juego es el propio Bowser.

MarioLuigiViajeAlCentrodeBowser

Tras ser derrotado una vez más por Mario (aunque esta vez por un malentendido) Bowser decide volver al castillo de Peach, pero un extraño individuo aparece en su camino y le ofrece lo que llama un champiñon de la suerte. Sin pensarlo dos veces, Bowser se lo come. Sin embargo, era un engaño. El individuo se quita su capa y muestra su verdadera identidad. Es Grácovitz (antes conocido como el Esbirro Jijí), quien revela que era parte de su plan para dominar el Reino Champiñón. El champiñón resulta ser un extraño objeto que controla a Bowser temporalmente y le obliga a absorber todo lo que ve. El Koopa llega al castillo de Peach e involuntariamente empieza a absorber a todos en la reunión, dando así comienzo a la aventura.

Lo característico de este juego es, como ya he mencionado más arriba, que el protagonista es mayormente Bowser. Esto no significa que los hermanos Mario no tengan un papel importante, sino que ellos viajarán por el interior de Bowser desbloqueando habilidades que ha perdido por culpa del champiñon, o incluso mejorando otras en puntos concretos del juego para que seamos capaces de avanzar. Tendremos que ir alternando entre el manejo del Koopa y los hermanos, luchando batallas tanto en el interior como en el exterior y a veces combinando las fuerzas de ambos equipos para las batallas de mayor envergadura cuando nos enfrentemos a los nuevos enemigos gigantes.

Otra diferencia de este juego es el hecho de que, para conseguir los ataques especiales, deberemos encontrar una serie de bloques que los contienen. Al reunir 10 desbloquearemos un nuevo ataque especial, tanto en el caso de Bowser (cuyos ataques se basan en los diferentes miembros de su ejército como los Goomba o los Koopa Troopa) como de Mario y Luigi. Además mientras jugamos con Bowser los champiñones no servirán de nada, pero en su lugar en nuestro inventario tendremos trozos de pollo cada vez más picantes con efectos de curación a la altura de la cantidad de vida del rey Koopa.

El cuarto y último juego de la saga, al menos por el momento, es Mario & Luigi: Dream Team Bros, lanzado en el año 2013. Curiosamente su lanzamiento fue primero en América y Europa, y poco después en Japón.

MarioLUIGI

La princesa Peach es invitada en este juego a visitar la Isla Almohada, una isla recientemente abierta para la visita de turistas. Dicha isla estaba años atras poblada por la civilización de los almohadas, siendo esta la razón por la que en la isla se estudia la ya olvidada ciencia del sueño. El problema llega cuando, a la llegada del hotel/castillo en que los visitantes se hospedan, el grupo es llevado a una sala de exposiciones donde se guardan todos los descubrimientos realizados hasta la fecha relacionados con la civilización de los almohadas. Una almohada de piedra llama la atención de Luigi, que se duerme apoyando la cabeza en ella abriendo así un extraño portal al mundo de los sueños del que surge un extraño espíritu que se lleva a la princesa Peach. Mario por supuesto entra detrás de ella para buscarla y alli se encuentra con la versión de Luigi en el mundo de los sueños: Luigi Soñador.

Esto da pie a la mecánica más extendida en la aventura: Luigi Soñador nos dará acceso a diferentes habilidades especiales que deberemos usar en el mundo de los sueños para avanzar, ya sea para alterar el lugar con grandes vientos, o mediante la aparición de múltiples copias de Luigi que, en su afán por ayudar a su hermano mayor, se unirán para llegar a plataformas normalmente inaccesibles formando grandes estructuras que nada tienen que envidiar a los Castells.

Una vez más los ataques combinados los conseguiremos reuniendo diez bloques, los cuales nos darán cada uno una pieza de un puzle que finalmente nos dará acceso a habilidades cada vez más complejas y poderosas. Además podremos conseguirlas tanto en el mundo real, como en el mundo de los sueños, puesto que tendremos batallas en los dos (aunque Luigi comparte el mismo nivel en ambos mundos, con lo que no tendremos que preocuparnos por un posible desbalanceo). Además tendremos una serie de objetivos como vencer a 10 enemigos en un mapa concreto, o no recibir daño y vencer en un combate, que si bien son opcionales, nos darán objetos de equipo a los que no podríamos acceder de otra manera. El juego tiene en cuenta incluso el día de nuestro cumpleaños (el que hayamos registrado en la consola), día en que algunos objetos del juego se volverán mucho más fuertes de lo normal como “regalo” del juego.

Por último cabe destacar varios aspectos de este juego: La estadística bigote ya no afectará a las tiendas, por lo que no recibiremos descuentos por muy alto que lo tengamos. Bowser es por primera vez el auténtico antagonista, ya que en otros juegos o estaba de nuestro lado, o le forzaban de algun modo a ser el “malo”. Y finalmente Grácovitz no aparece en este juego.

Esto no acaba aquí, ya que Nintendo ya anunció en el E3 el lanzamiento del siguiente juego de la saga, pero hasta su llegada seguiré disfrutando de estos cuatro que, al menos a mi, me han dado horas de diversión. ¿Queréis un consejo? Buscad un emulador, rebuscad en vuestros cajones o compradlos en la consola virtual. Si sois fans de estos dos fontaneros, disfrutaréis de estos juegos.

¡Feliz cumpleaños Mario, y que cumplas muchos más!

30-años-de-Super-Mario-bros


Contenido relacionado