Final de midseason de la segunda temporada de The Flash: ¿comentamos?

The Flash (Serie)

A la espera (Temporada 3)

Final de midseason de la segunda temporada de The Flash: ¿comentamos?

Le damos un repaso a la primera tanda de episodios de la nueva entrega

Final de midseason de la segunda temporada de The Flash: ¿comentamos?
 

Para bien o para mal, la primera tanda de episodios de la segunda temporada de “The Flash” ha llegado a su fin. No volveremos a ver al Velocista Escarlata en lo que queda de 2015, ya que habrá que esperar hasta el 19 de enero para que esta segunda temporada retome las historias que han empezado a tejer en sus primeros nueve episodios.

Pero antes de empezar a mirar hacia delante y empezar a preguntarnos qué nos puede deparar lo que resta de la actual temporada de “The Flash”, toca mirar y analizar en retrospectiva qué tal ha sido esta primera parte de la segunda temporada. ¿Os parece?

Bajando la velocidad

La primera temporada de “The Flash” nos gustó, y nos gustó mucho. Si bien no era la serie del siglo, sí que consiguió, para sorpresa de muchos (yo incluido), convertirse en un producto francamente entretenido y un disfrute para todo aquel fan de los cómics, especialmente los del personaje titular. Como ya argumenté detalladamente en su análisis, la serie cogía elementos muy sencillos y los mezclaba de manera realmente eficiente. Superpoderes por aquí, supervillanos por allá, un poco de viajes temporales por aquí y una pizca de misterio… Y todo eso nos dio como resultado una primera temporada que consiguió captar nuestra atención a lo largo de más de una veintena de episodios.

Lo cierto es que, tras lo visto el año pasado, era difícil imaginarse qué podrían usar esta vez para darnos algo que, independientemente de que fuera mejor o peor, nos enganchara tanto como en su primera temporada. Para ello, los encargados de “The Flash” decidieron traernos las realidades alternativas y a un nuevo gran villano, el temible Zoom. Una vez más, ingredientes que, a simple vista, tenían potencial para dar algo interesante, como ya comentamos cuando arrancó la temporada.

the flash

Desgraciadamente, hay que decir que unos buenos elementos no lo son todo, sino que hay que saber mezclarlos. El año pasado, “The Flash” cogió ingredientes muy modestos pero los mezcló de muy buena manera, todo lo contrario a este año: había premisas mucho más ambiciosas pero, a día de hoy, no se ha sabido explotar de una manera tan eficiente.

Quizás que las expectativas estuvieran algo altas ha hecho que los primeros nueve episodios de esta segunda temporada no hayan terminado de satisfacer a todo el mundo, un servidor incluido. Y quizás el primer fallo esté en no haber apostado por algo verdaderamente “nuevo”. No nos referimos a Tierra 2, sino a la trama principal en sí. “The Flash” ha optado por ir a lo fácil y plantearnos una trama horizontal muy similar a la del año pasado, una vez más centrada en un malvado velocista cuyos planes giran alrededor de Flash y cuya identidad viene acompañada de un halo de misterio. El problema es que no ha funcionado de la misma manera. Zoom no es Harrison Wells, no es Eobard Thawne, no es Flash Reverso. El año pasado, desde el primer capítulo, se plantó la semilla de la duda sobre un personaje principal (Wells), que además se fue ganando nuestro cariño progresivamente, mientras dejaba alguna perlita que te hacía preguntarte quién demonios era ese tío y qué quería en realidad.

zoom

Todo eso no sucede con Zoom. Quizás el hecho de haber reforzado la duda sobre su identidad hasta el punto de hacerla totalmente hermética haya resultado ser un arma de doble filo. Este año no tiene pinta de que ni el espectador vaya a conocer pronto la identidad del villano, a diferencia del año pasado, pero esto mismo es lo que hace que el misterio nos enganche mucho menos. Además, las motivaciones del villano, salvo posibles giros de guion futuros, tampoco lo convierten en un enorme personaje, más bien al contrario: es bastante plano, es el malo que quiere matar al bueno para ser el mejor. O eso parecía, porque en el noveno episodio, Zoom ha confesado que su intención, por ahora, no es matar a Flash, sino hacerlo más poderoso para poder volverse él más poderoso cuando lo mate. Y una vez más, vemos similitudes con lo que quería realizar el Flash Reverso el año pasado, que no era otra cosa que hacer que Flash se volviera más rápido para poder regresar a casa.

the flash

Tampoco ha ayudado un final de midseason que, en contra de lo que cabría esperar, no ha dedicado su tiempo a centrarse en el villano de la temporada. Zoom ha aparecido básicamente para darle una paliza a Barry y poco más. Necesitamos más del villano. Era obligado prácticamente que el último episodio del 2015 de “The Flash” centrara u atención en la trama principal, pero en lugar de eso han optado por darnos un capítulo que está muy bien y recuerda a los mejores capítulos de su primera temporada, pero que no deja de ser un capítulo más.

Pero no todo son palos para “The Flash”. Es cierto que, por ahora, no ha conseguido emocionarnos tanto como su primera temporada, pero tampoco estamos ante un mal producto. “The Flash” sigue siendo garantía de diversión y entretenimiento, edulcorada con ese espíritu teen que caracteriza al canal The CW, pero sin que esto afecte necesariamente de manera negativa al resultado final (como si viene pasando con su compañera de Universo, “Arrow”, desde el año pasado). Prueba de ello es la divertida cita a ciegas (casi literalmente) entre Barry y Patty, mucho más natural y creíble (pese a lo “exagerado” de la situación) que muchas de las otras relaciones que hemos visto en el Universo de The CW.

kingshark

Y es que, en muchos sentidos, “The Flash” sigue manteniendo muchos aspectos similares al año pasado, y eso no es para nada malo. Muchas de las cosas que la hacían buena siguen presentes y es agradable comprobar cómo, de momento, las cosas buenas no han cambiado. Los personajes siguen siendo los mismos (pese a que hayan pasado por situaciones que les hayan podido cambiar), el tono de la serie es el mismo, se mantiene la ambición por querer mostrarnos elementos que nunca esperaríamos ver, como ese genial King Shark… En muchos aspectos, afortunadamente, “The Flash” sigue siendo “The Flash”, dejando a un lado ciertos síntomas de dejadez pasajera por parte de los guionistas o pequeñas “incongruencias”, como el hecho de que al arrancar la temporada, Barry mata a algunos de los villanos semanales, y dejando a un lado que los guionistas parecen no tener ni idea de qué hacer con la pobre Iris West, haciendo que nos preguntemos por qué el canal acaba haciendo que detestemos a los que son los grandes intereses románticos de los personajes principales en las viñetas (Iris en este caso y Laurel en el de “Arrow”).

En definitiva, un comienzo mejorable en algunos aspectos pero que se sigue manteniendo en estado de gracia en otros. Para ser justos, el año pasado a estas alturas, la trama principal había captado nuestro interés pero aún no nos había vuelto locos. Lo mejor de la temporada vino tras el parón navideño y, personalmente, quiero creer que este año va a suceder exactamente igual y que “The Flash” aún puede aumentar la velocidad e igualar, o incluso adelantar, a su primera temporada.

theflashposter2


Contenido relacionado