Los últimos minutos trajeron grandes sorpresas

Lucasfilm responde a una de las principales críticas de Rogue One

Los últimos minutos trajeron grandes sorpresas

Lucasfilm responde a una de las principales críticas de Rogue One
 

Han pasado ya casi dos semanas desde que la última película de Star Wars, Rogue One se estrenó en los cines, sin embargo, de lo que muchos hablan estos días no es precisamente del largometraje en sí, sino sobre algunos de los personajes clásicos de hace 40 años que aparecen en él. Ahora, en una entrevista para The New York Times, algunos de los principales contribuidores de Rogue One han dado respuesta a las principales decisiones controvertidas tomadas sobre la película.

AVISO DE SPOILERS

Esas decisiones tienen que ver con el uso de los efectos digitales para traer a Peter Cushing como el General Moff Tarkin, e introducir a Carrie Fisher como la joven Princesa Leia en la película. Ambos, con el mismo aspecto que lucían en 1977 cuando aparecieron por primera vez en El Episodio IV.

Para llevar a cabo los efectos de recreación, el actor Guy Henry tuvo que vestirse como Tarkin, con un dispositivo de captura sobre su cabeza. “Estábamos transformando la apariencia del actor para que pareciese otro personaje, pero solo usando la tecnología digital“, explicó Knoll para el periódico, mientras iba relatando todos los pormenores de las tecnologías implementadas.

Además, los problemas que tuvieron durante la fase de postproducción hicieron que la tarea fuese incluso más complicada de lo que creían en un principio. “La información era enviada a Industrial Light & Magic, donde hicieron su mayor esfuerzo para recrear todos los gestos de Cushing. Sin embargo, pronto se dieron cuenta de que no  sería una tarea tan sencilla, especialmente porque descubrieron que la iluminación de Una Nueva Esperanza era diferente que la que estaban usando para Rogue One.”

En cuanto a la Princesa Leia, Hart cree que también es una parte esencial de la historia. “Alcanzar ese momento de impacto, requería el hecho de poder llegar a ver su cara. Ese es el mejor uso posible de los efectos, conectar el significado y la emoción del espectador. Al igual que Tarkin, Leia fue interpretada por la actriz Ingvild Deila, y después se alteró su apariencia para adaptarse a la de una joven Carrie Fisher.

Sin embargo, no fueron pocas las dudas que tuvieron durante la recreación respecto a la gran cantidad de cuestiones éticas que podría sacar a la luz. Knoll cree que es una técnica que puede y solo debe ser con muy poca frecuencia.

Es un trabajo extremadamente complejo y caro de hacer. No me imagino a nadie implicándose en este tipo de cosas de una manera causa. […] No estamos planeando utilizar esta técnica de recreación digital de forma habitual a partir de ahora. Solo tiene sentido en esta película en particular.”

Sea como fuere, el gran sprint que adquiere la cinta en sus últimos compases consiguieron levantar a más de un fan de su butaca. Ver a Darth Vader arrasar con todos los soldados rebeldes y a Leia recoger los planos de La Estrella de la Muerte, será algo que los espectadores tarden en olvidar. Podéis leer la entrevista completa en el artículo.

 

 

 

 


Contenido relacionado