El creador de Naruto explica la importancia de Sasuke

La serie está cerca de finalizar

El creador de Naruto explica la importancia de Sasuke
 

Toda gran obra de ficción hace uso de esquemas similares. El bien y el mal, la luz y la oscuridad, todos ellos son conceptos que encontramos en muchas de las series, películas y libros en la actualidad. Los autores se valen de este clásico reduccionismo para poder hacer avanzar las historias, y “Naruto” no se escapa de ello. El famoso manga iniciado en 1999 y creado por Masashi Kishimoto se ha convertido en una de las obras más importantes dentro de la cultura nipona de las últimas tres décadas. Y es que, después de ser adaptado a la televisión, la historia de los ninjas de Konoha se ha convertido en uno de los shonnen más largos que se recuerdan. A día de hoy, la franquicia ya cuenta con 72 volúmenes, dos animes de televisión, varias películas, y ya está a la espera de una nueva continuación. Y a lo largo de todo este tiempo, la confrontación entre Naruto y Sasuke siempre ha sido el pilar sobre el que ha girado todo.

El pasado 2014 daba por finalizado el manga después de más de una década. Los lectores por fin podían conocer el desenlace de la serie que marcó sus infancias. El tan esperado reencuentro entre el último miembro del clan Uchiha y el hijo del Cuarto Hokage por fin se veían las caras en un enfrentamiento que ha pasado ya a la historia del género. El camino frustrado de venganza de Sasuke acabó con un desenlace algo inesperado, y finalmente decidía retornar al punto de origen del que partió tras su marcha de la Aldea. Durante todo ese tiempo, tanto él como Naruto sufrieron una evolución que explica en gran parte el significado que Kishimoto le quería dar a su obra.

Los fans, tras años esperando la confrontación, ya pueden suponer la importancia que tiene Sasuke en la historia. Tanto su temperamento como su carácter y motivaciones están bien respaldadas en unos hechos que no tienen nada que envidiar a la dura infancia de Naruto y la ausencia de sus padres. Ambos siempre fueron los contrapesos de una balanza que no encontró el equilibrio hasta el desenlace, y Kishimoto ha querido ahora explicar cómo veía a Sasuke y qué papel tenía para él en la aventura del ahora Séptimo Hokage:

“Sasuke siempre está en un rincón de mi mente. Naruto y Sasuke progresan en pareja, por eso cuando escribo sobre Naruto siempre tengo que pensar en Sasuke. Ellos son los lados opuestos del espectro, como el yin y el yang“.

Para los seguidores quizás esto no resulte una gran revelación, pero da significado a la historia. Desde que nació Naruto, la luz, siempre buscó alguien que le cuidara y protegiera a falta de padres. Pese a que esto lo encontró en Kakashi en un primer momento, y en Jiraya más tarde, su destino siempre acababa ligado a Sasuke. Ambos crecieron sin familia, uno por la protección de la villa, y otro por el futuro de su propio linaje, y siempre acabaron viéndose como almas gemelas. La luz siempre busca a la oscuridad, y esto queda incluso reflejado en las técnicas que aprenden cada uno. El Rasengan puede ser visto como una contraparte del Chidori, y este simbolismo puede ser observado en los comportamientos de uno y de otro.

Sea como fuere, los dos protagonistas finalmente pudieron encontrar la felicidad y reencontrarse después de tanto tiempo, y no parece que eso vaya a cambiar pronto. Por su parte, quienes tienen ahora el protagonismo del futuro e la franquicia son la siguiente generación de ninjas. Boruto ya está preparado para seguir los pasos de su padre, y tras una exitosa película, ahora se prepara para protagonizar su propia serie en solitario el próximo mes de abril. Esperemos que su camino no esté lleno de tantas piedras, y que pueda heredar el importante legado que le dejará su padre.


Contenido relacionado