Netflix defiende las cancelaciones de The Get Down y Sense8

El catálogo del servicio sigue reestructurándose

Netflix defiende las cancelaciones de The Get Down y Sense8
 

La industria del cine está cambiando a pasos agigantados y Netflix tiene gran parte de responsabilidad en eso. Desde que el pasado 2013 el servicio en streaming sorprendiera a todos con su modelo de negocio, el número de series y películas de su catálogo no ha hecho más que aumentar. La primera temporada de “House of Cards” y posteriormente “Orange Is The New Black”, dieron paso a un éxito sin precedentes, y a la consecuente expansión internacional de la compañía. Sin embargo no todo han sido alegrías para los usuarios desde entonces, y es que el oscurantismo es algo presente en torno a las producciones de Netflix.

Cada cierto tiempo el catálogo de series y películas disponibles en la plataforma varían. Las cifras de audiencia y los presupuestos determinan qué producciones se mantienen y cuáles se cancelan. Sin embargo debido a las políticas de la compañía estos números son difíciles de conocer, a diferencia de como ocurre en la industria cinematográfica tradicional. En ese contexto Netflix encuentra complicado defender algunas decisiones como la reciente cancelación de “The Get Down” tras una temporada, o “Sense8” después de su segunda temporada y el anuncio de un especial navideño. Ambas producciones de un gran calado y muy buena recepción ante la crítica han levantado la polémica. La ficción de las hermanas Wachowski ha generado especial revuelo entre su comunidad, y ha llevado a sus fans a promover una campaña por las redes sociales para pedir su regreso.

Hace un par de meses la compañía anunció sus planes de futuro y anticipó la reestructuración de su catálogo. El presupuesto destinado hacia algunas series está siendo derivado hacia producciones cinematográficas de más envergadura. Netflix es consciente del negocio en esa industria y ha conseguido colocar algunas películas incluso en el último festival de Cannes con las consiguientes críticas. Nadie parece estar cómodo con la nueva posición de la compañía y ahora esta ha salido en respuesta. Ted Sarandos habló este fin de semana en una conferencia con Jerrie Seinfield (vía Variety) sobre el trasfondo económico de las últimas decisiones:

“En relación a lo que gastas ¿la gente lo está viendo? La pregunta es habitual. Cuando digo eso me refiero a que una serie muy cara para una gran audiencia es genial. Una serie grande y cara para una audiencia pequeña es complicada de hacer funcionar en nuestro modelo durante mucho tiempo.”

“Sense8” y “The Get Down” no han sido las únicas producciones en desaparecer del catálogo y cancelar sus planes. Otras series bastante conocidas como “Arrested Development”, “Longmire”, y “Las chicas Gilmore” también han sido descartadas en los últimos años, y la situación no parece que vaya a cambiar en un futuro. El principal problema continúa siendo la opacidad que mantiene Netflix con las cifras de todos estos proyectos. Un informe de The Wrap certificó que “The Get Down” y “Sense8” eran dos de las series más caras de la compañía. El coste por episodio de la primera estaría en torno a los 12 millones de dólares mientras que la segunda rondaría los 9 millones. Sarandos justificó sus cancelaciones apelando a los datos de audiencia de los que solo disponen ellos:

“No podemos mantener esos presupuestos. Si pones todo tu dinero en algo que muy poca gente está viendo, acabarás sin tener nada que ofrecer para ver a la audiencia… Pero en relación al coste de hacerla [‘The Get Down’], no pudimos mantener la suficiente audiencia para respaldar esos presupuestos… De la misma forma, la audiencia [de ‘Sense8’] era muy pasional, pero no lo suficientemente grande como para soportar unos presupuestos de algo así, incluso en nuestra plataforma.”

Los fans de la producción de las hermanas Wachowski montaron en cólera la pasada semana tras conocer la cancelación con una segunda temporada recién estrenada. Estas decisiones por parte de Netflix han sido la primera picota de la compañía tras varios años de éxitos consecutivos. Los usuarios no pueden ni podrán respaldar unas decisiones sin conocer el éxito o fracaso de las series. No obstante el servicio en streaming se reserva el derecho a establecer sus propias políticas, y a generar este tipo de polémicas.


Contenido relacionado