Netflix cancela de forma inesperada Todo es una mierda

La historia noventera de los chicos de Boring se quedará sin finalizar

Netflix cancela de forma inesperada Todo es una mierda
 

Una personalidad propia, personajes, interesantes, y un final con pretensiones deliberadas de continuar contando cosas en el futuro. “Todo es una mierda” se presentaba en el catálogo de Netflix como uno de los estrenos más importantes del mes de febrero, y conseguía la recepción esperada. La crítica en general y los suscriptores de la plataforma aprobaron con nota el estilo noventero de Ben York Jones (“Como Locos”) y Michael Mohan (“Save the date”), y abrazaron a unos jóvenes que debutaban en una propuesta como poco original. Todo apuntaba a que en unos meses veríamos una renovación para el año que viene, pero contra todo pronóstico la plataforma se sale de la tangente.

La historia de Luke y Kate ha llegado tristemente a su fin. Según revela The Hollywood Reporter, de manera imprevista Netflix ha cancelado definitivamente “Todo es una mierda”. La serie protagonizada por Peyton Kennedy y Jahi Winston se une así a la cada vez más larga lista de propuestas descartadas por la compañía. Con esta, ya son varias series bien recibidas por el público –“The Get Down” y “Sense8” son las más sonadas- que por motivos desconocidos son eliminadas de la línea de producción.

Estamos superorgullosos de la serie que hemos hecho, y de haber encontrado con ella una audiencia muy apasionada, de entre la cual había muchos que la consideraban un importante referente personal“, aseguró al medio al producto ejecutivo Jeff Pinker. “Estamos agradecidos a Netflix por la oportunidad, pero también muy desanimados por no poder continuar contando estas historias.”

“Todo es una mierda” se estrenó el pasado 16 de febrero recogiendo una buena crítica por nuestra parte, y marcando un 69% en Rotten Tomatoes por parte de los medios, y un increíble 89% por parte de la audiencia.


Contenido relacionado