Super Campeones 2018

Super Campeones 2018

Partido decisivo por el Campeonato Nacional en Super Campeones 2018

Todo preparado para el fútbol de más alto nivel

Super Campeones 2018
 

Durante la semana pasada acudíamos a un magnífico despliegue de Oliver y Mark en “Super Campeones 2018″ mediante el cual ambos lograban situar a su equipo en el bando de la victoria, tras un enfrentamiento de lo más complejo. El Meiwa ya contaba con la clasificación para el Campeonato Nacional y ahora era el turno del New Team. Ante ellos, el Shimizu F.C., un equipo con pocas buenas intenciones pero que ha sabido ganarse con contundencia su hueco hasta este punto.

El partido por lograr clasificarse al Campeonato Nacional da comienzo y el Shimizu F.C. muestra rápidamente que tiene muy claros sus objetivos para este. Una doble marca sobre Oliver incluso cuando se encuentra sin balón, causa algo de desconcierto inicial en el resto de jugadores del New Team. Esto provoca la oportunidad de un contraataque que, no obstante, quedará en nada gracias a la recuperada presencia de Benji Price. Tras su ausencia en la semifinal, su estado físico vuelve a ser óptimo, y así lo demuestra rápidamente.

Seguidamente a una ocasión desperdiciada por parte de Oliver, observamos a una chica animando desde la grada incluso con más energía que la propia Patty, fan incondicional de Oliver en este punto. Ambos parecen conocerse, pues el mencionado Oliver no tarda demasiado en mostrar alegría por verla. Patty se muestra con genuino interés por la identidad de esta chica, así que se acerca a pedirle explicaciones. Dicho personaje se presenta como Mary, y resultar ser una excompañera de colegio de Oliver, la cual estuvo enamorada de él (sin que Oliver llegara a saberlo) durante su tiempo juntos.

En vistas de que una doble marca no es suficiente por tal de detener a Oliver, el Shimizu, y en especial su capitán, no dudan en establecer un tercer jugador que pare el avance de la estrella del New Team. Esto, consecuentemente, provoca que otros jugadores del equipo se encuentren desmarcados. Sin embargo, rápidamente se hace patente el hecho de que solo Oliver cuenta con la capacidad de disparo suficiente como para superar al guardameta del Shimizu. Con un tira y afloja posterior constante, llegamos al final de la primera mitad reflejando un marcador de 0-0.

El Shimizu, viendo que la mejor de sus opciones pasa por inhabilitar tanto a Oliver como Benji, recurre a un plan falto de ética por tal de cumplir sus objetivos. Benji ha superado su lesión, pero eso no implica que todavía no queden ciertos estragos dado lo reciente que ha sido. Aprovechando la situación, el Shimizu establece una jugada en la que el principal objetivo reside en volver a lesionar a Benji de la misma pierna que le había obligado abstenerse en los anteriores encuentros. Y por desgracia para el portero y el New Team, así lo logran.

oliver y benji

Si en el Shimizu creían que el dolor detendría a Benji, no podían estar más equivocados. El portero del New Team hace uso de toda su capacidad para soportar su condición física, y en una magnífica secuencia un tanto alocada logra atajar un balón que iba a gol y, posteriormente, lanzar un preciso pase hacia Oliver. Este, pese a la triple marca, no piensa dejar que los esfuerzos de sus compañeros se marchen en vano. Rápidamente rebasa a todos sus defensores y realiza un potente disparo que no permite al portero del Shimizu la más mínima posibilidad de responder. El 1-0 sube al marcador y las tornas giran masivamente en favor del New Team.

Los siguientes compases del enfrentamiento se convierten en un mero pasatiempos, dando como resultando final un 3-0 de lo más revelador. Además, Oliver logra anotar los otros dos goles restantes, convirtiéndole así en el único jugador del torneo que ha logrado finalizar el clasificatorio anotando un hattrick en todos y cada uno de los partidos disputados. Más importante, en los momentos finales del partido, Mary, la excompañera y amiga de Oliver, revela a un misterioso y joven acompañante. Al parecer Mary es ahora la gerente del Mambo F.C., equipo en el que encontramos a Julian Ross. Oliver conoce, en ese mismo instante, al juvenil reconocido como el más talentoso de todo el país, una sombra que deberá dejar atrás si pretende cumplir su sueño de jugar en Brasil.


Contenido relacionado