La carrera de Flash en el DCEU se prolongará hasta 2021

Flash (título provisional)

La carrera de Flash en el DCEU se prolongará hasta 2021

Warner Bros. retrasa los planes iniciales de rodaje debido a problemas con el guion y con el calendario

La carrera de Flash en el DCEU se prolongará hasta 2021
 

Ni la falta de directores, ni la ausencia de guion, ni siquiera el terremoto en los edificios aledaños, habían conseguido tumbar la convicción de Warner Bros. La esperada película de Flash había pasado por un valle del que muchos pensaban que no saldría, e incluso con el título cambiado seguía apareciendo en el calendario de trabajo del estudio. Hace unos meses Joby Harold consiguió reconstruir todo el guion de la cinta, situando el inicio del rodaje en febrero-marzo de 2019. Todo marchaba bien, y los fantasmas del pasado parecían ir desapareciendo. Sin embargo ahora unos magos se han interpuesto entre el proyecto y el público.

Aunque Warner nunca terminó de fijar una fecha de estreno oficial, ahora vuelve a retrasar la producción por problemas externos. Según revela Variety, el estudio planea estrenar la película de Flash en el lejano 2021, empujando de nuevo el inicio de las grabaciones más allá de lo que se tenía previsto en un primer lugar. Esta decisión habría venido motivada por el estado actual del guion, y los problemas de calendario que ha supuesto para Ezra Miller tener que pasar todo el verano rodando la nueva entrega de Animales Fantásticos.

¿Qué sucederá ahora? Los planes del estudio no darán comienzo hasta finales de 2019, lo que sitúa la meta del Corredor Escarlata en al menos 2021. La película de Flash fue anunciada incluso antes de toda la remodelación del DCEU con la llegada de Walter Hamada, y aunque el proyecto se ha mantenido siempre en pie, los temporales externos han terminado cambiándola por completo. Con Ben Affleck poniendo medio pie fuera del universo cinematográfico, Henry Cavill diciendo adiós a la capa, y todos los recursos puestos en Harley Quinn y su futuro, la posición de Barry Allen no ha dejado de empeorar.

Es de esperar que este largo proceso de producción se convierta en una cinta de calidad notable o sobresaliente. John Francis Daley, y Jonathan Goldstein tienen todo lo necesario para devolver al personaje al lugar que siempre le ha correspondido. Solo queda esperar a que las piezas del puzle encajen por fin.


Contenido relacionado